mollera


También se encuentra en: Sinónimos.

mollera

(Del lat. mollis, blando.)
1. s. f. Parte más alta de la cabeza su mollera empieza a presentar calvicie. cráneo, sesera
2. ANATOMÍA Espacio no del todo osificado situado encima de la frente.
3. coloquial Talento o inteligencia de una persona es bastante corto de mollera. caletre, seso
4. cerrado de mollera loc. adj. coloquial De poca inteligencia no sé si lo entenderá porque es bastante cerrado de mollera.
5. cerrarse de mollera o tener cerrada la mollera coloquial 1. Cerrarse la fontanela mayor a los recién nacidos. 2. Ser juicioso.
6. estar mal de la mollera coloquial Comportarse como un loco ¡estás mal de la mollera, yo no me tiro en paracaídas!
7. ser duro de mollera coloquial 1. Ser torpe para aprender o poco inteligente: vuélveselo a explicar que es duro de mollera. 2. Ser terco u obstinado.
8. tener ya dura la mollera coloquial Ser mayor ya para aprender.

mollera

 
f. anat. Parte más alta de la cabeza, junto a la comisura coronal.
fig.Caletre, seso.
Ser uno cerrado de mollera. Ser rudo, incapaz.
Ser uno duro de mollera. Ser testarudo, o duro para aprender.
Sinónimos

mollera

sustantivo femenino
Traducciones

mollera

SF
1. (= seso) → brains pl, sense
tener buena mollerato have brains, be brainy
cerrado o duro de mollera (= estúpido) → dense, dim; (= terco) → pig-headed
no les cabe en la mollerathey just can't get their heads round it
secar la mollera a algnto drive sb crazy
2. (= coronilla) → crown of the head

mollera

f fontanelle
Ejemplos ?
Rosa Entre las flores, es la rosa bella lo que en el cielo la más brillante estrella. S. Sabiduría Muchos creen poseer sabiduría cuando en verdad su mollera está vacía. -¡Permitidme que cante un poco!
Como ya en otra tradición he escrito una sucinta biografía de fray Martín, que fué un bendito de Dios, con poca sal en la mollera pero con mucha santidad infusa, no he de repetirla ahora.
-Pos está asina por lo que le pasó endispués, que lo que le pasó al salir de la ermita le viée largo y durillo de roer al de mejores molares; como que estaba yo allí y me queé que si me sangran no doy ni gota de caldo, como que me queé como se quearon tos, como si nos hubieran dao con un mazo en la mollera.
Dizque el tal intendente era hombre de poca sal en la mollera y, a más de eso, timorato y siempre dispuesto a dar la razón a quien gritase más fuerte.
Ferrer está muerto; pero la obra a que dedicó sus desvelos está asegurada. ---- En la pila donde bautizaron a Hidaigo, remojarán la mollera de 30,000 niños, en el próximo carnaval septembrino.
-Pos eso es más grande que er día del Corpus, y eso no lo jago yo poique no puée ser, poique ese retrato que te ha cogío le ha jechao el último terroncico de sal en la mollera, y peírle a esa gachí que te quiera de nuevo es peírle a la luna dos varas de percalina.
Repito que no traigo a debate este caso porque lo halle aplicable en ninguno de sus detalles a la situación política que atravesamos. Insisto en que se me vino de golpe y porrazo a la mollera, y de porrazo y golpe también lo he soltado, porque yo soy así.
Cuando el Jorobeta hubo dado la bienvenida al Caracoles y húbose sentado frente a él, díjole impaciente: -¡Camará, señó Paco!, ¿querrá usté creer que desde que recibí su recao estoy dándome martillazos en la mollera por averiguar por mo de qué viene usté a darle barniz esta noche a mis cubriles?
La idea del pan falto se le fijó en la mollera, y tanto fue y vino y tanto clamó y aun chilló, que el alcalde de la ciudad le llamó a su despacho, y después de una larga entrevista, en la que hizo gala de su amor al pueblo, a la justicia y a las hogazas cabales, le nombró inspector del peso del pan.
Si me contento con hacer la mía, todo marcha bien. Niñadas. Lo peor fue que se me llenó la mollera de fantasías. Aquélla y yo éramos los únicos seres que existían aquí abajo.
15 Pozo ha cavado, y ahondádolo; Y en la fosa que hizo caerá. 16 Su trabajo se tornará sobre su cabeza, Y su agravio descenderá sobre su mollera.
El señor Paco quedósele mirando como atontado, mientras la señá Frasquita decíale a su marido con sus maliciosas miradas: «Ves tú, hombre, ves tú, como tengo yo muchísimas más cosas que tú metías en la mollera».