miracidio

miracidio

 
m. zool. Larva de algunos platelmintos tremátodos de cuerpo sacciforme, recubierto de cilios vibrátiles.
Ejemplos ?
Las cercarias son larvas libres que nadan activamente en el agua, donde maduran después de abandonar el caracol en grandes cantidades (1 miracidio produce unas 500 a 650 cercarias).
Seguidamente el miracidio penetra dentro del hospedador intermediario, a la vez que entran van perdiendo los cilios hasta formar una masa redondeada llamada esporocisto, estos últimos tienen la propiedad que a partir de sus membranas internas forman las llamadas redias (1-3 mm).
Las primeras se nombran redias hijas y dan lugar a otras generaciones hasta llegar a las redias nietas y así sucesivamente (multiplicación asexual). De un miracidio se pueden originar 600 cercarias, todas estas están dentro del caracol.
Por acción enzimática desprenden el opérculo del huevo y salen a nadar libremente con movimientos activos que se favorecen por la luz del sol; así encuentran al hospedador intermediario, un caracol pulmonado de agua dulce del género Fossaria o Pseudosuccinea, o de la familia Lymnaeidae), a los que deben encontrar en unas 8 horas e invadirlos por el pie, perforando las células epiteliales y subepiteliales del caracol. Las larvas miracidio se transforman en esporoquistes o esporocistos dentro del caracol.
Cuando el huevo expulsado por la orina alcanza un medio acuático adecuado, rompe su membrana ovular liberando un miracidio, En parasitología se conoce como miracidio a las larvas de algunos platelmintos tremátodos.
Los huevos son pequeños, operculados, ovoides, de color castaño claro, miden de 28 a 30 micras por 15 a 17, y en el momento de la puesta contienen un miracidio completamente desarrollado y de órganos internos de simetría bilateral; sólo eclosionan al haber sido ingeridos por el caracol de agua dulce idóneo (Pironella conica en Egipto; Cerithidia cingula alata en Japón), en el que se desarrolla una generación de esporocistos y una o dos de redias, de las que se originan las cercarias.
Estas se enquistan en un pez y se transforman en metacercarias que una vez ingeridas por el hospedador definitivo se desenquistan y pasan a adultos. 1. Los huevos se expulsan en las heces ya embrionados (dentro está el miracidio). Esta es la forma diagnóstica del parásito.
Un caracol marino (Pironella conica o Cerithidia cingula alata) ingiere los huevos y estos se abren liberando el miracidio que evoluciona a esporocito, redia y finalmente cercaria.
En las especies de Digenea acuáticos sanguíneos, el miracidio penetra un molusco transformándose en esporocistos que se albergan en el manto, hepotapáncreas y gónadas.
Los miracidios penetran en un hospedador intermediario, que en general es un gasterópodo, también pudiendo ser un cangrejo de río, un caracol (terrestre o acuático según la especie de trematodo), una almeja de río o cualquier otro molusco. Dentro de este hospedador intemediario el miracidio se transforma en otro tipo larvario llamado esporocisto.
En esa condición se reproducen de manera sexual. Los huevos son excretados por los humanos en las heces, luego del cual, en el agua, se liberan las larvas llamadas miracidio.
Los huevos caen al agua con las heces del ave..Una vez liberado el miracidio penetra en los caracoles que actúan como primeros hospedadores intermediarios.