Ejemplos ?
Cuánta rabia acumulada, cuántas frustraciones uno pasó de soldado en uniforme, cuánto sufríamos cuando íbamos a hacer un curso y nos obligaban a estudiar las tácticas y las doctrinas del imperio, a perder tiempo miserablemente estudiando técnicas de guerras imposibles, cuadros logísticos.
Esa tabla viene rodando en manuales importados desde los tiempos de Gómez, desde la Primera Guerra Mundial, por esos años, cuando las ametralladoras eran enfriadas por agua, y todavía nosotros hasta hace muy pocos años, estábamos estudiando esas tablas, como para la historia militar, perdiendo tiempo miserablemente en unos juegos de guerra imposibles, contra divisiones como si uno tuviera la posibilidad de comandar divisiones y ejércitos de operaciones.
Muchos huyeron a los más inaccesible de sus montañas, prefirieron habitar en las grutas en compañía de las fieras, que avecindarse con sus inicuos verdugos; otros en su desesperación se dejaron miserablemente morir; y otros, en fin, no acaso los menos afortunados, fueron repartidos en las haciendas de los españoles y forzados a trabajar con más rigor que si fueran esclavos.
Pero al que murió miserablemente, el cadáver de Polinices, dicen que ha sido proclamado a los ciudadanos el no enterrarlo en un túmulo, ni que nadie se lamente, sino que permanezca no llorado, insepulto, como un dulce tesoro para las aves, que avizoran en busca del alimento.
El cargo de verdugo en Lima estaba miserablemente rentado; pues sus emolumentos se reducían a diez pesos al mes, valor del arrendamiento de un cajón de Ribera, cuyo número evitamos designar por no traer desazones y escrúpulos a su actual locatario y que, si pelecha, diga la murmuración que en la heredad del verdugo se encontró un pedazo de cuerda de ahorcado, receta infalible para hacer fortuna.
Así y todo, pereceréis miserablemente unos en pos de otros, hasta que hayáis expiado la muerte de Patroclo y el estrago y la matanza que hicisteis en los aqueos junto a las naves, mientras estuve alejado de la lucha.
Homero solamente tuvo un siervo, tres Platón, ninguno Zenón, de quien procede la rígida y viril sabiduría de los estoicos; y sin embargo, ¿quién osará decir que vivieron miserablemente, sin hacerse considerar él mismo como el mayor miserable?
SILENO Por Poseidón el que te ha engendrado, Cíclope, por el gran Tritón y Nereo, por Calipso y las hijas de Nereo, por las sagradas olas y toda la raza de los peces, te juro, hermosísimo ciclopito, señorín mío, que yo no vendía tus cosas a los extranjeros. O que estos miserables hijos míos perezcan miserablemente, los que yo más quiero.
Usted no ha considerado que no hay protección policial, judicial, y militar, que pudiese evitar que alguien pereciese miserablemente si no tuviese suficiente para comer y vestir." "Nosotros seguimos la teoría," dije, "de que no era correcto que el estado se inmiscuyese para hacer por el individuo o para aydarle a hacer lo que él no era capaz de hacer por sí mismo.
Los fuegos pues el joven solemniza, mientras el viejo tanta acusa tea al de las bodas Dios, no alguna sea de nocturno Faetón carroza ardiente, 655 y miserablemente campo amanezca estéril de ceniza la que anocheció aldea.
Vamos a leer algunos párrafos; en su primera parte dice: "Estaba convencido de que la Unidad Popular había malogrado miserablemente la oportunidad que tuvo de abrir una nueva época en la historia de Chile; que estaba literalmente agotada como fórmula de gobierno; y que la desintegración notoria y galopante del régimen llevaría a la renuncia de Allende sin que fuese indispensable el pronunciamiento militar y los inmensos riesgos potenciales del enfrentamiento armado".
Sin embargo, como requieren mucho ardor, los jóvenes las padecen más y parecieran deber perder fuerza con los años. Pero esto sucede muy rara vez. La vida del hombre es miserablemente corta. Se lleva la cuenta desde que se ve la luz.