millar

(redireccionado de millares)

millar

(Del lat. vulgar milliare.)
1. s. m. Conjunto de mil unidades varios millares de personas se concentraron en la plaza.
2. Cantidad grande e indeterminada se los compré a millares .
3. MATEMÁTICAS Signo que se usa para indicar que los guarismos colocados delante de él son mil unidades.
4. GANADERÍA Cantidad de terreno de pastos que puede mantener a mil ovejas.
5. METROLOGÍA Cierta cantidad de cacao, en unos sitios tres libras y media y en otros más.
6. a millares loc. adv. En gran cantidad llegaban a millares pidiendo un trabajo.

millar

 
m. Conjunto de 1 000 unidades.
En las dehesas, espacio de terreno en que se pueden mantener mil ovejas o dos hatos de ganado.
Número grande indeterminado.

millar

(mi'ʎaɾ)
sustantivo masculino
1. conjunto de mil unidades un millar de vacunos
2. número alto e indeterminado La tragedia dejó un millar de heridos.
Traducciones

millar

thousand

millar

хиляда

millar

Tausend

millar

millier

millar

migliaio

millar

duizend

millar

mil

millar

tysiąc

millar

tisíc

millar

tusinde

millar

אלף

millar

tusen

millar

พัน

millar

SMthousand
a millaresby the thousand
los había a millaresthere were thousands of them
Ejemplos ?
Después de Iñaquito, Gonzalo le regaló algunos millares de onzas y le dio á mandar un regimiento de picas, compuesto de ciento cuarenta hombres.
Vino la Nochebuena acompañada de mucha nieve; pero cuanto más espeso era el sudario que cubría el huerto del convento, más calor notaba Lucía en su celda solitaria; una ilusión singular le mostraba, al través de los emplomados vidrios, que en lugar de copos de nieve llovían sobre las ramas de los árboles y sobre la dura tierra millares de azucenas nítidas, finas como plumas arrancadas del ala de los ángeles.
A la luz de las estrellas y a la mucho más viva de los millares de cirios de la Basílica iluminada de alto abajo, hecha un ascua de fuego, adornada como para una fiesta y con las puertas abiertas de par en par, por donde se desliza, apretándose, el gentío ansioso por contemplar al Pontífice, se ve, destacándose de la roja muceta orlada de armiño que flota sobre la nívea túnica, la cabeza hermosísima del Papa, el puro diseño de medalla de sus facciones, la forma artística de su blanco pelo, dispuesto como el de los bustos de rancio mármol que pueblan el Museo degli Anticchi.
Los reyes miran mas por los intereses de sus familias que por los de la nasion, y por ellas emprenden guerras ruinosas en que hazen degollar millares de los infelices mortales; los Reyes tienen en sus manos el poder, la fuerza militar y los tesoros de los Pueblos, y con ellos se hacen despotas inhumanos.
Se hablaba ya, como de cosa resuelta, de una procesión en que debía ir toda la población descalza y a cráneo descubierto, acompañando al Altísimo, llevado bajo palio por el obispo, hasta la barranca de Balcarce, donde millares de voces conjurando al demonio unitario de la inundación, debían implorar la misericordia divina.
No hubo en aquellos días cuaresmales promiscuaciones ni excesos de gula; pero en cambio se fueron derecho al cielo innumerables ánimas, y acontecieron cosas que parecen soñadas. No quedó en el matadero ni un solo ratón vivo de muchos millares que allí tenían albergue.
Cuanto a mí, si bien en otras corsas fue gran varón, en este hecho vehementemente juzgo que erró, y que no se gobernó según la dotrina estoica; porque o temió el nombre de rey (cuando debajo del poder del rey justo se juzga el mejor estado de la república), o allí esperó había de haber libertad, donde había tan grande premio al mandar y al servir; o se persuadió que la república se podía restituir al estado antiguo, perdidas las costumbres antiguas, y que allí habría igualdad del derecho civil, y que allí estarían las leyes en su lugar, donde vía pelear tantos millares de hombres, no por si servirían, sino por a quién servirían.
Pero la audacia de los héroes del cuartelazo felicista ha ido más allá de lo inverosímil, cada día pregonan la rendición de millares de revolucionarios...
Pero el odio es entre ustedes más fuerte que el amor. Hace millares de años que ustedes se odian mortalmente. Y que se buscan para dañarse y desgarrarse.
Había cierto aire diáfano, cierta luz en sus contornos, que quedaba en los adornos que tocaba por doquier; de modo que en breve tiempo que anduvo por los altares, viéronse en ellos millares de luces resplandecer.
Ella, riéndose, con los labios entreabiertos, se quedó contemplando la hervorosa grieta de la termitera. Millares y millares de hormigas rabiosas cubrían de una sábana gris los dos bultos.
-Se valoraron las prácticas sociales seleccionadas dentro de millares existentes y se les ubicó en ámbitos de uso y acción, para detonar así la secuencia de aprendizajes deseados en bloques para los educandos y analizar las conexiones que pueden darse con otros posibles.