metafísica

Búsquedas relacionadas con metafísica: ontología

metafísica

(Del gr. meta ta physika, después de las cosas de la naturaleza.)
1. s. f. FILOSOFÍA Parte de la filosofía que estudia el ser, la esencia de la realidad, y que implica una concepción total de la vida y del universo.
2. Modo de discurrir con demasiada sutileza sobre una materia hay que aclarar ese informe porque todo en él es metafísica.
3. Teoría general y abstracta la metafísica de los números.
4. metafísica especial FILOSOFÍA Aquella que estudia a un ser en especial, como la cosmología o la sicología.
5. metafísica general FILOSOFÍA La que estudia la naturaleza del ser en sí mismo, de forma independiente a sus diversas manifestaciones o fenómenos. ontología

metafísica

  (del gr. metá physiká, después de la física)
f. filos. Disciplina filosófica que trata del ser en cuanto tal, y de sus propiedades, principio y causas primeras. Varias han sido las concepciones de la metafísica a lo largo de la historia, en función, a menudo, del objeto que se le ha atribuido. En Aristóteles el objeto de la metafísica es el ser como ser (la sustancia o Dios); en la escolástica medieval es el ente; en la época moderna se originan modificaciones más importantes: según Descartes, la metafísica trata de los problemas transfísicos y de las primeras o primera verdad. Hume, con su crítica del principio de causalidad y de la noción de sustancia, dejó a la metafísica sin objeto. Kant, influido por la crítica de Hume, quiso estudiar la posibilidad de la metafísica, y llegó a la conclusión de que la metafísica no puede ser una ciencia teórica sino solo postulado de una realidad moral. En continuidad con el positivismo del s. XIX, el neopositivismo y las filosofías analíticas del siglo XX (desde Wittgenstein y el Círculo de Viena hasta el empirismo lógico) se esfuerzan por mostrar que las proposiciones metafísicas carecen de todo sentido, porque ni presentan las características de las proposiciones fáctico-materiales, empíricamente verificables, ni de las proposiciones lógico-formales, evidentes en su pura tautologicidad, ni pueden ser deducidas o inducidas de ninguna proposición válida en ninguno de los órdenes mencionados. Los fallos tanto semánticos como sintácticos que el lenguaje metafísico revelaría a un riguroso análisis científico obligan a considerarlo meramente expresivo de los sentimientos humanos, respetables en sí mismos, pero de nula significatividad científica. Parecida actitud crítica se encuentra en las diversas tendencias filosóficas del estructuralismo.

metafísica

(meta'fisika)
sustantivo femenino
filosofía parte de la filosofía que trata del ser y sus principios la metafísica griega
Traducciones

metafísica

метафизика

metafísica

metafyzika

metafísica

metafysik

metafísica

Metaphysik

metafísica

metaphysics

metafísica

metafiziko

metafísica

metafüüsika

metafísica

metafysiikka

metafísica

métaphysique

metafísica

מטאפיסיקה

metafísica

形而上学

metafísica

metaphysica

metafísica

metafysica

metafísica

metafísica

metafísica

metafizică

metafísica

metafysik

metafísica

metafizik

metafísica

形而上学

metafísica

metafisica

metafísica

Metafizyka

metafísica

形而上學

metafísica

SFmetaphysics sing
Ejemplos ?
No comprenderán, imposible, por ejemplo, a Carlyle cuando nos habla de la adoración legítima del mito mientras es sincera; no comprenderán, imposible, a Marillior cuando distingue el mito racional de la última razón metafísica de la religión.
De día en día la filosofía se hace estadista, positiva, financiera, histórica, industrial, literaria en vez de ideológica y psicológica: ha sido definida por una alta celebridad del pensamiento nuevo, la ciencia de las generalidades. Tocaremos, pues, de paso la metafísica del individuo para ocuparnos de la metafísica del pueblo.
En esta ciencia constituye regla general acentuar intensamente el dominio del cerebro sobre el organismo, pero todo lo que pudiera suponer una independencia de la vida anímica de las alteraciones orgánicas comprobables o una espontaneidad en sus manifestaciones asusta hoy al psiquiatra, como si su reconocimiento hubiera de traer consigo nuevamente los tiempos del naturalismo y de la esencia metafísica del alma.
En los ramos de apología de la Religión, moralista y metafísica, economía política, derecho público, principios de la legislación y diplomacia, tratados de elocuencia, historia y crítica literaria, historia y viajes, agricultura, jardinería y ocupaciones campestres, es copiosa y completa, y creo que Ud.
Rechazando por metafísica la suposición de Barreda sobre la posibilidad de impulsar el desarrollo nacional con el mero establecimiento de la legalidad constitucional y las instituciones liberales, abogaba por la necesidad de un poder fuerte, un jefe indiscutido (Porfirio Díaz), que concitara en su persona la “fe” y el “temor” indispensables para hacer funcionar un gobierno efectivo.
Los preceptos y los dogmas sagrados son útiles, luminosos y de evidencia metafísica; todos debemos profesarlos, mas este deber es moral, no político.
Has pasado, pues, de lo abstracto a lo concreto y de lo concreto a lo genérico, de la mujer a una mujer y de una mujer a las mujeres. –¡Vaya una metafísica!
—El mundo material —continúo Dupin— abunda en muy estrictas analogías con el espiritual; y así se ha dado algún color de verdad al dogma retórico de que la metáfora o el símil pueda ser empleada para dar más fuerza a un pensamiento o embellecer una descripción. El principio de vis inertiæ, por ejemplo, parece idéntico en física y metafísica.
Pero ocurre que semejante atribución exacta no es posible, que a cada configuración anatómica pueden referirse como efectos los productos culturales más distantes y que el ridículo salta a la vista cuando se lee, según se lee en el libro de Hammon, que el cráneo del homo alpinus, es decir, del honrado suizo, produce una enorme capacidad tributaria, y una gran afición a montar en bicicleta, o aquella patochada del gran Buckle que derivaba la aptitud de los indios para la metafísica de que se alimentaban con arroz.
Y Sócrates no había dicho que él no creyese en todo aquello, aunque tampoco afirmaba la realidad de lo descrito con la obstinada seguridad de un fanático; pero esto no era de extrañar en quien, aun respecto de las propias ideas, como las que había expuesto para defender la inmortalidad del alma, admitía con abnegación de las ilusiones y del orgullo, la posibilidad metafísica de que las cosas no fueran como él se las figuraba.
En el artículo sobre la lengua de las artes, número 9, según se copió exactamente en el cuarto cuaderno, decía, que «la obra más admirable de poesía, de escultura y de pintura, o los sistemas más bien acabados de Física, de Metafísica y de Moral, no suponen ni tanta inteligencia, ni tanta sagacidad, ni tanto genio como los telares de hacer medias, de tejer paños, o las máquinas de hilar estambre.
Aquí hace punto, sin dar más luz, y continúa echando el resto: «Yo estoy por lo real, y vosotros por lo imaginario; yo, por la física; vosotros, por la metafísica...