misionero

(redireccionado de misioneros)
También se encuentra en: Sinónimos.

misionero, a

1. adj. RELIGIÓN De la misión evangelizadora vive con una comunidad misionera.
2. s. RELIGIÓN Persona religiosa que enseña y predica la religión cristiana en lugares de tradición o mayoría no cristiana o, en ocasiones, en un país cristiano. misionario
3. Persona que difunde una religión o una ideología. misionario

misionero -ra

 
adj.-s. rel. Relativo a la misión evangélica.
m. Eclesiástico que enseña la religión cristiana.
Eclesiástico o religioso que evangeliza en tierra de infieles.

misionero, -ra

 
adj.-s. De Misiones (prov. de Argentina).

misionero, -ra

(misjo'neɾo, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
religioso que predica la doctrina cristiana Es misionero en África.
Traducciones

misionero

missionary

misionero

missionnaire

misionero

missionario

misionero

misionář

misionero

missionær

misionero

Missionar

misionero

lähetyssaarnaaja

misionero

misionar

misionero

宣教師

misionero

선교사

misionero

missionaris

misionero

misjonær

misionero

misjonarz

misionero

missionário

misionero

missionär

misionero

หมอสอนศาสนา

misionero

misyoner

misionero

người truyền giáo

misionero

传教士

misionero

Мисионер

misionero

傳教士

misionero

/a SM/Fmissionary
postura o posición del misioneromissionary position
Ejemplos ?
Y esto a ustedes los sacudió. Monjas blancas, sacerdotes blancos, misioneros blancos. ¿Qué diferencia hay entre un rehén blanco y un rehén negro?
Sólo en ocasiones señaladas, como la Semana Santa, o por circunstancias extraordinarias, como el arribo de un núcleo de sacerdotes misioneros; las ceremonias de ritual ponen tonalidades de tristeza en su ambiente.
Hí famoso escritor y orador sagrado padre Ventura de la Ráulica, en su panegírico de fray Martín de Forres, impreso en 1863, refiere que, sin moverse de Lima, estuvo nuestro santo compatriota en las Molucas, y en la China, y en el Japón, libertando del martirio á jesuítas misioneros, pues Dios le concedió el privilegio de la bilocación ó doble presencia, gracia que lo negara á san Felipe Neri cuando éste la pretendió.
Los españoles, sobre todo al principio de la conquista, contaron en su intento para destruir la civilización mesoamericana, con sus aliados indígenas (en lo militar) y sobre todo, con las antiguas profecías Toltecas del regreso de Quetzalcóatl (en lo espiritual), así como con la labor de los misioneros, que de alguna forma, encarnaban el perfil del recordado Quetzalcóatl, ahora en la nueva doctrina cristiana, que tenía mucho parecido con las antiguas doctrinas Toltecas.
En suma, se necesita abrir una campaña de ternura y de ciencia, y crear para ella un cuerpo, que no existe, de maestros misioneros.
Y en este torbellino de nombres y de ideas surgían como imágenes de un sueño mareador, revueltos en un caos los muertos y los vivos, y en larga, interminable y extraña procesión, obispos, reinas, chulos, civiles, monjas, cómicos, ladrones, misioneros...
O porque se les ocurriera que su carne era sabrosa. Algunos de esos misioneros habían estado allí durante cuarenta años y no se los habían comido.
Se pueden singularizar igualmente por su ignorancia en materia religiosa, cosa explicable si se considera que los misioneros cristianos sólo de tarde en tarde y fugazmente recorrían el país.
Pero no solo los indios sufrieron las consecuencias de esta corrupción; también los misioneros, que fueron acusados por los encomenderos ante la Corona, porque al defender a los indios, atentaban contra sus intereses.
"Con idénticas finalidades, la Oficina de Ingeniería Rural ha dictado cursos sobre maquinaria agrícola en la Escuela Nacional de Agricultura, haciéndolos extensivos a los maestros misioneros que dependen de la Secretaría de Educación y, además, ha organizado concursos, editado folletos y proporcionado a los campesinos planos y presupuestos de maquinaria agrícola y de construcciones rurales.
Ahora y antes, el único factor efectivo que en África existe, aparte de los indígenas, es el árabe, porque es el que vive de asiento, el que tiene aptitud para aclimatarse y para entenderse con la raza negra de un modo más natural que el que emplean los misioneros, que introducen, según la frase de usted, el "fetichismo pseudo cristiano".
Artículo 8º - El Cacique Epumer Rosas, el Cacique Manuel Baigorrita, y los demas Caciques nombrados en este tratado, daran toda proteccion y amparo á los sacerdotes misioneros que fueren á tierra adentro, con el objeto de propagar el cristianismo entre los indios ó de sacar cautivos.