mezquino


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con mezquino: mezquindad

mezquino, a

(Del ár. miskin, pobre, indigente.)
1. adj. Que está falto de sentimientos nobles y generosidad ridiculizar así a un compañero es un acto mezquino. despreciable
2. Que es avaro o tacaño era un usurero mezquino y avariento . avaro, miserable
3. Que es muy pequeño, escaso o ridículo para lo mucho que trabaja, cobra un sueldo mezquino. exiguo, nimio
4. Que es pobre, necesitado o le falta lo necesario. mísero, necesitado
5. Que es infeliz o desgraciado. desdichado, desventurado
6. s. m. HISTORIA Siervo de la gleba de origen español, en la alta edad media.
7. Méx. MEDICINA Especie de verruga dolorosa que sale en las manos o en los pies.

mezquino, -na

 
adj. Pobre.
Avaro, miserable.
Pequeño, diminuto.
Desdichado, desgraciado, infeliz.

mezquino, -na

(meθ'kino,-na)
abreviación
1. que no comparte con los demás Es mezquino con su auto.
2. persona que que escatima lo que gasta o lo que da, de manera exagerada Hizo una oferta mezquina.
3. falto de nobleza comentario mezquino
Sinónimos
Traducciones

mezquino

petty, mean, stingy, small‐minded, miserly, paltry, small, skimpy

mezquino

krátký, zlý

mezquino

ond, stumpet

mezquino

ilkeä, niukka

mezquino

oskudan, zločest

mezquino

けちな, 不十分な

mezquino

빈약한, 인색한

mezquino

gemeen, karig

mezquino

gjerrig, snau

mezquino

skąpy

mezquino

elak, knapp

mezquino

ใจร้าย, ไม่พอเพียง

mezquino

bần tiện, thiếu thốn

mezquino

/a
A. ADJ
1. (= tacaño) → mean, stingy
2. (= insignificante) [pago] → miserable, paltry
B. SM/F
1. (= tacaño) → mean person, miser
2. (LAm) (= verruga) → wart

mezquino

m (Mex, CA) wart
Ejemplos ?
Español, hallo cuando menos mezquino y ridículo buscar héroes en tierras remotas en menoscabo de los de nuestra patria; y cristiano, tengo por criminal olvidar nuestras creencias, por las de otra religión contra cuyos errores protestamos á cada paso.
Qué seis años monótonos de soledad y convento, habían su pensamiento reducido a un punto ruin, a espacio tan miserable, a círculo tan mezquino, que era el claustro su destino y el altar era su fin.
Aunque rédito mezquino de vuestro enorme caudal, ¡no es tan pobre capital para un capitán marino!» Mostró en sus labios don Luis una sonrisa agradable, y al capitán dijo afable: «bien prevenido venís.
Sencillamente, porque cada uno busca, en primer lugar, su mezquino bienestar momentáneo, sin avenirse a subordinarlo al bienestar y prosperidad de la comunidad.
El revuelto cieno de las almas viles de tiranos quiere convertir su seno en estrecho sepulcro para lo que es tan grande como el infinito, el pensamiento libre, el verbo rebelde, la verdad, la justicia, la libertad; pero lo mezquino, lo ruín, lo infame, no tendrá nunca magnitudes de vorágine.
Digna de imitarle, aunque abatida, que muchos no comprendieron que esta figura espartana de nuestra historia, era la voluntad y la ira de un pueblo, el ejemplo formidable de patriotismo y la muestra elocuente de ecuatorianidad, cien por cien; cuando al mismo tiempo, otros pusilánimes y cobardes aconsejaban al gobierno, izar la bandera blanca de sumisión para que no sufriera perjuicio el inmueble, el interés mezquino: símbolo de codicia.
Saludamos los cambios que traen promesas de paz y de prosperidad para muchos pueblos, pero exigimos que participe de ellos la humanidad entera. Desgraciadamente, estos cambios han beneficiado sólo en grado mezquino al mundo en desarrollo.
Y estas apreciaciones te las expreso, como siempre lo hice antes, de acuerdo a mi manera de hablar y de escribir, al margen de un objetivo, que sería inútil y mezquino, de juzgarte, de acusarte, y mucho menos de agraviarte.
Y ahora, todo debía de continuar siendo igualmente perfecto y maravilloso en su género; pero, no obstante, Edgard percibía en tales sonidos, formas, sabores y olores tales deficiencias, tales desafinaciones, tales faltas, mermas y pelillos que, en vez de recrearse, sufría horriblemente, o venía a solicitar del doctor un remedio heroico, radical y eficaz: la supresión de los fatales sentidos; el cierre de las puertas por donde entraba en su espíritu la noción de lo incompleto, de lo mezquino y miserable del humano existir...
Trocó el presuntuoso puro de a cuarto por el mezquino pitillo...
Entre este mezquino ajuar, que ni la amuebla ni adorna, tan fieros como infelices mis dos españoles moran: no causa su mal, ni el vicio que nos aisla y desdora, ni el crimen que nos infama, nos envilece y agobia.
En cierta noche del año 1824 hallábanse en un mezquino cuarto de posada, en la ciudad de Huamachuco, en conversación íntima, sazonada con sorbos á una taza de té y besos á una copa de ron de Jamaica, dos caballeros que vestían uniforme militar y que, por su fisonomía y acento, denunciaban de á legua su nacionalidad europea.