metafísico

(redireccionado de metafísicos)

metafísico, a

1. adj. FILOSOFÍA De la metafísica pensamiento metafísico.
2. Que es difícil de comprender con sus explicaciones metafísicas, nadie le entiende. abstracto
3. s. Persona especialista en metafísica.

metafísico, -ca

 
adj. Relativo a la metafísica.
fig.Abstracto y difícil de comprender.
m. f. Persona que profesa la metafísica.
b. art. pintura metafísica Tendencia pictórica que fue fundada en París, en 1913, por G. De Chirico y que se desarrolló principalmente en Italia en los años 1914-18. Revelar el aspecto metafísico de la realidad es la tarea de los artistas metafísicos.
lit. poesía metafísica Nombre que se da a la poesía de ciertos escritores británicos del s. XVIII. De tema amoroso, se caracteriza por el uso de la ironía, la paradoja y el análisis psicológico.
Traducciones

metafísico

metaphysical

metafísico

metafisico

metafísico

métaphysique

metafísico

metafysische

metafísico

metafísica

metafísico

الميتافيزيقي

metafísico

metafysiska

metafísico

/a
A. ADJmetaphysical
B. SM/Fmetaphysician
Ejemplos ?
Un dialéctico puro es un mutilado. La humanidad no ha hecho caso a los metafísicos de gabinete, sino a los profetas, metáforas en acción.
Ya Platón hacía decir a Sócrates en el Parménides, que quien de joven no se ejercitó en analizar esos principios metafísicos, que el vulgo estima ocupación ociosa y de ociosos, jamás llegará a conseguir verdad alguna que valga.
Acabemos ya el viaje milenario por rejiones de idealismo sin consistencia i regresemos al seno de la realidad, recordando que fuera de la Naturaleza no hai más que simbolismos ilusorios fantasías mitolójicas, desvanecimientos metafísicos.
Cada vez que el hombre ha intentado elevarse por la razón a una síntesis del universo ha fracasado lamentablemente. Los sistemas metafísicos tienen todos algo de grotesco.
Acabaríamos por transformarla en una organización de pensadores que discuten sobre las ideas y que con certeza degeneraría en una sociedad de metafísicos discutiendo sobre las palabras.
Los metafísicos modernos, a partir del siglo XVII, han tratado de restablecer la moral, fundándola, no en dios, sino en el hombre.
Observad aun en qué materia: no en una materia eternamente activa y móvil, llena de propiedades y fuerzas, de vida y de inteligencia, tal como se presenta a nosotros en el mundo real; sino en la materia abstracta, empobrecida, reducida a la miseria absoluta por el saqueo en regla de esos prusianos del pensamiento, es decir, de esos teólogos y metafísicos que la desproveyeron de todo para dárselo a su emperador, a su Dios; en esa materia que, privada de toda propiedad, de toda acción y de todo movimiento propios, no representa ya, en oposición a la idea divina, más que la estupidez, la impenetrabilidad, la inercia y la inmovilidad absolutas.
Desde el punto de vista del espiritualismo, los metafísicos griegos fueron, mucho más que los judíos, los creadores del dios cristiano.
Ni hay, pues, que recurrir a objetos sutiles y metafísicos para indicar que poseen las cosas maneras diferentes de presentarse; pero, cada cual, en su orden, igualmente claras.
Idea nacida con el Hombre desde el estado salvaje y que han ido modificándose poco a poco, a medida que el hombre se civilizaba y cultivaba su inteligencia, hasta hacer de tal idea una concepción puramente metafísica, dotada de atributos no menos metafísicos, sirviéndome de ésta expresión en su acepción más vulgar, que quiere que sea metafísico todo aquello que no se comprende.
Cristina leyó esta carta con pena; pero no con tanta pena como hubiera tenido si el desengaño hubiera precedido a la caída. Llamaba ella la caída al momento en que sus amores con Fernando dejaron de ser metafísicos.
Estaba reservado al genio de Gall venir a demostrar con argumentos irrefragables, fundados tanto en un análisis admirable de las facultades intelectuales y afectivas del hombre y en un estudio comparativo de los animales, que hay en éstos como en aquél, tendencias innatas que los inclinan hacia el bien, como hay otras que los impelen hacia el mal; que estas inclinaciones tienen sus órganos en la masa cerebral, y que el hombre no es por lo mismo un ser exclusivamente inclinado al mal, como lo habían supuesto los teólogos y los metafísicos, sino que hay en él, como lo había establecido el buen sentido vulgar, inclinaciones benévolas que le son tan propias como las opuestas.