merlín

merlín

(Del fr. merlin < neerlandés marling .)
s. m. NÁUTICA Cabo delgado de cáñamo alquitranado que se usa a bordo para cosiduras y usos semejantes.

Merlín (Myrddhinn)

 
lit. Mago famoso del ciclo bretón. Es un personaje de los libros de caballerías. Aparece en la leyenda de la Dama del Lago, desde el sepulcro de la cual lanza sus profecías.
Traducciones

merlín

merlino

Merlín

SMMerlin
saber más que Merlínto know all there is to know
Ejemplos ?
Concluye al fin volver adonde era la tumba de Merlín y en esa cueva allí tanto gritar y en tal manera que el frío mármol a piedad se mueva; que ya viva Rogelio o ya müera, ya sea alegre o ya fatal la nueva, entonces la sabrá, y así se avenga a aquel mejor consejo que allí tenga.
Con él de Malagís la ciencia vasta volvió en la gruta de Merlín sin tino; con él a Orlando y muchos hizo notos de Dragontina la prisión y el lotos; sin ser vista de aquel anciano puerco la torre huyó en que puesta había sido.
Pero la crítica histórica, al tratar de incorporar a sus narraciones, lo que puede ser cierto entre lo nebuloso de la fábula, se ha encontrado con dos clases de leyendas: Las leyendas puramente imaginativas que no fueron nunca ciertas, tales como la de las sirenas, del ave fénix, del rey Artús, de Merlín el encantador, etc.
Sigüenza compara a Bosch con el inventor de la poesía, macarrónica; una mezela, en boga en- 36 tonces, de los idiomas latino e italiano; con el benedictino Teófilo o Jerónimo Folengius, que escribía con el pseudónimo de Merlín Coccajus.
Y dijo: «Oh Bradamante generosa, no aquí arribada sin deseo divino, ya de ti me anunció desde su losa de Merlín el espíritu adivino que visitar su santa y pétrea fosa debías por insólito camino: aquí estoy para hacerte conocido cuanto de ti ya el cielo ha convenido.
Esta es la antigua gruta fabulosa que edificó Merlín, el sabio mago del que hayas quizá oído decir cosa. Burlado por quien fue Dama del Lago, aquí su tumba está, aquí reposa corrupta ya la carne, donde en pago de dar satisfacción a su requesta, se tendió vivo y muerto aún aquí resta.
El tío Merlín reunía a la condición de listo la fama de célebre, nombre que entre los aldeanos equivale a decidor, oportuno, chistoso; circunstancia que, por sí sola, dice bastante para que todos los lectores comprendan el dominio que el tío Merlín ejercería sobre sus convecinos.
Ya ha tiempo que hasta este cementerio llegué de remotísima comarca, pensando que Merlín un gran misterio supiese que el estudio mío abarca; y, pues te quise ver, tu cautiverio ha un mes que espero aquí junto a su arca, pues él, que la verdad siempre predijo, para hoy fijó el llegarte a su cobijo.» Restó entonces de Aimón la hija turbada suspensa ante el hablar de aquella dueña; y tanto estaba de él maravillada que duda aquello cierto o si lo sueña.
Hablaba de cien dragones, de tesoros y de magos o de castillos enormes con brujas que hacían estragos. Merlín y Arturo encantados con princesas atrapadas entre duques muy malvados y libros de grandes magias.
A aquella estancia, cuya bella tumba guardaba de Merlín cuanto hombre fuera, iban las sombras luego de haber dado las tres prescritas vueltas al trazado.
Y por eso en el concejo se buscaba su opinión al tratarse de aceptar o no la oferta del rumboso madrileño. -¿Qué dice de esto el tío Merlín?
Pero ello, ¿qué es lo que usté teme? El tío Merlín bajó la cabeza, sonrióse, volvió a hacer rayitas en el suelo, y por toda contestación largó otro ¡jummmaaá!