metrónomo

metrónomo

(Del gr. metron, medida + nomos , ley.)
s. m. MÚSICA Aparato para marcar el compás de ejecución de una pieza musical.
Traducciones

metrónomo

metronome

metrónomo

Metronom

metrónomo

métronome

metrónomo

metronoom

metrónomo

Metrônomo

metrónomo

المسرع

metrónomo

Metronom

metrónomo

节拍器

metrónomo

節拍器

metrónomo

Metronom

metrónomo

METRONOME

metrónomo

מטרונום

metrónomo

メトロノーム

metrónomo

메트로놈

metrónomo

Metronome

metrónomo

SMmetronome
Ejemplos ?
Los instrumentos musicales cambian tu posición en el tablero y si caes en el metrónomo cambias la posición y valor de la estrella.
La indicación de pulsaciones por minuto de una pieza musical convencionalmente se representa en la partitura como una indicación de metrónomo, como la que se ilustra en la imagen de la derecha.
De este modo, la indicación = 60 se traduce en ejecutar una pieza a tal velocidad que quepan sesenta negras en un minuto. En la práctica, para alcanzar esta exactitud se utiliza un aparato llamado metrónomo.
Estas indicaciones han sido de varios tipos según los momentos y las tradiciones musicales, pero hay un momento de cambio importante cuando en el año 1812 se inventa el metrónomo, patentado por Johann Maelzel en 1816.
-que dejaba a un lado su antiguo papel de mero metrónomo-, incrementando con ello la libertad de bajistas y bateristas; se introdujeron disonancias, polirritmos, nuevas paletas tonales y fraseos más irregulares; se abandonó la melodía en favor de la improvisación, y el formato de big band por el de combo, formado por muy pocos músicos; y se adoptó, incluso un look característico en el que no podía faltar sombrero, gafas de sol y perilla.
La invención del metrónomo con el que se podía tanto ajustar la velocidad a un determinado número de pulsaciones por minuto, como oír estas pulsaciones mientras se interpreta la música, permitió una exactitud mucho mayor que la que se había dado con anterioridad.
Paralelamente se realizó una adecuación del sistema anterior -que no desaparecía- al nuevo, estableciendo por ejemplo que un andante correspondía a entre 60 y 80 pulsaciones por minuto. Así pues, cada una de las indicaciones textuales en italiano se corresponde con un rango de indicaciones numéricas de metrónomo.
Como alternativa a las indicaciones de metrónomo, algunos compositores del siglo XX como Béla Bartók y John Cage, proporcionarían el tiempo total de ejecución de una obra, de la cual podía deducirse aproximadamente el tempo pertinente.
En música clásica, hasta la invención del metrónomo, lo habitual era describir el tempo de una pieza mediante una o más palabras, habitualmente adjetivos que describían la velocidad de la pieza musical y de su interpretación como andante, allegro, etc.
Con posterioridad a la invención del metrónomo se han seguido empleando y hacia finales del siglo XIX y principios del XX, con la eclosión de los nacionalismos, tendieron a emplearse sus correspondientes traducciones a las lenguas propias de los autores que las utilizaban.
Este tipo de marcas matemáticas de tempo fueron cada vez más populares durante la primera mitad del siglo XIX, una vez que el metrónomo fue inventado por Johann Nepomuk Mälzel aunque los primeros metrónomos eran algo inconsistentes.
La primera tarea de Rasmussen fue ajustar y arreglar el sonido de las guitarras, ya que la banda no había quedado satisfecha; sobre eso dijo: «Como los chicos tenían la perfección como objetivo, para la batería, Ulrich utilizó una pista guía para los tempos y un metrónomo».