microfósil

(redireccionado de microfósiles)

microfósil

 
m. paleont. Fósil para cuyo estudio es necesario el uso del microscopio.
Ejemplos ?
Existe evidencia de que microfósiles de formas tubulares del Silúrico son en realidad los restos degradados de caliptras de un musgo relacionado con las actuales Polytrichaceae.
De subsuelo con propiedades plásticas, la región donde se ubica es de alta sismicidad, los suelos son sedimentos heterogéneos, volcánicos, lacustres, con una proporción y variedad de microfósiles (ostrácodos y diatomeas) que forman parte de la microestructura del suelo llamado regosol éutrico y Gleysol...
Se encontró que la pátina en la superficie del osario coincidía con la de los grabados, y que los microfósiles en la inscripción parecían naturalmente depositados.
Y, por último, se trata de verificar las huellas de la presencia de la vida en las rocas, como microfósiles, desviaciones en la proporción de isótopos de origen biogénico y el análisis de entornos, muchas veces extremófilos semejantes a los paleoecosistemas iniciales.
Los fósiles encontrados en el túnel pertenecen a 197 especies, de las que 66 se han identificado mediante macrofósiles, 101 por microfósiles y 29 son icnoespecies representadas por sus correspondientes icnofósiles (huellas de actividad fosilizadas).
Durante muchos años se conocieron solo a partir de microfósiles dentiformes de escasos milímetros que, a pesar de su abundancia, habían sido siempre encontrados de forma aislada, nunca asociados al fósil del animal que los poseyó.
Sin embargo, dentro del conjunto de microfósiles se incluyen también organismos multicelulares o restos microscópicos de formas macroscópicas.
Los foraminíferos suelen considerarse como el grupo más importante de microfósiles marinos debido a que son organismos muy abundantes en los sedimentos.
Ortopiroxenitas (o A84 o OPX o ALH 84001). (Antártida, 1984). Se encontraron lo que podría ser microfósiles marcianos similares a las nanobacterias terrestres. Metálicos.
a Micropaleontología es el estudio de los fósiles microscópicos (conocidos como microfósiles y nanofósiles), para lo cual se emplean técnicas especiales de muestreo, preparación y observación con el microscopio.
Incluye a los conocidos cocolitóforos, que tienen un exoesqueleto de placas calcáreas denominado cocolito y constituyen el fitoplacton marino más abundante, especialmente en mar abierto, además de ser extremadamente abundantes como microfósiles.
El valor práctico de los microfósiles en varios campos de la Geología histórica y económica proviene de su pequeño tamaño, abundancia y amplia distribución geográfica en los sedimentos de todas las edades y en casi todos los medios, tanto marinos como continentales.