montera

montera

1. s. f. INDUMENTARIA Y MODA Prenda de abrigo para la cabeza. gorra, gorro
2. INDUMENTARIA Y MODA, TAUROMAQUIA Gorro de terciopelo negro y pasamanería de seda que usan los toreros.
3. CONSTRUCCIÓN Cubierta de cristales sobre un patio o galería.
4. TECNOLOGÍA Cubierta convexa que tapa la caldera de un alambique y concentra los vapores de la destilación para que entren en el serpentín.
5. NÁUTICA Vela triangular de los últimos juanetes, que se larga en tiempo de bonanza. monterilla

montera

 
f. Prenda para abrigo de la cabeza, esp. la que usan los toreros.
arq. Cubierta de cristales sobre un patio, galería, etc.
Traducciones

montera

SF
1. (= sombrero) → cloth cap; [de torero] → bullfighter's hat
ponerse algo por monterato laugh at sth
V tb mundo 5
2. (Téc) → rise
3. (Arquit) → skylight
V tb montero
Ejemplos ?
Pondráste el corpiño, y la saya buena, cabezón labrado, toca y albanega; y a mí me pondrán mi camisa nueva, sayo de palmilla, calza de estameña. Y si hace bueno traeré la montera, que me dio la Pascua mi señora agüela.
Bien es verdad que lo enmendaban los zapatos, porque los del uno eran alpargates, tan traídos como llevados, y los del otro picados y sin suelas, de manera que más le servían de cormas que de zapatos. Traía el uno montera verde de cazador, el otro un sombrero sin toquilla, bajo de copa y ancho de falda.
Éramos una visión, con el pecho de atleta, las manos de petimetre y la frente de niño. Éramos una máscara, con los calzones de Inglaterra, el chaleco parisiense, el chaquetón de Norteamérica y la montera de España.
No obstante, lejos de decir explícitamente «aceptamos», todos, y el primero el alcalde, dirigieron sus miradas inquietas a un rincón de la sala donde estaba sentado un viejo con calzón corto remendado, montera bajo la cual asomaban, entrecanos y nada limpios, dos mechones de pelos, uno sobre cada sien y de un palmo de largos, según la antigua moda, chaqueta al hombro y un garrote chamuscado con el que hacía garabatos sobre el polvo del suelo, fingiéndose distraído.
-¿Para qué son esas humildades -dije yo-, si fuiste el primer hombre que endureció de cabeza los matrimonios, el primero que crió desde el sombrero vidrieras de linternas, el primero que injirió los casamientos sin montera?
Los diferenciaba la expresión, astuta y humilde en el viejo, hosca y recelosa en el mozo; y también los distinguía el pelo, afeitado al rape el del padre, largo el del hijo y dispuesto como la melena de los siervos adscritos al terruño, colgando a ambos lados de su parda montera de candil.
Vio recostado en ellos un mozo, que al parecer su edad estaba en la primavera de sus años, vestido sobre un calzón pardo, una blanca y erizada piel de algún cordero, su zurrón y cayado junto a sí, y él con sus abarcas y montera.
Después de una pausa, la joven recorrió algunas hojas y encontró estas líneas escritas acá y allá en diferentes páginas: «El pagaré vence el 19 de Mayo». «El Director vive: Montera, número...».
Estava Serrano obligado al cuydado con que a esto acudió y a que, quando venía de escuelas, hallava un escudilla de sopas abahadas, tan buena como la que se avía hecho con voluntad: ésta era la montera de la olla, poníasela Serrano y quedava ella al sereno, y se le lucía al carnero, porque salió siempre resfriado.
Hiceron, primeramente, guardar y atar bien los prisioneros y esclavos; después recogieron toda la pez y azufre que se pudo hallar en la villa para aprestar el brulot sobredicho y dispusieron otras invenciones de pólvora y azufre, como hojas de palma bien embreadas en alquitrán; dispusieron el cubrir las pipas de la artillería, debajo de cada una había seis cartuchos de pólvora; aserraron la mitad de las obras muertas del navío, a fin que la pólvora hiciese mejor su operación; fabricaron nuevas portiñolas donde pusieron, en lugar de artillería, tamboriles de negros; en los bordes plantaron piezas de madera, que cada una representaba un hombre con su sombrero o montera, bien armados de mosquetes, espadas y charpas.
Aquí del interés de la tragedia; y porque nunca la ilusión se trunque, influya Apolo la unidad, centena, el millar, el millón y, si es preciso, toda la tabla de contar entera. MANOLO, de tuno, con capita corta y montera, y la posible comparsa de pillos, y SABASTIÁN .
¡Con qué ansia veía a lo lejos la anchurosa y muy alumbrada calle de la Montera, donde a todas horas hay agentes de la autoridad!