monasterio de Sigena

Sigena, monasterio de

 
arq. Monasterio románico situado en el mun. de Villanueva de Sigena (Huesca), perteneciente a la Orden de San Juan de Jerusalén. Se inició su construcción en 1183. Su templo es de planta de cruz latina, con una nave y tres ábsides en la cabecera.
Ejemplos ?
El 7 de marzo de 1322, Jaime II de Aragón escribe a su hija Blanca informándole que ha dispuesto que la infanta María, monja en el monasterio, tenga tres dueñas para que la acompañen, sirvan, y aconsejen. Según se desprende de la documentación del Monasterio de Sigena, debió fallecer en dicho monasterio poco antes de julio de 1347.
Casó en segundas nupcias con Mariana Pueyo y Pujadas.: Del primer matrimonio, nació Buenaventura Ram de Víu y Baillet, que sigue;: De su segundo matrimonio, nacieron cuatro hijos: Victoria Ram de Víu y Pueyo (casó con Saturio Núñez, de la Orden de Malta); Rafael Ram de Víu y Pueyo, que seguirá; Fermín (también caballero de la Orden de Malta); y Vicenta (monja profesa en el Real Monasterio de Sigena, también de monjas sanjuanistas).: Su hijo fue: Buenaventura Ram de Víu y Baillet, I conde de Samitier.: Sin descendencia.: Le sucedió, el 19 de abril de 1832, su medio hermano: Rafael Ram de Víu y Pueyo (1777-1834), barón de Hervés, II conde de Samitier.
Las competencias le fueron traspasadas el 1 de enero de 2003. Entre su patrimonio artístico a destacar el Monasterio de Sigena y la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes.
Sin descendencia.: De su segundo matrimonio, nacieron cuatro hijos: Victoria Ram de Víu y Pueyo (casó con Saturio Muñoz-Serrano, de la Orden de Malta); Rafael, que sigue; Fermín (también caballero de la Orden de Malta); y Vicenta (monja profesa en el Real Monasterio de Sigena, también de monjas sanjuanistas).
Teniendo que escoger ser enterrado en el mausoleo paterno en el Monasterio de Ripoll, o ser enterrado en el mausoleo conyugal del Monasterio de Sigena, escogió el Monasterio de Poblet para no levantar suspicacias.
Excepcionalmente el AHPHU conserva los fondos del Monasterio de Sigena (1173-1923), a través de ellos se puede estudiar el funcionamiento y la vida en el monasterio a lo largo de los siglos.
Por otro lado, el Archivo General de la Corona de Aragón, el cual era el depósito oficial de documentación real de la Corona desde el reinado de Alfonso II (siglo XII), se encontró en primer lugar en el monasterio de Sigena hasta el año 1301 y después ya definitivamente en Barcelona.
Otros lugares fueron el monasterio de Santes Creus, el monasterio de Sigena, el convento de San Francisco de Barcelona, la catedral de Lérida y la catedral de Granada (Fernando el Católico, último rey exclusivo de Aragón antes de la unión con Castilla).
Posteriormente, Jaime I entregó Lanaja a la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, con sede en el Monasterio de Sigena, y de dicho monasterio dependía en todos los aspectos al ser feudo donado por el Rey.
Destacó en su interés por la paleografía y la edición de documentos descubiertos en tierra aragonesa, como fueron, entre otros, la Carta puebla de Castellón Cebollero por don Alfonso I; una carta dotal conservada en el Monasterio de Sigena, en que De Pano vio el germen de ciertas leyes del derecho foral aragonés; o los manuscritos árabes hallados en Almonacid de la Sierra, cuya traducción y descripción dieron pie también al autor para un estudio geográfico e histórico, acompañado de notas sobre el Islam: Las Coplas del Peregrino de Puey Monçón: viaje a la Meca en el siglo XVI.
Fue monja en el Monasterio de Sigena, pues está documentado que su hermano, el futuro Pedro III el Grande de Aragón fue a visitarla allí.
Fray Miguel no tuvo éxito, posiblemente a causa de las pocas luces de Rogerón de Lluria, y por orden del rey, lo intentó de nuevo con Fayda de Mauleó, novicia del monasterio de Sigena.