motilón


También se encuentra en: Sinónimos.

motilón, a

1. adj. Que tiene muy poco pelo con la edad se quedó motilón .
2. s. m. RELIGIÓN coloquial Profeso que en los conventos de monjes no tiene opción a las órdenes sagradas. lego
3. Indio colombino o venezolano.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

motilón -lona

 
adj.-s. etnog. Díc. del individuo perteneciente a diversas tribus que habitan cerca de los Andes de Colombia y Venezuela y el lago Maracaibo. Se resistieron a la dominación española.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Sinónimos

motilón

, motilóna
adjetivo y sustantivo
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
(El Arcipreste se figuraba toda la China y la Indochina como una serie de playas cubiertas de menuda arena y erizadas de hombrecillos amarillentos o negruzcos, casi todos bizcos, cubiertos de pluma y armados de flechas, que disparaban de la noche a la mañana contra los mismos frailes.) Parecíale que había exagerado un poco haciendo Obispo de repente a un motilón que no tenía todavía las primeras órdenes, y como él no era amigo de exagerar ni de adelantar a nadie la carrera indebidamente, rectificó diciendo: -Y si no Obispo, por lo menos de santo lo hemos de tener, si le dan ocasión para meter la mano hasta el codo, en los oficios y martirios, porque para ello es el más pintado.
-Espero, dijo el diablo sofocado, que sepas que tú no me has expulsado de esa pobre mujer por conjurarme, sino tu lego que intentó amolarme con su tercia de dura culebrina, buscándome el ojete en su vagina, y pensé: ¡ Guarda, Pablo! Propio es de lego motilón ladino que no respete virgo femenino.
SOLDADO: Ven acá, motilón arrastrado; respóndeme a esto que preguntarte quiero. Si esta mochacha ha correspondido tan altamente, lo cual yo no creo, a la miseria de tus dádivas, ¿cómo corresponderá a la grandeza de las mías?
El pueblo acudió a las puertas de la Pregonería ganoso de dar fe del milagro, y tal fue el barullo, que el arzobispo se vio en el caso de otorgar permiso para que cualquier motilón pudiera penetrar en el santuario.
SOLDADO: ¿Luego, no eres de epístola? SACRISTÁN: Ni aun de completas. Motilón soy, y puedo casarme cada y cuando me viniere en voluntad; y presto lo veredes.
Los buenos habitantes de la imperial ciudad de los Incas miraban con tal respeto al franciscano, que no se encontró enlre ellos motilón que no creyese, á pie juntillas y como ver- dad evangélica, cuanta palabra salía de los inspirados labios del recoleto.
Y no lo digo porque piense, ¡Dios me libre de tal barbaridad!, que en los tiempos que fueron no hubo entre nosotros hombres eminentes en letras y ciencias, sino porque me escarabajea el imaginarme una actuación universitaria en la cual se leía durante sesenta minutos una tesis doctoral, muy aplaudida siempre, por lo mismo que el concurso de damas y personajes no conocía a Nebrija ni por el forro, y que los mismos catedráticos de Scoto y Digesto Viejo se quedaban a veces tan a obscuras como el último motilón.
En un relato donde se presenta una familia de hidalgos preparándose para mudarse a Valladolid (debido a las “bromas” del Martinico) descubren como éste (descrito como “frailecillo pequeño”), se les aparece con el “equipaje” al hombro, uniéndose así a la comitiva. Por lo que se le puede relacionar con el duende “Motilón” o “Mochilón”.
Básicamente la cuenca del río Las Ceibas se encuentra conformada por 4 microcuencas, La Plata, Motilón, San Bartolo y El Mico, que a su vez constituyen las áreas de captación hídrica de las zonas alta, media y baja ubicadas en su totalidad en el corregimiento de Río de las Ceibas.
Igualmente la ganadería es un renglón fuerte en la región y sus ríos poseen una gran variedad de peces, que han servido de alimento durante mucho tiempo a los habitantes ribereños (principalmente a los indígenas Motilón-Bari).
Una de las células más activas fue la denominada "Van Troi" liderada por Jesús Alberto Márquez Finol (alias El Motilón) quienes ejecutaron muchos policías, militares y civiles por no haber apoyado a la lucha armada, por ejemplo el fusilamiento del Doctor Alfredo Seijas, Consultor Jurídico de la DIGEPOL en septiembre de 1966, quien fue secuestrado en el interior de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y trasladado hacia la urbanización Macaracuay de Caracas, para ejecutarlo a tiros.
La nómina de 1964 la conformaron: Heriberto Solís, Alejandro Sinisterra, Mario Sanclemente, Marco Tulio Niño, Omar "el sordo" Ayala, Carlos Ariel Zas, Juan Díaz, Víctor Pignanelli, Julio Castillo, Germán González, Cleto Castillo, Elías Rincón, Julio Brucessi, Julio Castillo, Alfonso "culebro" Rojas, Rolando Serrano, Walter "cata" Roque, Guillermo Pedra, Manuel "tinta" González, Omar Verdum, Delfino Sasia, Gilberto "palomo" Ramírez, René Tineo Olaza y Alfonso Nuñez, el director técnico fue Francisco "Pancho" Villegas. En 1971 el cuadro motilón realizó una buena campaña terminando en la quinta posición.