miseria

(redireccionado de miserias)
También se encuentra en: Sinónimos.

miseria

(Del lat. miseria.)
1. s. f. Estado de pobreza o escasez extrema las ayudas internacionales no son suficientes para paliar la miseria de los países del tercer mundo. penuria, indigencia, pobreza riqueza
2. Estado de abandono y suciedad en que vive una familia o hay en un lugar allí no había más que miseria.
3. Conjunto de sucesos desgraciados ocurridos a una persona no me cuentes tus miserias. infortunio dicha
4. Pequeña cantidad de una cosa me fui porque me pagaban una miseria. insignificancia
5. Cosa de poco valor le regaló una miseria por su cumpleaños . bagatela, nadería
6. Tacañería, tendencia a no gastar o no dar dinero. generosidad
7. Plaga de piojos producida por el desaseo.
8. comerse una persona de miserias o comérsele a una persona la miseria coloquial Padecer gran pobreza o vivir con escasez.

miseria

 
f. Desgracia, trabajo, infortunio.
Estrechez, pobreza extremada.
Avaricia, mezquindad.
fig.Cosa corta.
Comerse uno de miseria. fig. Padecer gran pobreza.

miseria

(mi'seɾja)
sustantivo femenino
1. riqueza pobreza extrema El terremoto dejó a todos en la miseria.
2. cosa de poco valor ¡Le regaló una miseria!
3. hecho desgraciado Se goza en relatar las miserias de las personas.
4. cualidad de la persona avara o mezquina Su miseria y su egoísmo terminaron alejándolo de quienes lo amaban.
Traducciones

miseria

Elend

miseria

misère

miseria

ellende

miseria

miséria

miseria

البؤس

miseria

elendighed

miseria

悲惨

miseria

elände

miseria

SF
1. (= pobreza) → poverty, destitution
caer en la miseriato fall into poverty
vivir en la miseriato live in poverty
2. (= insignificancia) una miseriaa pittance
3. (= tacañería) → meanness, stinginess
4. (anticuado) (= parásitos) → fleas pl, lice pl
estar lleno de miseriato be covered with vermin

miseria

f misery
Ejemplos ?
Es como que si uno se pusiera a pensar, hubiéramos concentrado todos los problemas, las tragedias y las miserias de este mundo en un solo territorio.
Rosario recreábase cada vez más en la contemplación de su hermosura y al mismo tiempo una profunda amargura invadía lenta y pérfidamente su corazón juvenil; nunca podría ella lucir galas iguales ni parecidas a aquellas, para costear una de las cuales necesitábase por lo menos el jornal que Joseíto ganaba en un mes; nunca podría ella lucir el garbo de su persona como engarzada en galas de tanto valor; tendría que resignarse a pasar escaseces y miserias...
La ley natural y la cristiana enseñan y persuaden a no exponer a los últimos rigores de la guerra templos, edades, mujeres indefensas, personas dedicadas a Dios, y finalmente, todo lo que comprende el pueblo católico, a las más funestas y trágicas miserias que trae consigo el furor de una licencia militar que no respeta iglesias ni considera la pueril edad, ni deja intacto el sagrado de la virginidad y del todo extermina y profana lo más reservado y religioso.
por su noble locura evangélica; pero lo más conmovedor en él es la ancianidad, esa vejez heroica, eco de todas las miserias y tristezas, que con motivo de su jubileo implora la cárcel y el patíbulo a cambio de redimir a sus semejantes.
Así, podremos transformar las miserias sociales en beneficios positivos, y México continuará proyectando su esencia refulgente hacia las demás naciones del orbe, no como imitador servil, sino como paradigma edificante.
Así, tras constantes derroches de nuevos adelantos -necesidad irresistible de compensar con siete días de gran señor las miserias del obraje- los mensú volvieron a remontar el río en el Sílex.
El sabio, de ninguno puede ser despreciado; porque, conociendo su grandeza, se persuade a que nadie tiene autoridad de ofenderle; y no sólo vence éstas, que yo no llamo miserias, sino molestias del ánimo, pero ni aun las siente.
¿Me quedaré sin compañía de amigo, de toda escolta de litera (Nota: referido a la litera para transporte existente en época romana), de todo lo que concierne a mis lindes? Estas son las cosas que los hombres abandonan de mal grado, amando los frutos de las miserias mientras detestan las miserias.
Cierto es, que ella, que me ha conquistado un premio y me ha dado un nombre, es algo menos que mediocre, y me atrevo a añadir que es una de las más insignificantes de toda esta recopilación. ¡Qué cúmulo de miserias no habría evitado el autor si este primer escrito no hubiese sido recibido sino como él merecía serlo!
Tanto más cuanto que el más caro deseo que podemos abrigar, está en que se nos comprenda en nuestra calidad de pueblo joven que propugna por concluir con la supervivencia de un régimen de explotación y que está fincando los basamentos de una sociología más justa y más humana, en donde se remedien las miserias de nuestras clases laborantes y muy especialmente de las clases indígenas.
Y aquella en que pediste, mansión santa con alborozo pío el celestial rocío para mí, débil niño, frágil planta; Y tantos ¡ay me!, tantos caros objetos que, en mis triste historia de miserias y de llantos, marcan a mis quebrantos breve tregua tal vez con su memoria: Todos yacen perdidos; que ausente del hogar en tierra extraña.
Hasta hoy he vivido con el producto de mis alhajas, y hace ocho días vendí la última..., una gargantilla de perlas muy hermosa... ¡Rubor me causa hablar a usted de estas miserias!...