morlaco


También se encuentra en: Sinónimos.

morlaco, a

1. adj./ s. Que se finge tonto o ignorante.
2. adj./ s. m. TAUROMAQUIA Se aplica al toro de lidia de gran tamaño el tercer toro de la tarde era un morlaco impresionante.
3. s. m. Amér. Peso duro, patacón.

morlaco, -ca

 
adj.-s. Que finge tontería o ignorancia.
etnog. Díc. del individuo de un pueblo que habita en el N de Dalmacia, en Croacia.
m. (Amér.) Patacón.
Ejemplos ?
Un silencio extremo imperó breves instantes en la reunión, silencio que fue interrumpido por el Pijota, que exclamó, incorporándose y procurando poner una sonrisa en sus labios contraídos: -Güeno, pos izo el ancla, caballeros, que entoavia tengo que dir al Morlaco, aonde tengo una cita con Joseíto, el Barrena.
Muestra a un toro que ha corneado al picador y la punta del pitón asoma tras ensartar completamente su muslo. En tanto, el resto de la cuadrilla intenta evitar el peligro, algunos coleando al toro y otro picador alanceando al morlaco.
La presencia de muchas palabras de origen latino en el dialecto croato ikaviano demuestra el enlace del morlaco con la lengua croata, ocurrido en el medioevo.
El nombre Morlaco deriva de Mauro-Valaco o Mavrovlachi, también nigri latinos en lengua latina, que significa "valacos negros", donde negros se utiliza aquí con el significado de "norteño", según la usanza de los turcos de nombrar los puntos cardinales con los colores (Negro = Norte).
La palabra "morlaco", según la tesis alternativa del linguista italiano Carlo Tagliavini, puede venir de "morava valaco", es decir, "mor(ava va)laco" o valaco s del río Morava.
El término "morlaco" (mauro-valaco, mavrovlachi, morovalachi, moravavalachi, o "nigri latini") es usado para definir genéricamente las poblaciones neolatinas presentes en las Alpes Dináricos, al norte de la actual Albania, después del final del Imperio romano de occidente hasta los siglos de las invasiones turcas No se tienen escritos en la lengua de los pastores morlacchi.
El linguista Matteo Bartoli consideraba que la lengua dálmata hablada a Zadar y en la República de Ragusa a principios del Renacimiento debía ser muy parecido a la que se hablaba en el interior dálmata (es decir, el morlaco de varios grupos valacos del Herzegovina) por medio de los continuos intercambios comerciales.
En una carta escrita en antiguo dálmata, enviada de Zadar a la República de Ragusa en el año 1397 a ser Cholane de Fanfona y publicada por Matteo Bartoli en su libro El dalmático, se puede notar una notable similitud con el morlaco: En la actualidad (censo croata de 1991) hay 22 morlacos en el área del Carnaro que hablan un dialecto de la lengua rumana en una forma característica.
El personaje principal de la obra es un picador que aparece sentado sobre su esquelético caballo de lidia, el cual se muestra sin el peto de protección y con los ojos vendados, tal y como exigía el reglamento taurino de la época, pero curiosamente, es el propio picador quien no cumple con la referida reglamentación, ya que no porta la pica o lanza que da nombre a su profesión. Ambos están situados junto al burladero, mientras esperan sosegadamente la embestida del morlaco.
Otra de las lenguas romanobalcánicas relacionadas al idioma dalmático es el idioma morlaco, una lengua neolatina del interior de la Dalmacia, que se considera extinguida desde el siglo pasado.
La lengua morlacca (morlaco) es una lengua neolatina casi desaparecida. Era hablada principalmente en el área del Quarnero, en el territorio de la región de la Morlaquía y en el interior de la Dalmacia.
La lengua morlaca o maurovalaca es una de las lenguas romances balcánicas y puede ser relacionada a la lengua istrorrumana, pero también a la lengua dálmata. Esto porque no se tienen fuentes históricas-literarias directas del morlaco y de su precisa evolución geográfica e histórica.