morboso


También se encuentra en: Sinónimos.

morboso, a

1. adj. MEDICINA Que tiene relación con la enfermedad.
2. adj./ s. Que siente o muestra atracción hacia lo desagradable y lo perverso disfruta con las películas violentas porque es muy morboso.
3. adj. Que resulta atractivo por ser desagradable y prohibido le gustó la película por sus escenas morbosas.
4. MEDICINA Que produce enfermedad este clima es morboso para mí. malsano

morboso, -sa

 
adj. Enfermo.
Que causa enfermedad o concierne a ella.

morboso, -sa

(moɾ'boso, -sa)
abreviación
1. de la enfermedad o relacionado con ella síntoma morboso
2. que le atrae lo cruel, lo prohibido o lo desagradable pasión morbosa
Sinónimos

morboso

, morbosa
Traducciones

morboso

morbide

morboso

morboso

morboso

المهووسين

morboso

病态

morboso

病態

morboso

morbid

morboso

חולני

morboso

병적인

morboso

Morbid

morboso

ADJ
1. (= malsano) [persona, mente] → morbid; [espectáculo] → gruesome
curiosidad morbosamorbid curiosity
2. (= atractivo) → sexually attractive
3. (= enfermo) → morbid, sickly; [clima, zona] → unhealthy
Ejemplos ?
Los cómics son usualmente de 3 o 4 cuadros de largo, y generalmente se caracterizan por la yuxtaposición de imágenes basadas en la realidad o fantasía con un humor absurdo o morboso.
El yo, sus necesidades expresivas, su irracionalidad, su locura no pocas veces, en suma, el interior del artista o del poeta con toda su fuerza reclaman un lenguaje sin limitaciones ni ataduras, rompen con toda convención estética anterior y buscan "la fealdad", lo morboso o lo impúdico, desbordando energía y pasión como "prueba" de ese yo liberado de toda atadura.
Escribió al respecto su hijo Juan Pando Despierto: Sus originales sobre la retirada de las familias campesinas desde Talavera de la Reina; la lucha en la sierra de Guadarrama -donde desapareciera, en acción de guerra, su hermano José Luis, suboficial de la Brigada Topográfica-, así como el seguimiento que hizo, siempre ecuánime, nunca dogmático o morboso, del asedio de Madrid, son de lo mejor del género fotoperiodístico de entonces.
Una historia de fetichismo que se presuponía iba a ser un gran éxito por los atractivos protagonistas y el morboso tema, pero obtuvo muy malas críticas y se estrelló en la taquilla.
En una emisión de CNN Headline sports dijo lo siguiente sobre el ex-lanzador profesional con sobrepeso Sid Fernandez, "Sick....and I mean SICK Sid Fernandez!" (Juego de palabras que se pierde con la traducción, dada la similitud fonética entre Sick y Sid, significando la primera enfermo o morboso, y la segunda el nombre del aludido).
Durante los años 90, Jordi Bernet ilustraba Clara de noche (1992) y Cicca Dum-Dum (1998), ambas trufadas de humor, mientras Mónica y Bea (Pequeñas viciosas) presentaron en El Víbora personajes femeninos perversos, envueltos en un surrealismo sensual morboso.
Y aun lo que no vive parece desfallecer: los metalúrgicos hablan de la «fatiga» de las aleaciones; los joyeros, de las dolencias de las piedras. Donde se dibuja un organismo, se instala, tarde o temprano, lo morboso, con su lúgubre desenlace.
Al mismo tiempo, no obstante, pone de relieve la magnitud de su fascinación al confesar que aun en sueños sentía un morboso deseo de visitar la torre maldita para asomarse nuevamente a los secretos cósmicos de la piedra luminosa.
El habitante de Nápoles se halla tan interesado en el saneamiento de las lagunas de sus ciudad como en el mejoramiento de las condiciones higiénicas de los pueblos situados en las orillas del Ganges, de donde le viene el cólera morboso.
En cambio, el que del mismo modo y conforme a los mismo principios se establezca una conclusión sobre lo que llega a nuestra consciencia y lo que es usurpado a la misma, esto es, sobre lo que pensamos, nos hace la impresión de algo morboso y lo calificamos de error mental cuando lo observamos en la vida despierta.
Sin duda fue algún instinto morboso lo que le indujo a abandonar nuevamente su casa de Milwaukee para venir a Providence, o tal vez conocía de antemano las viejas leyendas, a pesar de negarlo en su diario, en cuyo caso su muerte malogró probablemente una formidable superchería destinada a preparar un éxito literario.
Se da la impresión que la escolaridad tan proclamada en millones de millones de libros, se eclipsa y se convierte en un dispendio muy costoso, pues no logra derrumbar ni un gramo del monolítico enjambre de espectadores-compradores que de día a noche, cubren sus tedios con las apariencias de sabiduría que chismes y pasiones morboso-televisivos les otorgan.