moribundo

(redireccionado de moribundas)
También se encuentra en: Sinónimos.

moribundo, a

(Del lat. moribundus .)
adj./ s. Que está a punto de morir llevamos al veterinario al perro moribundo.

moribundo, -da

 
adj.-s. Díc. de la persona que está muriendo o a punto de morir.

moribundo, -da

(moɾi'βunðo, -ða)
abreviación
que está cercano morir La herida lo ha dejado moribundo.
Sinónimos

moribundo

, moribunda
adjetivo y sustantivo

moribundo:

expiranteagónico, agonizante, deshauciado, mortecino,
Traducciones

moribundo

dying, moribund

moribundo

morente, moribondo

moribundo

Sterben

moribundo

mourir

moribundo

morrer

moribundo

الموت

moribundo

πεθαίνουν

moribundo

死亡

moribundo

死亡

moribundo

死ぬ

moribundo

죽어

moribundo

/a
A. ADJ
1. [persona] → dying
estaba moribundohe was dying, he was at death's door
2. [proceso, negocio] → moribund
el régimen está moribundothe regime is moribund o on the way out
B. SM/Fdying person
los moribundosthe dying

moribundo-a

a. moribund, dying, on the verge of death.
Ejemplos ?
Solos, dos agentes de policía paseaban cerca de la parada de coches de caballos y, por la calzada iluminada apenas por las farolas de gas que parecían moribundas, una hilera de vehículos cargados con legumbres se dirigía hacia el mercado de Les Halles.
Y según iba cantando eran menos negras las sombras, y corría la sangre más caliente en las venas del emperador, y revivían sus carnes moribundas.
Es triste, después de haber bebido en el purísimo manantial bajar a la fétida charca en que se abrevan los fariseos y los temibles asnos de nuestra época. ¡Tristeza de las religiones moribundas!
Ese vaho irradiado, de vago prestigio mil-y-una nochesco, ese vaho de turco, en suma que con un poco de cariño se ha podido ver que ha sido capaz alguna vez de ahogar el mismo olor del turco, prestigiado por una vocación de curiosidad, casi religiosa al milenario nocturno de Sharazada, y al narguilé más espirituoso de las música árabe, eso las acababa, las sumergía moribundas en un éter bochornoso y espeso.
Tarde o temprano, siempre la senda del dolor humano para en Getsemaní. ¡Allí, Señor, en duelo el alma inundas; y al cabo las pupilas moribundas se elevan hacia Ti!
Ya para entonces el tremendo día Del daño universal será cumplido; El sol qua del Oriente nos venía, Apagada su luz habrá caído; La luna, que flotando se mecía En el azul del cielo adormecido, Seguirá al fin sus moribundas huellas Llevando en pos las lánguidas estrellas.
Enfrente de él, e iluminada dulcemente por los resplandores del hogar, rezaba en silencio una mujer, que más parecía una niña; blanca como el alabastro; rubia también, con ojos celestes, semejantes a dos turquesas, y hermosa y triste como las siempre moribundas flores de aquellas fugaces primaveras.
De las enemigas tribus Las doncellas y matronas, Sus amantes y sus hijos De Giodar cautivos lloran; Y sobre el tapiz de Alepo Se desmayan y se agostan Como moribundas flores Que rústica mano corta.
Sin embargo, la tendencia a cultivar solamente un idioma como lengua viva y tratar todos los demás como lenguas muertas o moribundas, está creciendo a tal velocidad que si hubiese usted dormido otra generación, no habría encontrado a nadie capaz de hablar con usted, salvo los expertos filólogos." "Pero incluso con el teléfono universal y con el idioma universal," dije, "todavía queda por considerar el aspecto ceremonial y ritual de la religión.
El ramo de rosas está ya encerrado en una caja de cristal que me permitirá llevarlo en el viaje, y la caja se ha perfumado con el tenue olor de las flores moribundas.
«¡Al combate!, gritó; despliega todas tus fuerzas; porque ni quiero rendirme ni emprender la retirada; vamos, acércate si eres hombre valiente; ataca con energía; triunfa para sucumbir; el combate de hoy no será jamás visto.» Y dando rienda suelta a nuestros transportes, satisfizo por fin mi impaciencia; hasta que una muelle languidez enervó nuestros espíritus, nos precipitamos uno en brazos del otro para confundir nuestras almas moribundas.
El baile tuvo por objeto deslumbrarlas, y de tal modo las deslumbró, que cuando amaneció y las últimas notas de la orquesta vibraron en la atmósfera de los salones impregnados de emanaciones humanas y del melancólico perfume de las flores moribundas, ya había besado las tres bocas codiciadas y obtenido de ellas la promesa de las tres citas.