metalingüística

Búsquedas relacionadas con metalingüística: referencial

metalingüística

s. f. LINGÜÍSTICA Estudio de las interrelaciones entre la lengua y la cultura de un pueblo determinado.

metalingüística

 
f. ling. Estudio de las relaciones entre la lengua y la cultura de un pueblo determinado.
función metalingüística Función del lenguaje por el que el emisor toma el código de que se trate como objeto de discusión, análisis y estudio: lo que yo llamo X es Y.
Ejemplos ?
su poética), función autoconsciente (cuando la obra o sus personajes saben que son obra y personajes, respectivamente), función metalingüística (cuando la reflexión recae sobre el sistema lingüístico de significación empleado, es decir, sobre la lengua), función especular (también conocida como mise en abyme cuando se juega con la violación de los diferentes niveles narrativos dentro de un mismo texto), y la función iconoclasta (cuando se introducen elementos fictivos que rompen la lógica de la realidad posible, como por ejemplo, un personaje que alude al autor que lo creó, una película que es reproducida dentro de sí misma, etc).
Se concluye de modo general que no es posible un conocimiento directo sino interpretativo y por medio del lenguaje como segundo sistema de señales. El concepto de verdad es, lógicamente considerado, como una aplicación metalingüística.
Algunos teóricos consideran que, en verdad, la Lingüística documental es una forma de metalingüística, ya que los metalenguajes son aquellos que aparecen para explicar otro lenguaje.
Función metalingüística: el lenguaje humano permite referirse a sí mismo; se puede decir que «altar» es una palabra masculina, y no se está haciendo referencia alguna al objeto, sino a la palabra en sí.
Nuestro conocimiento es interpretativo y el lenguaje constituye un «segundo sistema de señales». El concepto de verdad es considerado como una cuestión metalingüística.
Y si la lengua puede ser el medio para que mujeres y hombres se comprendan mejor y construyan pensamientos creativos y su reflejo en acciones, debemos procurar luchar porque la lengua española que hoy hablamos, desde la escuela contribuya, con su potencia y con su ritmo, a la solidaridad humana, al ser utilizada en todo el abanico de funciones que los lingüistas han descubierto: comunicativa, expresiva, emotiva, apelativa, conativa, referencial, fática, poética, metalingüística, interpersonal, textual, etc.
Percibir, sentir, ver, oler, oír, también es leer. Dentro de los lenguajes, se sabe, las lenguas poseen una función exclusiva denominada metalingüística .
Desde Wittgenstein a Carnap, o de Austin a Searle, éstos pensadores han aplicado la función metalingüística para explicar lógica y pragmáticamente tanto las acciones como los actos de habla.
Por ello se hace necesario subrayar que si cada alumno llega a la escuela poseyendo el manejo de base que su propia vida familiar, social y multimedia le ha dado de su lengua, la activación de la función metalingüística ha de ser uno de los ejes rectores para el logro de una clase reflexiva, integradora y comunicativa.
Sean las clásicas funciones explicadas por Bühler, expresiva, representativa y apelativa; o las descritas por Jakobson a partir del modelo tan conocido de la comunicación: emotiva, referencial, conativa, fática, poética y la propia metalingüística; o las más recientemente propuestas por Halliday, instrumental, reguladora, interactiva, personal, heurística, imaginativa e informativa para los niños e ideacional, interpersonal y textual para el adulto, la escuela, verdadero laboratorio lingüístico-semiótico, pone en práctica situacional la lectura semiótica.
En pocas palabras, orienta el uso de estrategias cognitivas que ayudan a realizar tal función metacognitiva y metalingüística, al reflexionar sobre la lengua, los lenguajes, la comunicación, la sociedad y la cultura.
La lectura lingüística es una habilidad básica de gran valor personal y social, pero en nuestros tiempos, sin dejar de lado por supuesto, los libros, a pesar de las redes informacionales, se requiere llevar al estudiante y al estudioso hacia otra habilidad básica, muy descuidada en la galaxia de Gutemberg, pero que la madura de Marconi y la creciente de la cibernética, como lo hemos afirmado, nos hace poner en guardia para su realización: la lectura semiótica, técnicas de captación de otros sistemas sígnicos desde la función metalingüística inevitable.