Ejemplos ?
Todo nombramiento que requiera el consejo y consentimiento del Senado o de ambas cámaras quedará sin efecto al levantarse la siguiente sesión ordinaria. Ser comandante en jefe de la milicia.
13º) Reglamentar la administración de Crédito Público. 14º) Autorizar la movilización de la milicia provincial o parte de ella, en los casos a que se refiere el art.
Eres caballero romano, es tu talento que te ha subido a este orden, pero, por Hércules, las catorce filas están cerradas para muchos (se refiee Séneca a las catorce filas de asientos reservados para los caballeros en el teatro); no a todos acepta el Senado; e i incluso la milicia escoge escrupulosamente los que ha de admitir a la fatiga y al peligro; el sentido común, en cambio, está abierto a todos; ante él todos somos nobles.
Debía de haber, pues, el franco exceso mucho turbado a Dios la augusta frente; pues enviaba al sarraceno avieso a dar muerte y castigo a aquella gente; mas entre tanto aterrador suceso, Rodomonte infligía el más patente. Decía que al tener Carlos noticia, marchó tras él llevando gran milicia.
6.- Se crearán las instituciones necesarias para que en las horas libres y en los recreos de los trabajadores, tengan éstos acceso al disfrute de todos los bienes de la cultura, la alegría, la Milicia, la salud y el deporte.
Era principalmente entre los italianos, con su jefe Garibaldi a la cabeza, y entre los vascos franceses bajo el mando del coronel Thiebaut (es un error de información pues los Vascos en general-tanto españoles como franceses-tenían entonces por jefe, según ya se ha visto, al Coronel Brie) donde se reclutaba esta milicia extranjera mal vestida, mal disciplinada pero siempre brava y valerosa.
Los chilenos naturales que, habiendo cumplido veintiún años, o antes si fueren casados, o sirvieron en la milicia, profesen alguna ciencia, arte o industria, o ejerzan un empleo, o posean un capital en giro, o propiedad raíz de qué vivir.
Disponer de la fuerza de mar y tierra y de la milicia activa, para la seguridad interior y defensa exterior de la Nación, y emplear en los mismos objetos la milicia local, previa la aprobación del Congreso, o en su receso, de la Comisión Permanente.
ARTÍCULO 104 En ningún caso ni circunstancias serán juzgados los hondureños por Tribunales y Juzgados militares, ni sometidos a las penas y castigos prescritos por las ordenanzas del ejército o excepción de la marina y la milicia en servicio activo.
Aprobar los estatutos de otras corporaciones. 4. Dar las ordenanzas a la milicia activa y cívica conciliándolas con las del ejercicio permanente de la federación. 5.
Esta milicia, dotada de instrucción apropiada, podría dirigir, llegado el momento, los cuadros del ejército nacional, integrados por todos los ciudadanos útiles, sin otras excepciones que las fijadas en la ley y que de ninguna manera podrían basarse en privilegios de clase o fortuna.
Es instituida para defender al estado contra los enemigos exteriores, y para el mantenimiento del orden y ejecución de las leyes. ARTÍCULO 66 La organización de la milicia nacional del ejército, se regulará por la ley.