Ejemplos ?
La incorporación de la bayoneta, primero encastrada -se introducía en el cañón e impedía disparar- y luego, a mediados del siglo XVIII, de cubo –que puede calarse sin obstruir el cañón-, permitirán prescindir de la infantería con picas en favor de más mosqueteros.
Los tres mosqueteros (juego), Sitio en donde se pueden jugar torneos y partidas amistosas bajo el sistema 'basado en turnos' (similar a jugar por correo electrónico) Sackson, Sid (1969).
Otras figuras del romanticismo francés son Alfred de Vigny (Chatterton), (Les destinées), poeta, dramaturgo, y novelista, Alexandre Dumas (padre), creador de Los tres mosqueteros y El conde de Montecristo; y el joven Théophile Gautier, igualmente dedicado a varios géneros literarios y gran defensor del romanticismo.
La espada ropera, sin llegar a ser un arma pesada o incómoda de manejar, no es desde luego el tipo de arma que se ve en las películas "de mosqueteros".
La tierra de los pucheros, hoy es tierra de senderos, deportivos de ilusión, y sus viejos alfareros, son modernos mosqueteros artesanos del balón.
En particular un grupo de diputados conocido como los «tres mosqueteros», Arturo Alessandri Palma, Alfredo Irarrázaval Zañartu y Ramón Rivas, se encargaron de interpelar, censurar y retardar leyes, sin mas objetivo que recordarle al mandatario que era solo un hombre y que estaba sujeto a la voluntad de las volubles mayorías parlamentarias.
René Lacoste, Henri Cochet, Jean Borotra y Jacques Brugnon, denominados como «Los cuatro Mosqueteros» poseen en el recinto unas estatuas conmemorativas en recuerdo del suceso.
Apodado Le Crocodile (El cocodrilo) por sus seguidores, formó parte de la más conocida generación de tenistas franceses de los años 1920, los llamados " Mosqueteros ".
1353 Heinrich II, señor de Büdingen, dota su ciudad con la gran "Carta de la libertad". Ahora que la defensa de la ciudad es responsabilidad propia de sus ciudadanos se organizan los mosqueteros.
A diferencia de otros Mosqueteros como Borotra o Cochet, Lacoste no presentaba de joven un talento natural que lo destacara por encima del resto y su vida parecía más orientada al mundo de la educación o el estudio que al tenis.
Con motivo de la consecución del título de Copa Davis para Francia en la edición de 1927 frente al poderoso plantel de Estados Unidos por parte de René Lacoste, Henri Cochet, Jean Borotra y Jacques Brugnon, —quienes recibieron por tal hazaña el sobrenombre de «los cuatro mosqueteros»—, se proyectó la construcción de un recinto que albergase desde entonces los encuentros tenísticos del torneo parisino.
Este libro en doble sentido cuenta, según Brozo, la " verdadera historia de las fábulas que les leyeron de chiquitos ", entre las cuales están: "El Sapo y el Buey" (La Rana y el Buey); "La Monieca Fea" (La Muñeca Fea); "El Ruizseñor y la Rosa" (El Ruiseñor y la Rosa); "Anselmo y Greta" (Hansel y Gretel); "El Rey Sidas" (El Rey Midas); "Menea" (Medea, de Los Argonautas); "Los Tres Boqueteros" (los Tres Mosqueteros)...