mexicano

(redireccionado de mexicanas)
También se encuentra en: Sinónimos.

mexicano, a

1. adj./ s. De México, país americano.
2. s. Persona natural de este país.
3. s. m. LINGÜÍSTICA Variedad lingüística del español hablado en México.
NOTA: También se escribe: mejicano

mexicano, -na

 
adj.-s. De México.

mexicano, -na

(mexi'kano, -na)
abreviación
que pertenece a México Mi amigo es mexicano.

mexicano, -na

(mexi'kano, -na)
sustantivo masculino-femenino
persona nativa de México Llegó un mexicano al hotel.

mexicano, -na

(mexi'kano, -na)
abreviación
1. característica que está relacionado al país de México comida mexicana
2. persona que es nacido en México un hombre mexicano

mexicano, -na


sustantivo masculino
lenguaje hablado por los nahua todavía usado en la actualidad El lenguaje mexicano se habla asiduamente en el norte del país.

mexicano, -na

(mexi'kano, -na)
abreviación
que pertenece a México Mi amigo es mexicano.

mexicano, -na

(mexi'kano, -na)
sustantivo masculino-femenino
persona nativa de México Llegó un mexicano al hotel.

mexicano, -na

(mexi'kano, -na)
abreviación
1. característica que está relacionado al país de México comida mexicana
2. persona que es nacido en México un hombre mexicano

mexicano, -na


sustantivo masculino
lenguaje hablado por los nahua todavía usado en la actualidad El lenguaje mexicano se habla asiduamente en el norte del país.
Traducciones

mexicano

Mexican

mexicano

المكسيكي, مَكْسِيكِيّ

mexicano

mexicain

mexicano

messicano

mexicano

Mehikanec, Mehikanka, mehiška, mehiški, mehiško

mexicano

Mexičan, mexický

mexicano

mexicaner, mexicansk

mexicano

meksikolainen

mexicano

meksički, Meksikanac

mexicano

メキシコの, メキシコ人

mexicano

멕시코 사람, 멕시코의

mexicano

mexicano

mexicano

mexikan, mexikansk

mexicano

เกี่ยวกับเม็กซิกัน, ชาวเม็กซิกัน

mexicano

người Mexico, thuộc nước/người/tiếng Mexico

mexicano

Мексико

mexicano

墨西哥

mexicano

מקסיקני

mexicano

/a ADJ & SM/FMexican
Ejemplos ?
La industrialización, indispensable en la lucha por la independencia de un país secularmente agropecuario, se ha realizado en México a un alto costo; y ha sido paradójico que después de los años de la expropiación petrolera, de la nacionalización de la industria eléctrica y de la mexicanización de muchas industrias, todavía haya habido en el pasado quienes no hayan tenido inconveniente en cooperar a la venta de empresas mexicanas -unas privadas y otras públicas- a intereses ajenos -que no tienen otro objetivo que el de obtener ganancias para exportarlas...
Es la misma soberanía de la nación, que quedaría expuesta a simples maniobras del capital extranjero, que olvidando que previamente se ha constituido en empresas mexicanas, bajo leyes mexicanas, pretende eludir los mandatos y las obligaciones que les imponen autoridades del propio país.
Las escrituras y estatutos de las diversas sociedades de gestión colectiva y las que los reformen o modifiquen; IV. Los pactos o convenios que celebren las sociedades mexicanas de gestión colectivas con las sociedades extranjeras; V.
En los conflictos mineros, quejas de las empresas con las autoridades americanas e intervención “amistosa” de éstas ante las autoridades mexicanas.
Esta recuperación acelerada y la inestabilidad económica que tuvo lugar dos años después en Rusia y en el sureste asiático, permitieron que la crisis mexicana dejara de ser noticia. No obstante, entre las familias y las empresas mexicanas el "efecto tequila" dejó una resaca perdurable.
Le hice conocer que si las compañías insistían en seguir pidiendo intervención al Departamento de Estado americano, perdían sus derechos las compañías organizadas bajo las leyes mexicanas y que en este caso están El Águila y otras.
Hoy, que la principal beneficiaria con la recuperación de El Chamizal, será la ciudad fronteriza que lleva el nombre del ilustre Benemérito a quien México debe su segunda independencia, es de la más estricta justicia recordar que fue precisamente el propio Presidente Juárez quien, teniendo aún la sede de su gobierno en la capital del estado de Chihuahua, instruyó a don Matías Romero, su representante diplomático cerca del gobierno de Washington, para que llamara la atención de éste sobre desprendimientos bruscos de tierras mexicanas, de la margen derecha del Río Bravo a la opuesta, y reafirmara, con respecto a esas tierras, "el dominio eminente de la Nación a que pertenecían".
La paz pareció volver a reinar, no obstante dentro de las almas mexicanas latía el temor por lo que algunos pensaban: realezas imperiales de un príncipe extranjero, traído por los nostalgiosos y despistados mestizos.
Asumo con orgullo la elevada responsabilidad de comandante supremo de las Fuerzas Armadas mexicanas, desempeñaré tan honroso cargo velando en todo momento por la independencia y la soberanía del país, la integridad de su territorio y la seguridad nacional, lo haré con estricto apego a la Constitución y a las leyes que nos rigen, así como a las normas de la convivencia internacional, surgidas del pueblo y comprometidas inquebrantablemente con sus más caros ideales y anhelos.
Con emoción desbordante tributo una vez más el homenaje de la nación y mi gratitud, a las abnegadas mujeres mexicanas que dirigen, cooperan y, día a día, laboran en una obra que responde a la más honda inspiración humanista de mi Gobierno, y a uno de los aspectos esenciales del futuro de México.
Por acuerdo del señor Presidente De Gaulle, anterior a la memorable visita que hizo a México en marzo del presente año, el Gobierno de Francia restituyó a nuestro país, en emotiva ceremonia, tres banderas mexicanas que fueron capturadas por el Ejército francés, durante la campaña de 1862 a 1864 y que se conservaban en un museo militar de París.
Por cuanto es necesario insistir en la irreprochable posición internacional de México en un incidente que en manera alguna provocamos, he de referirme al ataque desatado por aviones de la Fuerza Aérea de Guatemala, la madrugada del 31 de diciembre de 1958, sobre cinco inermes embarcaciones pesqueras mexicanas de las cuales dos, cuando menos, conforme a declaraciones de testigos oculares, no se encontraban en aguas guatemaltecas, y otra carecía de aparejos indispensables para la pesca.