mida


También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

mida

sustantivo masculino
(ciencias naturales) brugo.
Ejemplos ?
¿Algunas de esas ilusiones a que están expuestos los hombres sistemáticos y de imaginación fogosa y movible? ¿Qué extraño es que se mida el mérito de un escritor por el trabajo que ha costado el entenderlo?
ÁTIRA No más me culpes de que en ocio inerte las horas pase de mi inútil vida, y que, con fin que unísono concierte, líneas iguales al oído mida; ni que, llamado a más dichosa suerte, con que mi rica patria me convida que nada a nadie liberal rehúsa, siga las huellas de la hambrienta Musa.
No se la puede comparar con las energías que se manifiestan por los instrumentos de laboratorio y que se anotan en las estadísticas de todo género. No hay aguja que la señale, balanza que la pese ni cifra que la mida.
Casares Quiroga a que mida sus responsabilidades estrechamente, si no ante Dios, puesto que es laico, ante su conciencia, puesto que es hombre de honor; estrechamente, día a día.
«Meléndez tropezó -añade por su cuenta don Diego Clemencín- con el escollo que siempre ofrecerá el mérito de Cervantes a los que se pongan en el caso de que se les mida con el príncipe de nuestros ingenios».
Pero si el eje lo encuentras de ocho pies: podrás entonces cortar además un mazo. Corta también una rueda de tres palmos para una carreta que mida diez palmos y además, varios trozos de madera curvada.
Pero la mayor de todas entre las muchas desdichas que el ser de vista tan corto me ocasiona y origina, es (de mi suerte reniego) que casi no pasa día en que mi flaca persona el duro suelo no mida; y no sé por qué milagro, con tan frecuentes caídas y con porrazos tan fieros ya no me he roto la crisma: no hay piedra en que no tropiece, cual puesta allí con malicia, ni charco en que el pie no meta, aun del agua menos limpia; y por mi pie negligente no hay evitada inmundicia de cuantas en nuestras calles olvidó la policía; si paso de acera a acera, es tal la desgracia mía, que no hay carreta ni coche que no se me venga encima; no hay cola en que no me enreden mi distracción y mi prisa, ni pisotón que me yerre ni encontrón que no reciba.
Sólo tu vida es vida: no hay cuento prodigioso de guarismo que tu principio mida; que eres eterno padre de ti mismo; y de círculo a modo, de ti sale y a ti regresa todo.
¡Ay! quien te condene, vea tu belleza, mire el mundo amargo, mida tu tristeza, ¡y en rubor cubierto rompa a sollozar! II ¡Cuánto río y fuente de cuenca colmada, cuánta generosa y fresca merced de aguas, para nuestra boca socarrada!
Urbano escribía así, no era por faltar al respeto a los señores vocales, sino por el gusto de medirlo todo. «Mida usted sus palabras», quería decir para él: «hable usted en verso».
hora a hora, por lo que hace, por lo que dice, por lo que calla. Piense que en sus manos están los destinos de España, y yo pido a Dios que no sean trágicos. Mida S.S.
Artículo 5°: Se destinan para la indemnización de que habla el artículo anterior, las cantidades siguientes: 1°, el 10 por ciento con que las rentas provinciales contribuyen al Tesoro público según la Ley; 2°, la suma a que monta el impuesto que se establece por tres años de cinco reales sobre los alambiques de destilar aguardiente y sus compuestos, cobrándose dichos cinco reales por cada galón de cuatro y media botellas que mida el alambique...