mercantilismo


Búsquedas relacionadas con mercantilismo: liberalismo

mercantilismo

1. s. m. Espíritu mercantil o excesiva preocupación por la ganancia en cosas que no deben ser objeto de comercio.
2. ECONOMÍA Sistema económico que da importancia primordial al desarrollo del comercio, en especial al de exportación, y funda la riqueza de un país en la posesión de metales preciosos.

mercantilismo

 
m. Espíritu mercantil, esp. aplicado a cosas que no deben ser objeto de comercio.
econ. polít. Doctrina económica y política, según la cual la riqueza de una nación se funda en la abundancia de moneda de oro o plata. Para acrecentarla, es preciso explotar todos los yacimientos de metales preciosos y lograr que el valor de las exportaciones supere al de las importaciones, logrando una balanza comercial favorable. El mercantilismo apareció en el s. XVI y estuvo vigente hasta el s. XVIII siendo sus principales promotores Thomas Mun, en Inglaterra, y Jean-Baptiste Colbert, en Francia.
Traducciones

mercantilismo

mercantilismo

mercantilismo

Merkantilismus

mercantilismo

mercantilisme

mercantilismo

меркантилизм

mercantilismo

mercantilisme

mercantilismo

Merkantylizm

mercantilismo

Меркантилизъм

mercantilismo

重商主义

mercantilismo

重商主義

mercantilismo

merkantilisme

mercantilismo

Merkantilismi

mercantilismo

מרקנטיליזם

mercantilismo

重商主義

mercantilismo

SMmercantilism
Ejemplos ?
El mercantilismo marca el final de la forma clásica de entender la economía en la Edad Media (la crematística), inspirada en Aristóteles y Platón, que rechazaba la acumulación de riquezas y los préstamos con interés (vinculados al pecado de usura) debido a que la práctica totalidad de la actividad económica estaba basada en la agricultura, siendo el comercio muy limitado y reducido a nivel local.
El mercantilismo sugiere que el gobierno dirigente de una nación debería buscar la consecución de esos objetivos mediante una política proteccionista sobre su economía, favoreciendo la exportación y desfavoreciendo la importación, sobre todo mediante la imposición de aranceles.
El mercantilismo entró en crisis a finales del siglo XVIII y prácticamente desapareció para mediados del XIX, ante la aparición de las nuevas teorías fisiócratas y liberales, las cuales ayudaron a Europa a recuperarse de la profunda crisis del siglo XVII y las catastróficas Guerras Revolucionarias Francesas.
El mercantilismo es el conjunto de ideas económicas que consideran que la prosperidad de una nación-estado depende del capital que pueda tener, y que el volumen global de comercio mundial es inalterable.
El brutal mercantilismo de América, su espíritu materialista, su indiferencia por el aspecto poético de las cosas, su falta de imaginación y de elevados ideales inalcanzables, provienen de que ese país ha adoptado por héroe nacional a un hombre que, según su propia confesión, fue incapaz de mentir y no exagero al afirmar que la historia de George Washington y del cerezo han hecho más daño, y en un plazo más corto, que cualquier otro cuento de finalidad ética y moral" CYRIL.- ¡Querido Vivian!...
Bajo este espíritu, compañeros diputados, nació la Constitución mexicana, como marco jurídico de nuestro pacto social; por ello, destrozó las posiciones jurídicas del mercantilismo y abrió el cauce a los derechos sociales de campesinos y obreros, depositando en la nación el derecho de imponer a la propiedad privada las modalidades que reclame el interés popular para mantener y distribuir la riqueza, los bienes y servicios públicos, persiguiendo en todo tiempo el equilibrio democrático entre los factores que intervienen en el proceso de la producción.
Hoy ya no inspira entusiasmo lo serio, sino el can-can, y en leal consorcio van la duda con el sarcasmo. Hoy es el mercantilismo la vida del pensamiento; es Dios el tanto por ciento y es su altar el egoísmo.
La luz avanza, y el siglo xx, tenemos fe en ello, verá desaparecer muchas estupideces y barbaridades inventa- das y mantenidas ix r la conveniencia del mercantilismo ro- mano.
La fiesta patriótica organizada por el Club de Gimnasia y Esgrima en honor del general Frías el 9 de julio de1889, levantó el espíritu del mercantilismo político en que vivíamos, recordando que sobre las miserias de la época y de los gobernantes endiosados por la adulación, debíamos reverenciar a los próceres de la independencia, modelos de virtud, abnegación y desinterés.
Desde una doctrina económica muy moderna para la época (comparable ya no al mercantilismo, sino a la fisiocracia), se percibían como antieconómicas para el propio estado, además de muy gravosas e injustas, pues recaían únicamente sobre la parte productiva de la población: el común o pueblo llano, pues nobleza y clero, que ya se libraban de otros impuestos por razón de su condición privilegiada, también se libraban de estos por disponer de cosechas propias y no tener que acudir a los puestos públicos, que era donde se cobraban casi todos estos gravámenes, especialmente los millones y los cientos.
Con escasas excepciones, no hay referencias a personajes o acontecimientos actuales, con lo que sus comentarios tienden, necesariamente, a generalizar. Expresa su frustración con la apatía y la decadencia del público, con el mercantilismo y con los medios de comunicación.
En el siglo XVI el mercantilismo, sistema económico optado por la Corona, fomentó la Minería, específicamente, la obtención de metales, para poder enriquecer a la Metrópolis.