meretricio

meretricio, a

1. adj. De las meretrices o prostitutas.
2. s. m. Relación sexual con una meretriz o prostituta.
Traducciones

meretricio

meretricio
Ejemplos ?
En la práctica las atracciones turísticas del juego y el meretricio eran la fuente principal de ingresos que percibía el fisco veneciano para sostenerse desde 1750, además de depender de las concesiones de cargos públicos a una aristocracia de menguante riqueza.
Aquí se supone que se dedicó a la prostitución ocasional para pagar el alquiler, aunque este dato no es seguro, y hay fuentes que niegan que esta mujer hubiera ejercido el meretricio profesional.
No hay certeza de la fecha cuando la mujer comenzó a dedicarse a la prostitución, pero James Murray, un ex cliente, declaró a la policía que tenía conocimiento de que la chica había estado ejerciendo el meretricio en las áreas de Whitechapel, Shoreditch, Bow, durante ocho años antes de producirse su deceso.
A raíz del robo millonario, que se perpetró en la antigua contrata de la ex Hacienda Casa Grande, en el año de 1960 y ante la proliferación de mujeres que se dedicaban al meretricio clandestino, en los campos con caña, ésta negociación solicita, ante las autoridades competentes se aperture una dependencia policial de la Policía de Investigaciones de Perú.
Frente a la plaza Francia se encuentra el café-bar La Biela, que, con su amplia terraza, reunió y reúne a figuras de la política, las artes, el periodismo, la publicidad, el deporte y el meretricio caro.
Románticas (1902) El caballero de la muerte (1909) Del amor, del dolor y del misterio (1915) Dietario sentimental (1916) Nocturnos de otoño (1920) Los ojos de los fantasmas (1920, segunda edición, Buenos Aires, 1924) Ruta emocional de Madrid (1935) La cofradía de la pirueta (1912) Rosas de meretricio (1917) La copa de Verlaine (1918) Aventuras extraordinarias de Garcín de Tudela (1919) La torre de los siete jorobados (1920), llevada al cine en 1944 por Edgar Neville El sacrificio (1922) La calavera de Atahualpa (1934)
El caso llegó al Poder Judicial, que le dio la razón una de las bailarinas por inavasión a la privacidad mas no por ejercicio del meretricio.
El abogado Chamlee y el resto de la defensa hicieron constar que ejercer el meretricio en un tren estaba castigado por las leyes de Tennessee y Alabama y que esto hacía muy dudoso el testimonio de las dos "víctimas", pues ellas pudieron acusar de violación a los nueve detenidos sólo para salvarse de una segura condena por prostitución pública.