mocoso


También se encuentra en: Sinónimos.

mocoso, a

1. adj. Que tiene mocos o acostumbra a tenerlos todavía está mocoso por el resfriado.
2. adj./ s. Se aplica al niño o niña que es maleducado o intenta comportarse como un adulto qué palabrotas dice ese mocoso; esa mocosa ya quiere ir a la universidad.
3. adj. Que no tiene valor ni importancia no te preocupes por un asunto tan mocoso como este. insignificante

mocoso, -sa

 
adj. Que tiene las narices llenas de mocos.
fig.Insignificante, de ninguna importancia.
adj.-s. Díc. del niño atrevido o malmandado y del mozo imprudente.

mocoso, -sa

(mo'koso, -sa)
abreviación
que tiene muchos mocos en la nariz Esa niña es muy mocosa.

mocoso, -sa

(mo'koso, -sa)
sustantivo masculino-femenino
persona que no tiene edad suficiente para desenvolverse en ciertas actividades No lo llamaron para el trabajo porque es un mocoso.
Sinónimos

mocoso

, mocosa
adjetivo y sustantivo

mocoso:

críorapaz, viscoso, chiquillo, mucoso,
Traducciones

mocoso

Knopf, Balg

mocoso

brat, snotty

mocoso

spratek

mocoso

møgunge

mocoso

kakara

mocoso

garnement

mocoso

derište

mocoso

悪がき

mocoso

꼬마

mocoso

snotaap

mocoso

drittunge

mocoso

bachor

mocoso

criança mimada, Brat

mocoso

snorvalp

mocoso

คนเลว

mocoso

velet

mocoso

trẻ ranh

mocoso

/a SM/Fbrat
ese mocoso no tiene derecho a opinarthat little brat has no right to give his opinion
no puedes salir solo porque eres un mocosoyou can't go out on your own because you're just a kid
un mocoso de 19 añosa snotty-nosed youth of 19
Ejemplos ?
Tú acabarás mal; y si no fuera porque me tacharían de ingrato, lo que no corresponde a una persona de mi edad y mi peso, ahora mismo te tragaba. ¿Crees tú, mocoso, que me dan miedo todos esos pelambres que vienen a buscarnos en el fondo de las aguas?
Por aquel tiempo recibió una carta de una antigua amiga de Valencia que se había trasladado a Madrid, donde su esposo tenía empleo, y le llamaba para que, si era tan bueno, diese lección de latín a un hijo de las entrañas, mucho más mocoso que amigo de los clásicos.
-Miren el mocoso -dijo la Razón que andaba por allí en paños menores y un poquillo desmelenada, -¿qué sería de estos badulaques sin mí?
¡Aquí está éste malvado mocoso que burló a las magas más poderosas de todo el universo, pero ahora sí, pronto lo exterminaremos; así lo espero!
En polaco, sziksa ʂɨksa es una palabra peyorativa para una niña inmadura o adolescente, ya que es una fusión entre el término yiddish y el uso del verbo polaco sikać ("orinar"). Significa "meón" y es aproximadamente equivalente a los términos "mocoso", "chorrito" o "chico".
-¡Tisana, que me aprieta por todas partes, y los faldones se me suben al pescuezo cada vez que me voy a quitar el sombrero! -Di que eres un mocoso presumido, y no me rompas la cabeza.
Y un coro de bendiciones se alzaba, mientras la gente, palpitando de esperanzas vivaces, desliaba las envolturas e hincaba el diente a las golosinas, regalo del lindo mocoso, que sonreía al hacer el obsequio...
Los brazos parece que se los han apaleado, de tanto como le van doliendo. Las compañeras se ríen. -¡Mocoso! ¿Pensaste que era como jugar a la billarda?
Se nota que son re’presumidos y que ni repelan… Ni a verme sa-len… Son de los que les dan malo por bueno y ni se lo huelen…Con este negociazo le compraré unos buenos zapatos al mocoso y a Juana un vestido pa’que lo estrene el día de su santo…) Una voz tipluda y desafinada vino a interrumpir sus cavilaciones, sin sospecharlo siquiera… ¡Qué es lo que has hecho indio mugroso!
Un día cuenta la Lupe, que era la mayora, lo emborracharon y su sexo, todavía re’tierno, pero buenote, según dice esa vieja, conoció en la borrachera Y dicen que las pinches viejas rucas se lo cogían re’ te harto y como el mocoso estaba en sus meras ganas y bien dotado, con tanta cachondería como que le llegó a asquiar, o por lo menos es que no sentía nada y ya no más lo hacía por la cabrona hambre.
-Bueno -roncó al fin-. En esto debe de haber trampa; pero la palabra es la palabra. Mocoso, manda lo que quieras; seré tu criado.
Para distraer mis veladas me pasaba cerca a la vela, volteando como una mariposa, quemando papeles o despavesando, lo que incomodaba a Mariana, única que en casa me hacía oposición. -¡Ah, mocoso!