misterioso

(redireccionado de misteriosos)
También se encuentra en: Sinónimos.

misterioso, a

1. adj. Que tiene misterio la policía investiga la misteriosa desaparición.
2. adj./ s. Se aplica a la persona que da a entender cosas extrañas donde no las hay no seas misterioso que yo sé que no ocurrió lo que estás contando.

misterioso, -sa

 
adj. Que implica un misterio o sentido oculto.
Que da a entender cosas recónditas donde no las hay.

misterioso, -sa

(miste'ɾjoso, -sa)
abreviación
1. que guarda un significado oculto robo misterioso
2. que hace pensar en un misterio donde no lo hay No te hagas la misteriosa.
Sinónimos

misterioso

, misteriosa
Traducciones

misterioso

mysterious, dark, uncanny

misterioso

misterioso

misterioso

misterioso, numinoso

misterioso

غَامِضٌ

misterioso

záhadný

misterioso

mystisk

misterioso

salaperäinen

misterioso

mystérieux

misterioso

tajanstven

misterioso

謎めいた

misterioso

신비한

misterioso

mysterieus

misterioso

mystisk

misterioso

tajemniczy

misterioso

mystisk

misterioso

ที่ลึกลับ

misterioso

gizemli

misterioso

huyền bí

misterioso

神秘的, 神秘

misterioso

神秘

misterioso

מסתורי

misterioso

ADJmysterious
Ejemplos ?
Como lo has dicho, Rafael, absorbíame el placer de contemplar sus anchurosas calles, sus misteriosos balcones, y su perpetuo aire de fiesta.
«Ahí, en Penamoura, cuentan que enterraron los moros un tesoro muy grandísimo», había pensado el viejo; y este pensar le refrescó el otro, origen principal de sus terrones; el «secreto», la arquilla repleta de ricas onzas portuguesas y castellanas que, ayudado por él, Carmelo, había ocultado el señor de Valdelor en el escondrijo que únicamente los dos conocían... ¿Por qué misteriosos conductos se esparció la noticia del caso?
Rahutia miró en rededor. Estaba en presencia de misteriosos enemigos. El negro corrió la cortinilla de la entrada, y Rahutia, después de examinarle despectivamente, le preguntó: -¿No eres tú el aguatero que chilla como una mujerzuela todas las mañanas frente a la tienda de Alí?
¡Misteriosos son aquellos Peñascos y quebraduras, Cuyos contornos se estienden En irregulares curvas, Que en la fantasía toman Forma y variedad difusa, Y vida en el miedo encuentran Y en las creencias se abultan.
Garcés, que permanecía inmóvil, sintió al oír aquellos cantares misteriosos que el áspid de los celos le mordía el corazón, y obedeciendo a, un impulso más poderoso que su voluntad, deseando romper de una vez el encanto que fascinaba sus sentidos, separó con mano trémula y convulsa el ramaje que le ocultaba, y de un solo salto se puso en la margen del río.
Los tonos del crepúsculo pintaban los celajes de incopiables irisaciones, de opalinas transparencias; tras las enhiestas cumbres habíase hundido el sol dejando a su paso los últimos vaporosos pliegues de oro de su esplendorosa clámide; el valle adormecíase al conjuro de las primeras vaguedades precursoras de la noche; empezaban a esfumarse los contornos de los caseríos y de la arboleda; de vez en cuando turbaba el silencio la voz de alguno de los campesinos, que hablaba a distancia, o el rumoroso tintineo de las esquilas del ganado conducido a los apriscos por los pastores; algo dulce y sedante iba adueñándose del panorama, y allá en lo más hondo de etéreos abismos iban apareciendo los luceros y las estrellas, que parecían parpadear rutilantes y misteriosos.
Sara, eso no es verdad; tú no puedes habernos hecho traición, hasta el punto de revelar nuestros misteriosos ritos, y si es verdad que los has revelado, tú no eres mi hija...
El tacto goza al acariciar el velludo terciopelo de las grandes hojas, el oído parece mecerse con el arrullo de la cascada lejana, con el gotear del surtidor, desgranándose en un continuo esparcimiento de perlas, con los mil ruidos misteriosos de la corteza que estalla en el tronco...
Sin saber cómo explicar todo aquello, al momento se le aquietó el corazón y se le quitó la pesadumbre que tenía. Se resignó simplemente a dejarse llevar por esos misteriosos acontecimientos.
En las nubes, en el aire, en el fondo de los bosques, en las grietas de las peñas imaginaba percibir formas o escuchar sonidos misteriosos, formas de seres sobrenaturales, palabras inteligibles que no podía comprender.
Ahora de aquella edad El recuerdo apensas resta Como quendan de una fiesta Los misteriosos sonidos Que retienen los oidos Del bullicio de la orquesta.
La antipatía, el odio se puede decir, que mutuamente se profesaban los sabios incógnitos crecía tanto de día en día, que los disimulados testigos de su malquerencia llegaron a temer que el sainete acabara en tragedia, y aquellos respetables y misteriosos vejetes se fueran a las manos.