mosén

mosén

(Del cat. ant. mossenyen.)
1. s. m. RELIGIÓN Tratamiento que se da a los clérigos en algunas regiones.
2. HISTORIA Título que se daba a los nobles de segunda clase en la corona de Aragón.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

mosén

 
m. Título que se da a los clérigos en la antigua Corona de Aragón; antes se daba también a los nobles de segunda clase.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
Como detalle curioso consignaremos que en el ejército cristiano va un personaje que representa á mosén Torregrosa, el valiente organizador de la defensa de la plaza.
Solo se sabe que quema la sangre como un tópico de vidrios, que agota, que rechaza toda la dulce geometría aprendida, que rompe los estilos, que hace que Goya, maestro en los grises, en los platas y en los rosas de la mejor pintura inglesa, pinte con las rodillas y los puños con horribles negros de betún; o que desnuda a Mosén Cinto Verdaguer con el frío de los Pirineos, o lleva a Jorge Manrique a esperar a la muerte en el páramo de Ocaña, o viste con un traje verde de saltimbanqui el cuerpo delicado de Rimbaud, o pone ojos de pez muerto al conde Lautréamont en la madrugada del boulevard.
De Mosén Beltrán Claquín ante la tienda de pronto, páranse dos caballeros ocultos en los embozos. El rey don Pedro era el uno, Rodríguez Sanabria el otro, que en la fe de un enemigo piensan encontrar socorro.
«Mosén Beltrán, si sois noble doleos de mi Señor, y deba corona y vida a un caballero cual vos. »Ponedlo en cobro esta noche, así el Cielo os dé favor; salvad a un rey desdichado que una batalla perdió.
La gloria es un rayo de luna. -¿Queréis que os diga una cantiga, la última que ha compuesto Mosén Arnaldo, el trovador provenzal?
todas las cosas que contra esta nación alega el bachiller Marcos de Mazarambroz, teniente que fue, en la ciudad de Toledo, de Pedro Sarmiento, asistente de aquella ciudad, cuando, en tiempo del rey don Juan el Segundo, todos los cristianos viejos, acaudillados del dicho teniente y asistente, quemaron vivos todos los judíos de dicha ciudad y les saquearon sus bienes; por la cual mortandad el rey, por consejo de don Álvaro de Luna, el cual se dejaba gobernar de un Mosén Hamom, judío vilísimo de la Sinagoga de Alcalá, fue contra la dicha ciudad, asistente y teniente y cristianos viejos, en favor de la causa de los hebreos.
Carlos I la otorgó el titulo de ciudad en 6 de Noviembre de 1525. Los reinos, al mando del de Játiba mosén Malfent, la cercaron y cañonearon, hiriendo y matando á muchos villenenses.
Agradecidos los alcoyanos, no obstante la derrota del barranco, al señalado favor que les otorgó el celeste paladín, se encaminaron con mosén Torregrosa al templo y erigieron como patrono de la ciudad á San Jorge, antiguo protector de los ejércitos aragoneses.
La escasa guarnición, ayudada por el paisanaje, al que mandaba mosén Eamón Torregrosa, armado con una guadaña, rechazaron victoriosamente á los moros; el famoso caudillo murió de un saetazo, y el triunfo hubiera sido completo si los cristianos, alentados por la victoria, no hubieran salido en persecución del enemigo.
En la Corona de Aragón existen también anteriores: una de 7 de septiembre de 1384, girada de Génova a Barcelona, donde se protestó y otra entre Valencia y Monzón (Huesca), por la que se giraron cien florines mediante un documento (lletra) fechado en 1371 o en 1376 (ambas fechas son posibles) de Bernat de Codinachs a mosén Manuel d'Entença.
Éste Batán, estaba edificado donde anteriormente existió una tejería regentada por un morisco, el cual se la vendió al vicario perpetuo de Altura, Mosén Jaime, el 21 de septiembre de 1470.
Mosén Jaime, posteriormente donó el batán junto con otras propiedades a la cartuja de Vall de Crist. Las telas de aquí extraídas pasarían a la sastrería de la cartuja de Vall de Crist, donde eran convertidas en vestimentas y hábitos.