micela

micela

s. f. QUÍMICA Agregado que constituye un sistema coloidal y que está en equilibrio con los iones o moléculas de que está formado.

micela

 
f. fís. y quím. Nombre con que se designa cada uno de los agregados moleculares constitutivos de la fase dispersa de un sistema coloidal.
Traducciones

micela

micella
Ejemplos ?
En contraste, la adición de un tensiactivo a una proteína que contiene un triptófano el cual está expuesto al disolvente acuoso podría causar un desplazamiento en la emisión del espectro azul, si el triptófano está incrustado en el tensioactivo vesícula o micela.
La respuesta a estas preguntas, es que estos tensioactivos se agruparían en una Micela, una esfera formada por pocas moléculas de tamaño óptimo y bien definidas a escala molecular.
En esta posición las cabezas se expondrían al agua, mientras sus colas apolares no se exhiben al entorno, ver figura 3. Al configurarse en una Micela, hay pérdida de entropía y cada molécula no se podría orientar en cualquier posición.
Se puede encontrar la presión osmótica respecto al valor C_TK_BT, la contribución de los anfifilos se parece a la ecuación (4) sólo que cada micela cuenta sólo como un objeto, no con M objetos.
La presión osmótica para este modelo vendrá dada por: frac 1 2 1+ frac 1+M -1 (2C_ 1 /C_) M-1 1+(2C_ 1 /C_) M-1 Se necesitan métodos detallados para obtener el tamaño de las micelas, mucho monómeros deben cooperar para producir la micela y es precisamente esto lo que hace brusca la transición vista en la figura 4.
Se denomina micela al conjunto de moléculas que constituye una de las fases de los coloides. Es el mecanismo por el cual el jabón solubiliza las moléculas insolubles en agua, como las grasas.
En la formación de una micela de jabón en agua, las moléculas de jabón (una sal de sodio o potasio de un ácido graso) se enlazan entre si por sus extremos hidrófobos que corresponden a las cadenas hidrocarbonadas, mientras que sus extremos hidrófilos, aquellos que llevan los grupos carboxilo, ionizados negativamente por pérdida de un ion sodio o potasio, se repelen entre si.
Estas micelas pueden existir en diferentes tamaños y su núcleo está compuesto por un pequeño volumen de hidrocarburo puro capaz de disolver sustancias no polares, mientras que la superficie polar asegura la solubilidad de la micela en agua.
En disoluciones acuosas, las moléculas anfifílicas forman micelas en las que los grupos polares están en la superficie y las partes apolares quedan inmersas en el interior de la micela, en una disposición que elimina los contactos desfavorables entre el agua y las zonas hidrófobas y permite la solvatación de los grupos de las cadenas polares.
Presentan una elevada estabilidad, además de permitir introducir grandes cantidades de información genética. El vector de ADN puede ser cubierto por lípidos formando una estructura organizada, como una micela o un liposoma.
Las caseínas interaccionan entre sí formando una dispersión coloidal que consiste en partículas esféricas llamadas micelas (ver Figura 3) con un diámetro que suele variar entre 60 y 450 nm, con un promedio de 130 nm. A pesar de la abundante literatura científica sobre la posible estructura de una micela, no hay consenso sobre el tema.
Las técnicas que utilizan polímeros reactivos junto con un aditivo hidrófobo para producir una micela más grande y ayudan a que se puedan crear una gama de tamaños.