metimazol

Búsquedas relacionadas con metimazol: propiltiouracilo, tiamazol
Traducciones

metimazol

m methimazole (USAN), thiamazole (INN)
Ejemplos ?
La TPO es estimulada por la tirotropina (TSH) que regula la expresión del gen y es inhibida por las tioamidas como el propiltiouracilo y el metimazol.
En caso de dosis extrema es útil la plasmaféresis. No sirve la administración de medicamentos anti tiroideos como el Metimazol, en caso de hipertirodismo iatrogenico.
Algunos miembros del grupo de las tioamidas incluyen al metimazol, carbimazol (convertido in vivo a metimazol, y propiltiouracilo.
Los fármacos no son utilizados para su tratamiento y en su contra son los denominados fármacos antitiroideos, los cuales bloquean la acción de la glándula tiroides y, por consiguiente, impiden la producción de hormonas tiroideas. Dentro de este grupo de medicamentos, los que principalmente se utilizan son: el carbimazol, el metimazol y el propiltiouracilo.
Los posibles tratamientos de los que se dispone para esta patología son tres: cirugía, yodo radiactivo y medicación antitiroidea (tionamidas: metimazol, carbimazol y propiltiouracilo).
La cirugía no es una opción recurrente en casos de hipertiroidismo felino. Un tratamiento radiactivo o metimazol es lo recomendable para tratar los síntomas.
En general los fármacos de elección son: PTU (propiltiuracilo): Fármaco que inhibe la producción de hormonas tiroideas, así como el paso de T4 a T3 en la periferia. Metimazol: Fármaco perteneciente a la familia de las tioamidas (al igual que el propiltiuracilo).
(Ello contrasta con el metimazol, el cual comparte el mecanismo central de propiltiouracilo, pero no el periférico.) La administración del propiltiouracilo es vía oral, con concentraciones séricas máximas que se alcanzan en una hora.
Cabe señalar que el fármaco se une aproximadamente en un 70% a las proteínas y se encuentra ionizado de manera significativa a un pH fisiológico normal, mientras que la unión a proteínas del agente antitiroideo metimazol es notablemente inferior.
Se prefiere el PTU al metimazol, que también es categoría D, solo en el primer trimestre del embarazo y en mujeres que puedan quedarse embarazadas debido al mayor riesgo de teratogenicidad del Metimazol durante la organogénesis.
En el segundo y tercer trimestre, el riesgo disminuye y se prefiere el metimazol para evitar el riesgo de complicaciones hepáticas en la madre del PTU.
El metimazol impide que la enzima peroxidasa se una a los residuos de tirosina de la tiroglobulina, unión que causaría la asociación con yodo, por lo tanto, conlleva a una reducción de la producción de las hormonas tiroideas T3 y T4 (tiroxina).