multitudinario

(redireccionado de multitudinaria)
También se encuentra en: Sinónimos.

multitudinario, a

1. adj. De la multitud la multitudinaria ovación emocionó al actor .
2. Que es muy numeroso fue una protesta multitudinaria.

multitudinario, -a

 
adj. Que forma multitud o relativo a ella.

multitudinario, -ria

(multituði'naɾjo, -rja)
abreviación
que está relacionado con la multitud una convocatoria multitudinaria
Traducciones

multitudinario

mass

multitudinario

ADJ [manifestación] → mass antes de s; [reunión] → large; [recepción] → tumultuous
asamblea multitudinariamass meeting
Ejemplos ?
Hoy, en cambio, la presencia multitudinaria de la demanda popular y la palabra libre, resguardada el contenido democrático de las instituciones.
Y esta noche, como despedida, esta plaza repleta en una concentración multitudinaria difícil de superar viene a reafirmar su vocación latinoamericana; viene a decir que no soñamos cuando creemos que algún día será verdad la frase escrita allí: « ¡Desde el río Bravo a la Patagonia, un solo pueblo: América Latina!
Recibí tales demostraciones de adhesión del Presidente Echeverría, del Parlamento, de las universidades y sobre todo del pueblo, expresándose en forma multitudinaria, que la emoción todavía me embarga y me abruma por su infinita generosidad.
Los acontecimientos políticos de 1904 que sacudió a todo el país, con la protesta multitudinaria de los ecuatorianos, por el alquiler de la Bandera Nacional que se realizó en la administración del Presidente Luis Cordero, en forma secreta y traicionera, para el traspaso de un buque chileno al Japón que se encontraba en guerra con China, templaron el espíritu del idealista joven liberal Ismael y trazaron surcos hondos en su conciencia, con la resolución de acoplarse al movimiento que insurgía con claros triunfos para el Ecuador, porque se trataba de re-habilitar a la Patria con una mentalidad nueva y canalizarla con un nuevo proceso social.
No era posible, sin embargo, detener la marcha de toda la columna para hacer un rodeo por la provincia de Pinar del Río, y yo les respondía a esos compañeros: “No se preocupen, que a Pinar del Río no lo tenemos olvidado, que a Pinar del Río iremos.” Hemos llegado tarde, y sabemos que desde hace muchas horas nos estaban esperando; no fue tampoco por nuestra culpa, y es que durante todo el trayecto nos encontramos también miles y miles de pinareños con los que hube de detenerme a hablarles también, en algunos casos, como fue, por ejemplo, en Artemisa, donde todo el pueblo absolutamente se reunía en una concentración multitudinaria que llamó la atención en una ciudad del tamaño de Artemisa.
(RISAS Y EXCLAMACIONES.) Cuando en días recientes se empezó a discutir en la prensa internacional la cuestión de los fusilamientos de los esbirros, le dije a un grupo numeroso de periodistas: “Si ustedes quieren saber cómo piensa el pueblo, vengan conmigo a Pinar del Río (APLAUSOS), donde será la próxima concentración multitudinaria, y en presencia de ustedes le voy a preguntar al pueblo qué es lo que quiere” (EXCLAMACIONES DE: “¡Paredón!”).
No fueron en forma multitudinaria, no declararon ninguna huelga de hambre, no crearon ningún problema social (APLAUSOS), no intentaron crear trastornos al Gobierno Revolucionario, no abusaron de la libertad que con tanto sacrificio se ha conquistado.
La diferencia con el pasado es notoria, no sólo por la concentración multitudinaria que desde aquí diviso, que triplica y quizás aumente en cantidad superior a los actos realizados otros años, sino porque veo a miles y miles de mujeres.
rgentinos y argentinas: quiero agradecer esta presencia multitudinaria del pueblo argentino, que no ha venido a defender un color político o a un sector; agradezco la presencia de miles y miles de argentinos y argentinas que vienen a defender a su país, la Nación Argentina.
Su legitimación está dada por la multitudinaria expresión popular del 24 de enero del 2008 y por la concordancia de múltiples gremios e instituciones de la comunidad en la temática y los planteamientos contenidos en el mismo.
Es por eso que nosotros, en la noche de hoy, después de este impresionante acto, después de esta increíble —por su magnitud, por su disciplina y por su devoción— muestra multitudinaria de reconocimiento...
La misión de los Feciales, que se habían enviado a demandar satisfacción, resultó infructuosa; por lo tanto, el Senado decidió someter lo antes posible al pueblo la cuestión de la declaración de guerra contra los hérnicos. La gente, en una Asamblea multitudinaria, votó a favor de la guerra.