montevideano

(redireccionado de montevideana)

montevideano, a

1. adj. De Montevideo, capital de Uruguay.
2. s. Persona natural de esta ciudad.

montevideano, -na

 
adj.-s. De Monte video.
Traducciones

montevideano

/a ADJ, SM/FMontevidean
Ejemplos ?
Se mezclaron sus raíces, su avidez, lo que leyó y su contacto con la alta sociedad montevideana y con la parte marginada de la sociedad.
Con un sonido particular, El Club de Tobi se gana un espacio en la escena musical montevideana y comienzan a tocar en pequeños teatros y auditorio informales.
La banda integró, junto bandas de espíritu similar como Buenos Muchachos, The Supersónicos y Chicos Eléctricos la escena underground montevideana centrada en el pub Juntacadáveres, convirtiéndose en uno de los números fijos del mismo.
Muchos de los altos oficiales de la Real Armada, entre ellos el capitán de navío Juan Ángel de Michelena y los capitanes de fragata José Laguna y Jacinto de Romarate, se negaron a reconocer la Junta montevideana.
Para eso produce, edita y maneja la cámara en solitario, además de (casi) convivir durante dieciocho meses con la gente que filma, los habitantes de una población marginal montevideana.
Actuó en el medio adquiriendo prestigio como químico y como auxiliar médico. Desde 1853 hasta 1855 integra la Sociedad de Medicina Montevideana.
Al igual que en Buenos Aires, el voseo es pronominal y verbal. El pronombre tú y sus formas verbales asociadas son inexistentes (a diferencia de la variante montevideana).
Asimiló aspectos de la cultura popular de USA, incluida la bandera, el dólar, Popeye… Se entregó a visiones caóticas –ver por ejemplo las témperas de los años 1971-72- que presentan ciertas afinidades con las obras más simultaneistas de su juventud montevideana, así como las visiones neoyorquinas del propio Torres-García.
Haciendo caso omiso a estas opiniones, y obedeciendo órdenes de la Corona, Zabala emitió, en agosto de 1726, un auto en el que se ofrecían incentivos a las familias que se quisieran trasladarse a la nueva ciudad a fundarse en la bahía montevideana.
También un sector de la opinión montevideana (representado por el cabildo y los llamados “moderados” en oposición a los “empecinados” que lideraba Diego Ponce de León, sargento mayor de la plaza, y el propio Elío).
Este “fuero” era muy apreciado y valorado por la población montevideana, ya que le daba autonomía administrativa respecto a Buenos Aires, la rival, capital de la gobernación y, luego de 1776, del Virreinato del Río de la Plata.
Especialista en retratos, fue el preferido de la alta sociedad montevideana de la época. Sus retratos de señoras y niños muestran el dominio que poseía de la técnica de la pintura al pastel.