mimosa


También se encuentra en: Sinónimos.

mimosa

1. s. f. BOTÁNICA Planta arbustiva o arbórea mimosácea de hojas pequeñas y flores amarillas olorosas agrupadas en cabezuelas, muy apreciada en jardinería.
2. mimosa púdica o vergonzosa BOTÁNICA Sensitiva, planta mimosácea americana.
NOTA: Nombre científico: (Acacia farnesiana.)

mimosa

 
f. bot. Nombre común que reciben diversas plantas de la familia mimosáceas (gén. Mimosa y Acacia).
Traducciones

mimosa

mimosa

mimosa

mimosa

mimosa

mimosa

mimosa

Mimoza

mimosa

Мимоза

mimosa

Mimosa

mimosa

ミモザ

mimosa

미모사

mimosa

SFmimosa
Ejemplos ?
Y es preciso ganar tiempo a que resuellen los macarrones. Ciriaca, ¿te queda caña en la mimosa? —Está a mitad—respondió la aludida, que era una criolla maciza vestida a lo hombre, con las greñas recogidas hacia arriba y ocultas bajo un chambergo incoloro de barboquejo de lonja sobada—.
Retrato para quien mi llanto mana a la una de la mañana, reflejando en su sal, que va sin brida, la minúscula frente desmedida... Cejas, andamio del alcázar del rostro, en las que ondula mi tragedia mimosa, sin la bula para un posible epitalamio...
Frente a la ciudad de Pasaje el no pasa oneciendo aguas mansas y claras, repartiendo sus caudales en canales primos: Pasaje-Machala-Corralitos, el uno; Pasaje-Guabo-Barbones, el otro, desde donde se ramifican como serpientes, numerosos canales secundarios, que dan a les campos adyacentes, bocanadas de riego permanente, convirtiendo las múltiples propiedades agrícolas, antaño manifestadas como yermas, resecas y sin valor, hoy tornadas, por la caricia mimosa del agua de este gran río órense, en tierras de codicia porque guardan en su seno el tesoro de las mejores fructificaciones del Ecuador.
Y la chica era la única para volver locos a los viejos, aunque fueran íntimos de su padre. «¡Padrino, baila conmigo!». ¡Qué miel en la voz mimosa! ¡Y qué miradonas inocentes...
Si no tienes, ni en tu arca, ni en tu bolsillo, algunos de esos tejoletes o algunos de esos papeluchos espirituales, todas las flores te parecerán abrojos, y la Primavera, invierno; los claveles te apestarán como la flor de la sardina; el almoraduj, el serpol, el toronjil y la albahaca, te inficionarán como la ruda; las hojas aterciopeladas de la begonia te punzarán al las manos como si fuesen cardos borrriqueros; al tocar la mimosa púdica creerás tocar aliagas y ortigas...
-¡Entonces, imagen de Indra -murmuró la virgen, acercándose a Aryuna confiadamente, enviándole al rostro su aliento de mimosa en flor- entonces...
Pues, desde hacía tres años, él había evitado cuidadosamente encontrarse con ella por esa cobardía natural que caracteriza al sexo fuerte; y Emma continuaba con graciosos gestos de cabeza, más mimosa que una gata en celo: Tú quieres a otras, confiésalo.
Los golpes que daba con el hacha resonaban por toda la casa. Una vaca mimosa venía hasta la media puerta y balaba apenas lo veía.
La Siete: «Yo ostento rodelas y tiaras De reyes del regio país Fantasía; Yo enseño brocados y túnicas raras, Yo soy la mimosa del Reino del Día».
Adivinaba la voz de ella, rígida y fría, como siempre, y la otra, aguda y mimosa, la del cubano, que decía «Vente conmigo» con una intención que al Menut parecía arañarle en el pecho.
Para dar a la palabra fuerza sustituyen unas consonantes por otras. Para darle suavidad mimosa y tierna operan del mismo modo. Y así el vocabulario se enriquece, adquiere matices inesperados y produce la impresión que importaba.
Su madre extendió por los hombros de la criatura un mullido abrigo de pieles, y sonriéndole, hablándole mimosa, le advirtió: -¿No sabes?