monógamo

(redireccionado de monógamas)
Búsquedas relacionadas con monógamas: poligamo

monógamo, a

(Del gr. monos, uno + gamos, matrimonio.)
1. adj./ s. m. SOCIOLOGÍA Que está casado con una sola mujer la ley sólo permite hombres monógamos. polígamo
2. adj./ s. Que se ha casado una sola vez desde que se aprobó la ley del divorcio, cada vez hay menos monógamos.
3. adj. ZOOLOGÍA Se refiere a los animales en que el macho se aparea sólo con una hembra.

monógamo, -ma

 
adj.-s. Casado simultneamente con una sola mujer, o casada con un solo hombre.
Que se ha casado una sola vez.
adj. Díc. de los animales en que el macho solo se aparea con una hembra.

monógamo, -ma

(mo'noγamo, -ma)
sustantivo masculino-femenino
persona que tiene una sola pareja sexual o conyugal un matrimonio monógamo

monógamo, -ma


abreviación
1. zoología animal que se aparea con una sola hembra El vencejo real es un ave monógama.
2. que está relacionado con la monogamia pareja monógama
Traducciones

monógamo

monógamo

monógamo

monogamen

monógamo

ADJmonogamous

monógamo -ma

adj monogamous
Ejemplos ?
Sexualidad entre sexos diferentes, y específicamente la procreación se ve usualmente como el ideal de las religiones abrahámicas, que ensalzan las relaciones monógamas y heterosexuales con la institución sacralizada del matrimonio.
En la cría suelen participar varios individuos adultos: los estudios de campo muestran que estos grupos pueden estar constituidos por parejas criadoras monógamas o hasta por colectivos de siete machos y tres hembras (con más de 10 ayudantes no criadores).
Las especies pertenecientes a Mesitornis son monógamas; mientras que Monias benschi es polígamo y a diferencia de las otras dos muestra dimorfismo sexual en el color de su plumaje.
En muchas especies de aves monógamas, existen apareamientos fuera de la pareja, lo que hace que machos fuera de la pareja resulten progenitores y esto es usado por ellos para escapar de la inversión parental de la cría de la descendencia.
Igualmente sorprendente es su agilidad para subirse a los árboles a pesar de su peso y, por si esto no fuera poco, se aprovechan de las corrientes cálidas de aire para volar con el cuerpo estirado, sin esforzarse demasiado, como "cometas" en el cielo. Las marbellas son monógamas, y la pareja se establece durante la temporada de reproducción.
Se carece de un estudio académico serio en esta área, simplemente no hay un estudio que compare relaciones monógamas con poliamorosas, ya sea en función de duración (en la medida de aquellas relaciones que hacen un compromiso de «vida»), o en función de satisfacer las expectativas de los que participan.
Durante los periodos difíciles las cacatúas despliegan la versatilidad de su dieta, se desplazan a más distancia para encontrar comida, consumen más plantas verdes y algunas especies usan sus picos para cavar en busca de cormos. Las cacatúas son monógamas y sus lazos de pareja pueden durar muchos años.
Los poliamorosos consideran que las relaciones monógamas muy frecuentemente están basadas en la aceptación irreflexiva de mandatos sociales y religiosos irracionales y nocivos tales como la posesividad, la dependencia y los celos.
En la mayoría de las relaciones monógamas se presenta muy frecuentemente lo que se denomina de manera peyorativa «ser infiel», «poner cuernos» o «engañar».
Los celos propios de las personas partidarias de la monogamia ―además de proceder del instinto más básico de perpetuación de la especie― se justifican por el hecho de que efectivamente en las relaciones monógamas, si bien se mantienen relaciones simultáneas clandestinamente, es muy frecuente que al cabo de un tiempo una de las parejas sea abandonada y reemplazada por la otra, dada la prohibición moral de mantener ambas relaciones a la vez.
Mientras que un observador profano pudiera observar muchas relaciones poliamorosas que terminan, los adeptos al poliamor observan que relativamente pocas relaciones monógamas tampoco son verdaderamente exitosas: citando el índice de divorcio, el número de matrimonios que se mantienen juntos solo por apariencia, o el número en donde hay engaño o infelicidad.
Las parejas monógamas formadas durante el invierno cooperaran para criar una camada de 4 a 6 cachorros (llamados zorreznos) cada año, siendo la media 5 y la camada más grande registrada de 13.