muchedumbre

(redireccionado de muchedumbres)
También se encuentra en: Sinónimos.

muchedumbre

s. f. Conjunto de muchas personas o cosas la muchedumbre se abalanzó sobre su ídolo. gentío, multitud

muchedumbre

 
f. Abundancia, multitud de personas o cosas.

muchedumbre

(muʧe'ðumbɾe)
sustantivo femenino
aglomeración de personas o cosas La muchedumbre caminó por las calles.
Sinónimos

muchedumbre

sustantivo femenino
1 abundancia, multitud, sinnúmero, infinidad, sinfín. escasez.
Referidos a cosas. Muchedumbre se usa especialmente cuando estas están separadas unas de otras; por ejemplo: una muchedumbre de pájaros. Sinfín se aplica a las cosas inmateriales; por ejemplo: un sinfín de preguntas.
2 gentío, vulgo, masa, aglomeración, avispero, hervidero, enjambre*, hormiguero, marea, personas. individualidad.
Especialmente referidos a personas en movimiento. Todos se pueden aplicar también a una gran acumulación de cosas, excepto gentío, vulgo y personas.
Traducciones

muchedumbre

толпа

muchedumbre

folla, calca, fiumana, stuolo

muchedumbre

حَشْد

muchedumbre

dav

muchedumbre

folkemængde

muchedumbre

Menge

muchedumbre

πλήθος

muchedumbre

väkijoukko

muchedumbre

foule

muchedumbre

gomila

muchedumbre

群集

muchedumbre

군중

muchedumbre

menigte

muchedumbre

mengde

muchedumbre

tłum

muchedumbre

multidão

muchedumbre

folkmassa

muchedumbre

ฝูงชน

muchedumbre

kalabalık

muchedumbre

đám đông

muchedumbre

人群

muchedumbre

тълпата

muchedumbre

SF
1. [de personas] → crowd, throng (pey) → mob, herd
una muchedumbre de admiradoresa crowd of admirers
2. [de pájaros] → flock
Ejemplos ?
De modo especial, dado el actual incendio tan grande de codicias desmedidas, preciso es que las muchedumbres sean contenidas en su deber, porque si la justicia les permite por los debidos medios mejorar su suerte, ni la justicia ni el bien público permiten que nadie dañe a su prójimo en aquello que es suyo y que, bajo el color de una pretendida igualdad de todos, se ataque a la fortuna ajena.
VII BENEDICTUS Santo perenne, Santo inconmensurable, Santo sin trabazones ni dogmas, -nunca convenenciero ni paidofílico- Santo Santo santo Ipalnemohuani Dios. Poesía vital del Universo. Señor Dios de las muchedumbres filiales. -Creced y multiplicaos- ¡Educadnos!
Por otra parte, no es bastante, ni saludable, que de lustro en lustro invada súbitamente la conciencia pública algún tema de positivo vigor para producir en las muchedumbres no más que una convulsión fugitiva.
Juan decía a las muchedumbres que venían a él de todas partes para que las bautizara: "Raza de víboras, ¿cómo van a pensar que escaparán del castigo que se acerca?
Urbe nocturna, diurna y diuturna, soledad andante de urdidumbres, muchedumbres sin lumbres nuevas… Urbe lacrada por presentes tránsfugas, y búsquedas prismáticas que enlodan sus pilotes donde erigen su grave pesadez de insomnios… Urbe larvada, enferma de amibiasis y de humos.
a ella invocaba el demacrado asceta en la gruta sombría; a ella la virgen púdica decía los secretos recónditos del alma; a ella en la mar inquieta pidió el marino la propicia calma; a ella acudió la madre dolorida; ella inspiró los versos del poeta; ella sobre las cumbres abrió al cansado caminante asilo; ella aplacó las locas muchedumbres; ella reinó sobre el hogar tranquilo.
De este modo se embotó el sistema nervioso de las clases acomodadas, acostumbrándolas a la ineficacia y a la desconfianza, y los republicanos enrudecieron todavía más a las muchedumbres con sus simplismos.
La Liga de Educación Política se propone mover mi poco de guerra a esas políticas tejidas exclusivamente de alaridos, y por eso, aun cuando cree que sólo hay política donde intervienen las grandes masas sociales, que sólo para ellas, con ellas y por ellas existe toda política, comienza dirigiéndose primero a aquellas minorías que gozan en la actual organización de la sociedad del privilegio de ser más cultas, más reflexivas, más responsables, y a éstas pide su colaboración para inmediatamente transmitir su entusiasmo, sus pensamientos, su solicitud, su coraje, sobre esas pobres grandes muchedumbres dolientes.
Mitología es el aire de ideas que respiramos a toda hora; son los pensamientos espontáneos que van por las calles de las urbes como canes sin dueño; son las emociones anónimas que mueven las muchedumbres; son los prejuicios de las madres y las pardas consejas que cuentan las nodrizas; son los lugares comunes de la Prensa y de los oradores.
Y o sostengo que en el mejor caso se trata de inicuas explotaciones en beneficio particular de pasiones inconscientes de las pobres ciegas muchedumbres hermanas.
Ello produce que a los pueblos se les agudicen sus problemas educativos, desde la instrucción elemental de las muchedumbres; y no escapan los centros universitarios a esta nueva crisis, una de las más graves de las poblaciones en aumento.Ya la multiplicación excesiva viene a complicar la vida universitaria, aunque el crecimiento de la población estudiantil es deseable por cuanto supone que es más grande el núcleo social que tiene el privilegio de participar en ella.
Ya sé que ellos, los militares silenciosos y abnegados, han sido lo que en el argot despreciable de nuestros regidores se llama «el resorte de la ley». Por eso cayó sobre los nobles uniformes la antipatía de las salvajes muchedumbres.