meritoriamente

meritoriamente

adv. Con merecimiento le otorgaron meritoriamente el primer premio.

meritoriamente

 
adv. m. Merecidamente; por mérito; de una manera digna.
Ejemplos ?
Así pues en la campaña 90/91 es meritoriamente Campeón de su grupo de Segunda División B, con Félix Castillo en la presidencia, pero en la Promoción de Ascenso no tiene excesiva fortuna y es superado por la SD Compostela, quedando atrás CD Alcoyano y Deportivo Alavés.
Con esfuerzo y manteniendo siempre la línea trazada por sus fundadores, en esta tercera época, la revista Proa en las Letras y en las Artes, ha alcanzado meritoriamente sus más de setenta números, en una tirada que supera los 17.000 ejemplares y cuya distribución alcanza, entre otros, a México (6000), Chile (5000), Venezuela (2000) Bolivia (500), Uruguay (800), Argentina(2500) Son diversas las empresas que han adoptado a PROA, como presente protocolar hacia sus relaciones.
Su formación económica y comercial viene garantizada por las exigentes pruebas de acceso que, convocadas por el Estado español, son reconocidas meritoriamente tanto a nivel nacional como internacional.
Su padre quería que entrara en el Instituto Indio de Estadística de Calcuta, ya que había pasado meritoriamente la prueba de acceso.
También tiene un puente excelente que muestra que Prince/Christopher es un artesano excelente y, meritoriamente, The Bangles lo lleva con estilo e ingenio».
Abhirati es descrito en el Sutra como una tierra pura en la cual, distintas plantas como los jazmines y las palmeras se mecen suavemente con el viento, generando meritoriamente canciones místicas que no tienen ni la más mínima comparación con la música de este mundo.
Tercero fue el Barça y cuarto el Atlético de Madrid, cumpliendo al fin con el objetivo de acceder a Europa. A la UEFA llegaron el Sevilla, remontando meritoriamente su difícil inicio de temporada, y el Racing de Santander.
Pero sobre todo lo anterior destacan meritoriamente tres realizaciones de su arquitectura militar y religiosa: el castillo y las iglesias de Santa María y San Pedro.
Cabe mencionar que contra todos los pronósticos y con un equipo aguerrido, el Irapuato le ganó meritoriamente el título al León como claro favorito que tenía un equipo mejor formado y con varias figuras.
Zayas, meritoriamente, afrontó el nuevo asalto sin dejar de arrojar descargas de mosquetería sobre las tropas de Girard, una acción que muy probablemente salvó al ejército aliado de la destrucción.
Finalmente en la temporada 1987-88, y sin contar con patrocinador, el Askatuak, de la mano de los norteamericanos Abdul Jeelani y Lance Berwald y bajo la dirección de 'Boliche' Domínguez logra, meritoriamente y tras nueve años de travesía en el desierto, la vuelta a la máxima competición nacional.
En el torneo, sólo cedió un set ante Russell, y consiguió ganarse meritoriamente su clasificación para el cuadro principal de Roland Garros.