moralidad


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con moralidad: dignidad, molaridad, integridad, etica

moralidad

1. s. f. Conjunto de normas o preceptos morales el espectáculo atenta contra la moralidad burguesa. ética, moral
2. Calidad de los actos humanos según los principios morales en el sermón, hizo una llamada a la moralidad y a las buenas costumbres. decencia, honestidad
3. LITERATURA Enseñanza moral que se deduce de un relato, de una fábula o de una experiencia. moraleja

moralidad

 
f. Conformidad con los preceptos de la moral.
Cualidad de las acciones humanas que las hace buenas.
Moraleja.
lit. Pieza de teatro religioso del s. XV. Se usa gralte. en plural.

moralidad

(moɾali'ðað)
sustantivo femenino
1. inmoralidad concordancia con los preceptos de las costumbres de un lugar la moralidad de los programas televisivos
2. conjunto de normas consideradas buenas socialmente Sus cuentos trabajan el concepto de moralidad en la ciudad.
Sinónimos
Traducciones

moralidad

mravy

moralidad

moralbegreber

moralidad

Moral

moralidad

ήθη

moralidad

moraali

moralidad

morale

moralidad

moral

moralidad

品行

moralidad

윤리

moralidad

moralen

moralidad

etikk

moralidad

morały

moralidad

нравы

moralidad

moral

moralidad

หลักความประพฤติ

moralidad

quy tắc đạo đức

moralidad

品行, 道德

moralidad

морал

moralidad

道德

moralidad

SF
1. (= moral) [de persona, acto] → morality, morals pl
una obra de moralidad dudosaa play of dubious morality o morals
su falta de moralidadhis immorality
faltar a la moralidadto behave immorally
2. (= moraleja) → moral
Ejemplos ?
3.° El Guardia Civil por su compostura, aseo, circunspección, buenos modales y reconocida honradez, ha de ser siempre un dechado de moralidad.
ARTÍCULO 35º - Todos los habitantes de la Provincia podrán fundar y mantener establecimientos de enseñanza sin previa licencia, salvo la inspección de la autoridad competente, por razones de higiene, moralidad y orden público.
2.° El mayor prestigio y fuerza moral del Cuerpo es su primer elemento; y asegurar la moralidad de sus individuos la base fundamental de la existencia de esta institución.
- A Don Casto, por su omnipotente voluntad, le atribuimos el más alto concepto de la moralidad las damas caritativas de la urbe, de las cuales soy representante.
En octubre de 1956, cuando el Canciller de la República visitó al Santo Padre, éste en su discurso insistió: «Elementos eficacísimos de progreso, pero elementos otorgados no a una persona exclusivamente, sino a toda una sociedad que debe sentir sus provechosos efectos en todas sus categorías, para que el desarrollo sea armónico y beneficioso, elementos en favor de una sociedad, que debe hacerse digna de tantas predilecciones divinas con su asiduidad al trabajo, su respeto a la pública moralidad de la familia, su empeño por procurar la buena educación, sobre todo religiosa y moral de sus hijos».
Hablo de la moralidad que consiste en el cumplimiento de su deber y de sus obligaciones por los poderes públicos y los magistrados, en el leal y completo desempeño de la función que les atribuye la carta fundamental y las leyes, en el ejercicio de los cargos y empleos, teniendo en vista el bien general y no intereses y fines de otro género .
Odiemos las puras palabras: ¿Qué ganaríamos con que yo ahora incluyera aquí un párrafo diciendo que es uno de los cuatro ángulos de nuestro programa la demanda de la moralidad en los poderes?
Un hecho quizá se justifica con otro hecho, que es el éxito, suponiendo moralidad en la máxima jesuítica de que el fin bonifica los medios.
La imputación de un vicio o falta de moralidad cuyas consecuencias pueden perjudicar considerablemente la fama, crédito, o intereses del agraviado; 2.
Me refiero ¿por qué no decirlo bien alto? a nuestra falta de moralidad pública; sí, la falta de moralidad pública que otros podrían llamar la inmoralidad pública.
¿Se atienden debidamente los grandes intereses nacionales? Y si no atienden estos intereses ni se cumple esa función, ¿hay moralidad pública?
Es esa moralidad, esa alta moralidad, hija de la educación intelectual y hermana del patriotismo, elemento primero del desarrollo social y del progreso de los pueblos; es ella la que formó en un Washington; es ella la que condujo a nuestra República al primer rango entre las naciones americanas de origen español y que se personalizó en ciertos tiempos, no en un hombre sino en el gobierno, en la administración, en el pueblo de Chile.