mortuorio


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con mortuorio: paño mortuorio

mortuorio, a

(Del lat. mortuorum , de los muertos.)
1. adj. Del muerto o de las honras fúnebres cámara mortuoria; esquela mortuoria. luctuoso
2. s. m. Conjunto de preparativos para enterrar a los muertos.

mortuorio, -ria

 
adj. Relativo al muerto o a las honras que por él se hacen.
m. Preparativos para enterrar los muertos.
Traducciones

mortuorio

mortuário

mortuorio

mortorio

mortuorio

ADJmortuary
casa mortuoriahome of the deceased
coche mortuoriohearse
esquela mortuoriadeath notice
Ejemplos ?
El segundo cuerpo muestra a la Virgen coronada y rodeada de cuatro figuras, una de las cuales corresponde al obispo. El tercer cuerpo es el propio lecho mortuorio con la figura yacente revestida de pontifical y rodeada de ángeles.
457 - 640) Decimotercer título: la sucesión legal Decimocuarto título: el testamento mortuorio Decimoquinto título: la apertura de la sucesión Decimosexto título: los efectos de la sucesión Decimoséptimo título: la división de la sucesión Cuarta Parte: el derecho de las cosas (art.
Muchos túmulos alargados empezaron como pequeños recintos rectangulares de bancos de tierra coronados por una empalizada de madera, constituyendo un recinto mortuorio.
El túmulo era a menudo mucho más grande que el recinto mortuorio original y el material utilizado era el procedente de las zanjas excavadas paralelas a los lados largos del recinto.
Dejad que el oficio de difuntos se lea, que el cántico mortuorio se cante, un himno para tan regia muerta como muriera tan joven ...
¡Grave tocado! ¡Entre un harapo inútil e irrisorio Un esqueleto seco y cercenado Presidiendo en un túmulo mortuorio! ¡Grave fiesta terrena!
Uno de los rasgos más notables de la Virgen fue su caridad. Cuando murió, el 24 de Agosto de 1617, un gentío enorme llegó hasta el hecho mortuorio.
Arrodilláronse las dos hermanas al pie del lecho mortuorio de su tío y rezaron el mismo rosario que con él habían rezado durante tantos años, con dos padrenuestros y avemarías por el eterno descanso de las almas de su madre y de la del que yacía allí muerto, a que añadieron otro padrenuestro y otra avemaría por el alma del recién bienaventurado.
Por temor de que su dulce alma, en su alegría religiosa, pudiera captar las notas, cuando flotan hacia arriba, desde la tierra maldita, hacia los amigos de arriba, desde los amigos de abajo, escapa el espíritu indignado, huyendo del infierno, hacia el cielo, dejando los lamentos y los llantos, por un trono dorado, al lado del Rey de los cielos." Nota: Otra versión: "Y deja que el rito fúnebre se lea - la canción funesta se cante - un himno fúnebre para la muerta más hermosa que muriese alguna vez tan jóven! Un cántico mortuorio para ella, dudosamente muerta, porque murió tan joven."
Yacía, tibio aun, el cadáver en el dormitorio, del que cuidaban, en una habitación vecina, dos mujeres abrumadas de sueño y de cansancio, cuando se les apareció un franciscano, con capucha calada y brazos cruzados sobre el pecho, quien las dijo:—" Hermanitas, ya queda amortajado el difunto". Y dicho esto, desapareció, dejando patidifusas á las guardianas que no habían visto entrar alma viviente en el cuarto mortuorio.
Cuando la luz del día vino a mezclarse, entrando por las rendijas, con la luz amarillenta de las hachas, despertó Perico; abrió la boca, bostezó en gallego y sacando una bolsa verde de posadero se puso a contar dinero sobre el lecho mortuorio.
El coche fúnebre se hallaba a la puerta; un coche magnífico, de cuya arquitectura no podía darse cuenta porque estaba materialmente cubierto de flores, de coronas y de cintajos; ocho caballos, lujosamente enjaezados tiraban de él; al lado de cada caballo había un palafrenero, ostentando sobre su cuerpo la enlutada librea de la casa y la blanca y aristocrática peluca, que formaba un contraste grotesco con aquellas fisonomías innobles y rústicas; detrás del carro mortuorio iban las carrozas de gala de la casa, la servidumbre entera, y luego coches y más coches, todos los coches propios de Madrid a no dudarlo.