meticuloso

(redireccionado de meticulosos)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con meticulosos: autoconfiado

meticuloso, a

(Del lat. meticulosus, miedoso.)
adj. Que cuida mucho los detalles es muy meticulosa en su trabajo. escrupuloso, minucioso

meticuloso, -sa

 
adj.-s. Medroso.
Nimiamente puntual, escrupuloso, concienzudo.

meticuloso, -sa

(metiku'loso, -sa)
abreviación
persona que realiza sus actividades de manera muy detallista Un artesano meticuloso creó esas joyas.

meticuloso, -sa


abreviación
que se realiza con mucho cuidado por los detalles un trabajo muy meticuloso
Sinónimos

meticuloso

, meticulosa
Traducciones

meticuloso

kleinlich

meticuloso

meticoloso, pignolo

meticuloso

méticuleux

meticuloso

meticuloso

meticuloso

دقيق

meticuloso

щателен

meticuloso

细致

meticuloso

細緻

meticuloso

omhyggelig

meticuloso

세심한

meticuloso

ADJmeticulous

meticuloso-a

a. meticulous, scrupulous.
Ejemplos ?
Así como en las grandes ocasiones somos muy meticulosos en la elección de criados, con tal de que sean suficientemente numerosos y vistosos, así, en este sentido, la justeza de las palabras es una cuestión secundaria con tal de que haya gran cantidad de ellas y de mucho efecto.
Como las aspas de un molino de viento que toman la corriente ancha pero superficial del sonido y después de un par de vueltas en sus fraudulentos cerebros pasa al otro lado. Me sorprendería que fueran tan meticulosos como para lavar sus odios después de hacerlo con sus manos.
De la hidromancia con que anduvo engañado Numa, viendo algunas imágenes de los demonios PROEMIO Si pareciere que soy algo más exacto y prolijo en procurar arrancar y extirpar las perversas y envejecidas opiniones contrarias a la verdadera religión; las cuales tenía arraigadas profunda y obstinadamente en los corazones meticulosos el error en que tanto tiempo había estado el género humano...
La astronomía y la geografía la ejercían los sacerdotes mayores también llamados “papas" y la utilizaban para el calendario y el conocimiento de los diversos lugares; la medicina la desarrollaban sus médicos, que se les llama curanderos y atendían toda clase de padecimientos; y la herbolaria los viejos estudiosos meticulosos de las propiedades de las plantas.
Su reputación para la elaboración de los ritmos meticulosos propio de la escena dance le llevó a remezclar a algunos de los grandes nombres de la escena musical, tales como U2, Mariah Carey, Photek, Simply Red y David Bowie, entre otros.
El que nos interesa dice así: Recientes y meticulosos análisis de la documentación existente han permitido asegurar que las obras, al menos las de cimentación, estaban ya en marcha en 1139, en tiempos del obispo Bernardo y que, a su muerte, ya estaban edificadas la cabecera, nave meridional y portada de este lado pues fue enterrado en el lado sur, correspondiendo la continuación de la construcción a Esteban que la consagró en 1174, aunque este último detalle no supuso la terminación de las obras, ya que las mismas continuaron durante el obispado de su sucesor, Guillermo (1176-1192), que levantaría el transepto y el cuerpo de la iglesia, en tanto que el claustro y la torre estaban en obras en el primer tercio del s.
Los cocineros meticulosos raspan los tallos de espárrago con un pelador de verduras, evitando las yemas, y los enfrían en agua helada antes de hervirlos; a menudo la piel se incorpora al agua de cocción y se retira cuando los espárragos están hechos, supuestamente para evitar diluir el sabor.
Mientras que pueden ser muy pacientes con casos complejos, les aburre la rutina. Aunque no siempre sean ordenados, son meticulosos con las cosas que realmente valoran.
En una serie de meticulosos experimentos, Duchesne estudió la interacción entre la Escherichia coli y la Penicillium glaucum, mostrando que esta última era capaz de eliminar completamente a la primera en un cultivo que contuviese sólo estos dos organismos.
Excepcionalmente, también trabajó en el mobiliario de los reyes de Francia, concretamente en los modelos para las aplicaciones de bronce dorado, como atestiguan los meticulosos libros de cuentas anotados por el «Guarda muebles» del rey.
Alister McGrath, autor de, describe El espejismo de Dios como el libro de Dawkins «más débil hasta la fecha, echado a perder por su excesiva dependencia en atrevidos argumentos y en su retórico éxito, en asuntos que claramente demandan reflexiones cuidadosas y análisis meticulosos, basados en la mejor evidencia disponible».
Ambos fueron diestros en la utilización del color mediante en cuanto se lo permitió la técnica de la época, y también fueron meticulosos en la práctica del dibujo a su vez sin duda con la intención de mejorar su técnica de la perspectiva, obtener llamativos efectos y perfeccionar sus encajes.