Ejemplos ?
El material del holotipo fue disgnado MPEF-PV 1156 e incluyen dentarios parciales, dientes, dorsales 3 a 8 y 11 a 14, caudales proximales, costillas y arcos hemales, un escapulocoracoide parcial, húmeros, ulna, ilion parcial, y casi todo el fémur, fibula, metatarsal 2 izquierdo.
Material adicional, designado MPEF-PV 1157, incluyen a los yugales, un dentario derecho, dientes, la vértebra atlas, incluyendo la neurapofisis, cervical 9, dorsal 7, 10, 13, los 5 cuerpos de las sacras fusionados, una variedad de vértebras caudales, costillas, el fémur derecho (estimado en 140 cm de largo), un metatarsal 2 fragmentado, y las falanges pedales 2-1, 2-2 y 3-3.
Se comunica sexualmente y marca su territorio mediante la orina y con el frotado de objetos con alguna de sus varias glándulas odoríferas: preorbitales (junto a sus ojos), tarsales e interdigitales (en sus patas) y las situadas en las bases de su cornamenta. La glándula metatarsal —presente en los venados de cola blanca norteamericanos— en este taxón posee un escaso o nulo desarrollo.
Glacialisaurus es un robusto sauropodomorfo no eusaurópodo que se caracteriza por un borde robusto epicondilar en distal del fémur, presente en formas más basales y en los terópodos más gráciles, un borde aductor robusto en la superficie medial del cóndilo femoral, el segundo metatarsiano con un borde convexo en proximal, falange lateral plantar hipertrofiada en distal del metatarsal II, aunque menos que en los sauropodomorfos basales y con el condilo medial más desarrollado que el lateral lo que corre hacia el centro el dedo.
Oryctodromeus está basado en el holotipo MOR 1636a, un esqueleto parcial de un ejemplar adulto que incluye los premaxilares, parte de la caja craneana, tres vértebras del cuello, seis de la espalda, siete del sacro y veintitrés de la cola, una brazo sin la mano, ambas tibias y una fíbula incompleta, además un metatarsal.
La presencia de protoplumas en la zona metatarsal demuestra que estas aparecieron primero en grupos celurosaurianos mucho más basales que en los avanzados manirráptores emplumados.
Las subespecies suramericanas se distinguen claramente de las norteamericanas por divergencias genéticas, cornamenta menor, ausencia de glándula metatarsal y menor peso y tamaño corporal.
El material inicial y holotipo estaba compuesto por una sola garra fósil, de unos 30 cm de longitud, que se asemejaba notablemente a la hoz metatarsal propia de los dromaeosáuridos, y por algunos otros restos de muy poca significación, lo que dificultaba la identificación certera del individuo.
nasicornis (Marsh, 1884) especie tipo, encontrado en la Cuenca Brushy de la Formación Morrison, Colorado, EE. UU.. Marsh, 1884. On the united metatarsal bones of Ceratosaurus. Amer. Jour.
lo consideraron un carnosaurio dentro del parafilético Allosauria, más cercanos a los tiranosáuridos que Allosaurus y Acrocanthosaurus basándose en la reducción posterior del metatarsal III., pero estudios modernos describen como un espinosáurido probablemente una especie basal de la familia Spinosauridae, según lo expresado por Sereno, Chure y Rauhut.
En 1994, Holtz agrupó a los tiranosauroides con los elmisáuridos, ornitomimosaurios y los troodóntidos dentro de un clado de celurosaurios llamado Arctometatarsalia basado en una estructura común del tobillo en la que el segundo y el cuarto metatarsal se encuentran cerca de los huesos del tarso, cubriendo el tercer metatarso cuando es visto de frente.
También son características diagnósticas el surco metatarsal anterior profundo, tróclea metatarsal II muy proyectada posteriormente, tróclea metatarsal III bien dirigida internamente y una impresión del metatarsal I bien demarcada, comprimida lateralmente y expandida dorsoventralmente.