mistérico

(redireccionado de mistéricos)

mistérico, a

1. adj. Que tiene relación con el misterio.
2. RELIGIÓN Se aplica a la religión que busca, a través de la recreación ritual de un mito cosmogónico, efectos trascendentes como la fertilidad o la salvación ultraterrena.

mistérico, -ca

 
adj. Relativo al misterio.
hist. relig. religiones mistéricas Cultos secretos de las religiones grecorromanas que ofrecían determinadas experiencias al margen de las religiones oficiales. Los elementos constitutivos de sus ceremonias eran ágapes, danzas y, esp., ritos de iniciación que representaban la muerte y la resurrección.
Ejemplos ?
Corpus Hermeticum Esoterismo Ocultismo Principios herméticos Cultos mistéricos Religión mistérica Kybalión Hemos seguido en todo momento la excelente edición crítica de Renau Nebot.
Sócrates apela al argumento que se alude sobre esto en los cultos mistéricos: los mortales están en su vida como en una suerte de "prisión" y no deben intentar escapar de ella.
Platón fue criticado duramente por revelar el secreto de los principios filosóficos de los Misterios. Burkert, Walter, Cultos mistéricos antiguos.
Como culminación de los festejos, se exhibían a los fieles las imágenes de los dioses, que el resto del año permanecían ocultos en el interior del templo. Los cultos mistéricos posteriores incluían ceremonias semejantes.
El que asistía a los misterios sin tener derecho a ello y el que revelaba sus secretos era castigado con la muerte. Por ello la información de que disponemos actualmente acerca de los diferentes cultos mistéricos es escasa.
Otros santuarios eran dedicados a cultos determinados, mistéricos u orgiásticos, como los de Eleusis, santuario panhelénico situado en territorio ateniense, los de Magna Mater en la gruta de Ida en Creta, los de Pesinunte en Asia Menor o los de Venus-Afrodita en Erice en Sicilia y otros lugares.
Una persona que siguiese tal "misterio" era un mystes, "uno que se ha iniciado" (de myein, cerrar), una referencia al secreto (el cierre de "los ojos y la boca"), ya que sólo al iniciado se le permitía observar y participar en los rituales. Los misterios son a menudo suplentes de la religión civil, y por eso se habla de cultos mistéricos en lugar de religiones.
l orfismo (de Orfeo) es una corriente religiosa de la antigua Grecia, relacionada con Orfeo, maestro de los encantamientos. Al poseer elementos propios de los cultos mistéricos, se le suele denominar también como misterios órficos.
Miembros de una secta al margen de la política, gente de libros y textos sagrados, y al mismo tiempo practicantes de sus ritos mistéricos y de un peculiar ascetismo (con preceptos estrictos como el no comer carne ni derramar sangre animal o vestir tejidos de lino), los órficos dejaron una larga huella en varios textos, pero también importantes ecos en muy diversos autores, especialmente en algunos filósofos.
El protagonista es Baco, versión latina del Dioniso griego, dios del vino y de los ritos religiosos mistéricos, considerado así mismo como protector de la agricultura.
A diferencia de estos cultos mistéricos, el culto de Júpiter Doliqueno se fijó principalmente en sus orígenes orientales, por lo que pronto se extinguió tras la caída de la ciudad de Dolique ante los sasánidas, a mediados de siglo III.
BURKERT, Walter: Ancient Mystery Cults. Boston: Harvard University Press, 1987. Traducción al español: Cultos mistéricos antiguos. Madrid: Trotta, 2005.