mirlo

(redireccionado de mirlos)
También se encuentra en: Sinónimos.

mirlo

(Del lat. merula.)
1. s. m. ZOOLOGÍA Ave paseriforme del grupo de los tordos, de tamaño mediano, color negro y pico y anillo ocular anaranjado, se alimenta de frutos, semillas e insectos, con canto melodioso y aflautado y habita en parques, matorrales y linderos del bosque.
2. Gravedad y afectación en el rostro.
3. mirlo acuático ZOOLOGÍA Ave paseriforme fluvial de color oscuro con una gran mancha blanca en la garganta y cola corta, que vive en corrientes de agua fuertes y limpias, es capaz de zambullirse para capturar su alimento.
4. ser un mirlo blanco coloquial Ser excepcional una persona que trabaja mucho y bien y cobra un sueldo miserable es un mirlo blanco.
5. soltar el mirlo coloquial Comenzar a charlar intento evitarla porque, en cuanto me ve, suelta el mirlo para explicarme sandeces.
NOTA: Nombre científico: (Cinclus cinclus.)
NOTA: También se escribe: merla, mirla

mirlo

 
m. zool. Ave paseriforme (Turdus merula) de unos 25 cm de longitud; los machos son de color negro con el pico amarillo; las hembras son pardas. Su canto es un silbido melodioso, pudiendo también imitar sonidos y breves melodías.
fig. y fam.Gravedad y afectación en el semblante.
Ser algo, o alguien, un mirlo blanco. loc. fig.Ser de rareza extraordinaria.

mirlo

('mirlo)
sustantivo masculino
pájaro domesticable cantor de unos 25 cm de largo El mirlo se alimenta de insectos y semillas
cosa o persona que se destaca por sus buenas cualidades En todos los grupos hay un mirlo blanco.
Sinónimos

mirlo

sustantivo masculino
Traducciones

mirlo

Amsel

mirlo

merle

mirlo

merlo

mirlo

kos

mirlo

solsort

mirlo

mustarastas

mirlo

kos

mirlo

クロウタドリ

mirlo

지빠귓과의 명금

mirlo

merel

mirlo

kos

mirlo

melro

mirlo

koltrast

mirlo

นกดุเหว่า

mirlo

chim két

mirlo

黑鸟

mirlo

黑鳥

mirlo

SM
1. (Orn) → blackbird
mirlo blanco (fig) → rare bird
2. (= presuntuosidad) → self-importance, pompousness
3. (= lengua) → tongue
achantar el mirloto shut one's trap
Ejemplos ?
Y le saltan trinando Pardos mirlos y rojos colorines, Y en su césped posando, Las palomas pasando Le beben, y le pican los jazmines.
Pronto se van a servir ostras, cecina, rayas, lampreas, sesos en salsa picante, silfio, puerros empapados en miel, tordos, mirlos, palominos torcaces, palomas, crestas de gallo asadas, chochas, pichones, liebres cocidas en arrope y sustancia de alones.
Después que logró Dafnis, contra su esperanza, ver y besar a Cloe, se sentó junto al hogar; puso sobre la mesa las palomas y los mirlos que traía al hombro, y contó que, harto de encierro casero, había salido a coger pájaros, y de qué modo había cogido, ya con lazo, ya con liga, los que venían a picar en la hiedra y en los arrayanes.
Acudía, pues, allí multitud de pájaros invernizos: mirlos, tordos, palomas zuritas y torcaces, y otros que comen granos de hiedra a falta de mejor alimento.
Las cinco hermanas se arrodillaron sobre la yerba, y juntaron las manos llenas de rosas. Los mirlos cantaban en las ramas, y sus cantos se respondían encadenándose en un ritmo remoto como las olas del mar.
Sin saber cómo llegaron a juntarse en el Gran Consejo de Siké como las langostas en una trampa, o los camarones en un remanso, o las moscas en un estercolero, o los penitenciarios en una cárcel, o los pecadores en el Infierno, o Cielo negro; sin saber cómo llegaron a juntarse en el Consejo, pordioseros, tránsfugas, oradores, criminales, hombres de ciencia, sacerdotes de Buda, bellacos, traidores, mudos, tramposos, deshonestos; había allí quienes huyendo de la justicia se habían acogido bajo el artesonado del Consejo, como los mirlos bajo los duraznos en flor; los había leprosos de cuerpo y de alma; los había que vendían sus votos por un puñado de arroz, o por un yen; los había, en fin, que no teniendo qué vender, vendían a sus compañeros.
De cualquier manera, las respuestas a preguntas semejantes son tan complejas que el TAZ tiende a ignorarlas por completo y se limita a tomar aquello que puede utilizar. ";La cultura es nuestra naturaleza"; -y somos los mirlos ladrones, o los cazadores grupales de la era de la Técnica).
Son demasiado agudas o demasiado graves. He observado una parvada de mirlos ocupando un árbol entero - varios árboles - todos cantando a la vez.
Y habrá hasta incluso muchos que parecen muy buenos que en definitiva no lo sean, porque no me he imaginado que estemos rodeados en todas partes de mirlos blancos; y habrá más que uno u otro sepulcro blanqueado por ahí, disfrazado de magnífico revolucionario (RISAS).
En los cerezos no sólo había cuajado, sino que rojeaba con brillanteces de pulido coral, y los mirlos silbaban en las últimas ramas, burlonamente, riéndose de quien pretendiese estorbarles el disfrute de aquellos granos rellenos de almíbar un poco agrio...
Porque tiene en su remanso Sauces y olmos corpulentos Encopados, Que le hacen murmullo manso Al suspirar de los vientos Perfumados. Y en vez de roncos clarines Columpia trinando amores La ancha copa, De mirlos y colorines Y vistosos ruiseñores Pintada tropa.
En el cantar, maestro, y en la zampoña, sabio, 10 sus versos pastoriles entona diestramente acompañado. Mirlos y ruiseñores dulcemente, entretanto, aumentan la armonía 15 que repiten los valles y collados.