molicie


También se encuentra en: Sinónimos.

molicie

1. s. f. Blandura al tacto has comprado un pan con una molicie excesiva. suavidad
2. Modo de vivir demasiado cómodo y desganado. indolencia
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

molicie

 
f. Blandura (calidad).
fig.Afición a vivir regaladamente.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Sinónimos

molicie

sustantivo femenino
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

molicie

SF
1. (= blandura) → softness
2. (= comodidad) reblandecido por la molicie de la vida modernamade complacent by the comforts o ease of modern life
una vida sin concesiones de moliciea life with no concessions to luxury o comfort
3. (= afeminamiento) → effeminacy
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Borrados todos los recuerdos del disfraz occidental, la pintoresca existencia asiática se desarrollaba con sus prestigios de color y luz, con su brillantez y su molicie suave, naturalmente artística.
Y era un rey exquisito en sus placeres, Y un pueblo en su molicie adormecido, Que gozaba en su paz nuestras mujeres, Esclavizando al padre y al marido.
En el deleite adormido y en la molicie, no piensa en una riqueza inmensa que se disipa por él; y olvídase que su huésped, por más que sea opulento, derrama el oro sin cuento por festejar a un doncel.
Salió la monja del coro; don Gil con su pierna coja, salió acabada la misa, y don Juan, el alma loca de gozo, atisbó la reja citada, y buena juzgóla para el caso, en sí diciendo: «¿La niña, ¡eh!, si será tonta?» La media noche era dada, y aún tocaban a maitines los esquilones agudos con discordante repique, cuando don Juan de Alarcón, dichoso en amor y en lides, tomaba punto en la calle, despreciando la molicie de la cama, y sin cuidar de que en el vulgo le tilde la ronda, si se descubre o hay lance que le complique.
Y tú, Marcia, cuando veías en un joven la prudencia senil, un alma victoriosa de todas las voluptuosidades, purificada y libre del vicio, buscando las riquezas sin avaricia, los honores sin ambición, los placeres sin molicie, ¿creías que podía conservarse largo tiempo?
Manlio de los gálatas, comenzó a cundir por Roma la molicie de Asia, aún más perjudicial que el mayor enemigo: porque entonces dicen fue la primera vez que se vieron lechos labrados de metal y preciosos tapetes.
Pero la primavera es -oh dolor- en estas desoladas costas: zapatos amarillos, pantalones de franela, sombreros de paja, bejucos, procesión de los Milagros, vestidos morados, pebeteros, negros fanáticos, discursos, mal olor, un río exhausto y sucio, gallinazos, turroneros, cholitos calatos que se espiojan en las riberas, suerteros, molicie, mal humor, versos cursis, melancolías, ociosidad, escepticismo, fresco de piña, nonchalance, exámenes, Leonard, viajes a La Punta, fresas, uvas, primero de noviembre, dos de noviembre, tres de noviembre mes de noviembre, panteón, muertos, coronas, cruces y traje negro...
Los hijos hacen perfectamente en abandonar el materno regazo cuando en él no encuentran el lucro que a manos llenas les prodigan en esos alcázares donde se enseñorean la molicie y el lujo en todo su más estimulante desarrollo.
Diez días les fue a todos dulce estancia de amoroso placer la playa amena; mas, como suele al cabo la abundancia ahitar al mozo cuando al fin se llena, juzgando la molicie aquella rancia, acordaron librarse de tal pena; que no hay carga de peso más pesada que la mujer, cuando su amor ya enfada.
Metas muy valiosas sí, pero que no deben fundirnos en la molicie sino por el contrario estimularnos a intensificar el trabajo porque todavía hay mucho por hacer y las necesidades todavía son mayores que los logros conseguidos.
Por moderación entiendo lo que no te haga daño. Acostúmbrate a una vida sana sin molicie, y guárdate de lo que pueda atraer la envidia.
A Italia, sí, porque en Italia mora El amor, la molicie y la pereza; A Italia, sí, donde el placer se adora, Altares levantando a la belleza.