mezquino

(redireccionado de mezquinas)
También se encuentra en: Sinónimos.

mezquino, a

(Del ár. miskin, pobre, indigente.)
1. adj. Que está falto de sentimientos nobles y generosidad ridiculizar así a un compañero es un acto mezquino. despreciable
2. Que es avaro o tacaño era un usurero mezquino y avariento . avaro, miserable
3. Que es muy pequeño, escaso o ridículo para lo mucho que trabaja, cobra un sueldo mezquino. exiguo, nimio
4. Que es pobre, necesitado o le falta lo necesario. mísero, necesitado
5. Que es infeliz o desgraciado. desdichado, desventurado
6. s. m. HISTORIA Siervo de la gleba de origen español, en la alta edad media.
7. Méx. MEDICINA Especie de verruga dolorosa que sale en las manos o en los pies.

mezquino, -na

 
adj. Pobre.
Avaro, miserable.
Pequeño, diminuto.
Desdichado, desgraciado, infeliz.

mezquino, -na

(meθ'kino,-na)
abreviación
1. que no comparte con los demás Es mezquino con su auto.
2. persona que que escatima lo que gasta o lo que da, de manera exagerada Hizo una oferta mezquina.
3. falto de nobleza comentario mezquino
Sinónimos
Traducciones

mezquino

petty, mean, stingy, small‐minded, miserly, paltry, small, skimpy

mezquino

krátký, zlý

mezquino

ond, stumpet

mezquino

ilkeä, niukka

mezquino

oskudan, zločest

mezquino

けちな, 不十分な

mezquino

빈약한, 인색한

mezquino

gemeen, karig

mezquino

gjerrig, snau

mezquino

skąpy

mezquino

elak, knapp

mezquino

ใจร้าย, ไม่พอเพียง

mezquino

bần tiện, thiếu thốn

mezquino

/a
A. ADJ
1. (= tacaño) → mean, stingy
2. (= insignificante) [pago] → miserable, paltry
B. SM/F
1. (= tacaño) → mean person, miser
2. (LAm) (= verruga) → wart

mezquino

m (Mex, CA) wart
Ejemplos ?
Estas mezquinas contrariedades, unidas á las desgracias que en estos últimos años me han sobrevenido, y entre los cuales cuento la pérdida de mis padres y de mi hacienda, en lugar de acobardarme y héchome abandonar mis proyectos, han doblado mi fuerza y los han robustecido y ensanchado más cada dia; así es que en vez de un poema he emprendido dos: y en lugar de apartar mi pensamiento de Granada, le han hecho abarcar toda su poética historia.
que, según declaración de él mismo, no había podido contrarrestar las exigencias mezquinas de ciertos elementos políticos, se ausentara del país, a fin de organizar, sin peligro de conmoción interna, un Gobierno capaz de organizar la acción depuradora de la administración pública y de la vida política del país.
En su seno viven el silencio, la majestad, la poesía del misticismo y un santo honor que defiende sus umbrales contra los pensamientos mundanos y las mezquinas pasiones de la tierra.
Si se habla de cafés, no hay uno bueno: habitaciones que se hicieron para todo menos para café, ahogadas y mezquinas, frías como neveras en el invierno, pudiendo tener a poca costa una estufa siquiera.
Tú que la adoras, Fabio, si quieres conocerla deja al punto la corte fascinadora, déjala, y corre presuroso hasta mi noble tierra; y aquí, entre sus montañas y encantadoras selvas, renegarás del torpe numen que, sin conciencia, te hizo mentir soñando mezquinas primaveras; y acaso, convertido, al ver tanta belleza, arranques de tu lira las insonoras cuerdas, juzgando, cual yo juzgo, que si a sentir se llega de tan hermoso cuadro la sencilla grandeza, para cantarla es poco « la rica gaya ciencia ».
ntre las mezquinas construcciones del barrio de la Judería, destacábase una espaciosa, bien encalada, alta, con volado balconcillo lleno de cajas de claveles reventones y plantas floridas.
Sus camaradas huían de él como de un apestado; que cualidad de las almas mezquinas es abandonar al amigo en la hora de la desgracia, viniendo por ende a aumentar su zozobra el aislamiento a que se veía condenado.
En Marineda se habla eternamente de cuestiones locales mezquinas, que me importaban un bledo, que ya me desesperaba oír comentar, si algunas veces con ingenuo y sandunga, por lo regular con machaconería insufrible.
El estilo de estos artículos ha de ser campanudo y solemne; siempre se ha de hablar en nombre de «los sagrados intereses que representarnos»; no se ha de detener «nuestra pluma ante ningún género de consideraciones bastardas, porque en el estado de la Prensa y dentro de la noble misión que nos hemos impuesto no caben mezquinas pasiones, ni se cede al favoritismo jerárquico, ni se admiten banderías, ni se toleran desafueros...», y todo lo que se quisiera, por esta senda, procurando siempre, aunque es ocioso advertirlo, que si bien deben prometerse toda clase de razones en pro de la tesis, no debe estamparse una sola.
Si bien hemos visto que las pullas jactanciosas, las mezquinas intrigas en que se manifestaba la lucha del partido del orden contra el presidente no merecían mejor acogida, por otra parte este partido burgués, que exigía a sus representantes que dejasen pasar sin resistencia el poder militar de manos de su propio parlamento a manos de un pretendiente aventurero, no era siquiera digno de las intrigas que se malgastaban en su interés.
No pudiendo ejercer, como lo quiere la Naturaleza, la actividad propia de la mujer, y necesitando ejercerla de algún modo, la empleaba en las mezquinas intrigas, en los chismorreos provincianos y en las combinaciones egoístas de que acaban por ocuparse exclusivamente todas las solteronas.
Pero me llamó la atención que no se dignó dirigir una sola mirada a la preciosa flor, cuyos festones de terciopelo y oro llenaban la mísera habitación revestida de tapices baratos y alfombras mezquinas, de un monstruoso prestigio de sueño chino.