mixomatosis

mixomatosis

s. f. VETERINARIA Enfermedad infecciosa de los conejos de origen vírico que causa gran mortandad, caracterizada por tumores en la piel y en las mucosas.
NOTA: En plural: mixomatosis

mixomatosis

 
f. veter. Enfermedad infectocontagiosa producida por un virus que afecta a los conejos y se transmite a través de un mosquito.
Traducciones

mixomatosis

myxomatosis

mixomatosis

myxomatose

mixomatosis

mixomatosi

mixomatosis

mixomatose

mixomatosis

Myxomatose

mixomatosis

Миксоматоз

mixomatosis

myxomatose

mixomatosis

myxomatose

mixomatosis

SF INVmyxomatosis
Ejemplos ?
a mixomatosis (mixoma, tumor de los tejidos conjuntivos) llamada vulgarmente tomatosis, es una enfermedad infecciosa de origen vírico que afecta a los conejos.
Por el peso, el 93 % de la presa del lince ibérico durante la estación del verano está compuesto por conejos, que sufren en determinada época la mixomatosis.
También se pretendió usar el calicivirus causante de la enfermedad en Australia, intentando reproducir el éxito de la mixomatosis.
No obstante la enfermedad no fue tan efectiva como habrían esperado ya que sólo el 65% de los animales infectados murió frente al 99% de la mixomatosis.
Son unas mascotas muy silenciosas e inteligentes. Los conejos, en Europa, deben vacunarse contra la mixomatosis y enfermedad hemorrágica vírica.
La vacuna se suministra en primavera y se debe dejar un periodo de dos semanas entre la vacuna de la mixomatosis y la de la hemorragia vírica.
Para el año 1955 su población fueguina se estimó en alrededor de 3 000 000 de ejemplares, afectando gravemente a la vegetación nativa y la receptivilidad ovina de los campos, debiéndose combatirlos mediante un método que había dado buenos resultados en Australia y Nueva Zelanda, países que también sufrían el azote de la plaga, la introducción de una enfermedad específica, el virus de la mixomatosis, mediante la captura de conejos silvestres, su inoculación y posterior liberación.
Introdujo artificialmente en Francia en 1952 unos cuantos conejos inoculados con el virus productor de la mixomatosis que rápidamente se extendió por el continente europeo de forma natural, a través de artrópodos chupadores de sangre y diezmó la población francesa en 2 años (90% de mortalidad).
La mixomatosis, junto con la neumonía hemorragicovírica, es la causante del declive del conejo en la Península Ibérica, lo que ha causado la decadencia de animales emblemáticos hasta el punto de que del águila imperial ibérica se perdieron el 70 % de los nidos y el lince ibérico se encontró sin su sustento básico.
La reducción de las poblaciones de conejo como consecuencia de la mixomatosis, neumonía vírica, así como la ganadería intensiva, con la consiguiente sobreexplotación del estrato herbáceo, que limita a su vez las poblaciones de conejos y repercute en los linces ibéricos es también una amenaza a tener en cuenta.
La introducción del zorro rojo se convirtió en un nuevo problema porque este animal se ha inclinado por cazar los marsupiales, más lentos, en lugar de los conejos, y el desarrollo artificial de la mixomatosis se ha convertido en una catástrofe para las poblaciones de conejos de otros lugares donde no son una plaga, especialmente en Europa, lo que ha afectado a la cadena trófica.
Si bien sus poblaciones continentales causan graves disturbios, en la isla Grande de Tierra del Fuego el problema fue por momentos catastrófico, debiéndose combatirlos mediante la introducción de una enfermedad específica (la mixomatosis), la cual mermo enormemente sus efectivos, pero la existencia de algunos ejemplares resistentes permitió a la especie responder con nuevas generaciones, sin embargo, el problema si bien aún subsiste, está lejos de alcanzar el nivel que presentaba a mediados del siglo XX.