merar

(redireccionado de meran)

merar

(Del cat. amarar, amerar.)
v. tr. Mezclar una bebida con otra para mejorar su calidad o para suavizarla mera el agua con vino.

merar

 
tr. Mezclar [un licor] con otro, o para aumentarle la virtud y calidad, o para templársela. Se aplica esp. cuando el agua se mezcla con vino.

merar


Participio Pasado: merado
Gerundio: merando

Presente Indicativo
yo mero
tú meras
Ud./él/ella mera
nosotros, -as meramos
vosotros, -as meráis
Uds./ellos/ellas meran
Imperfecto
yo meraba
tú merabas
Ud./él/ella meraba
nosotros, -as merábamos
vosotros, -as merabais
Uds./ellos/ellas meraban
Futuro
yo meraré
tú merarás
Ud./él/ella merará
nosotros, -as meraremos
vosotros, -as meraréis
Uds./ellos/ellas merarán
Pretérito
yo meré
tú meraste
Ud./él/ella meró
nosotros, -as meramos
vosotros, -as merasteis
Uds./ellos/ellas meraron
Condicional
yo meraría
tú merarías
Ud./él/ella meraría
nosotros, -as meraríamos
vosotros, -as meraríais
Uds./ellos/ellas merarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo merara
tú meraras
Ud./él/ella merara
nosotros, -as meráramos
vosotros, -as merarais
Uds./ellos/ellas meraran
yo merase
tú merases
Ud./él/ella merase
nosotros, -as merásemos
vosotros, -as meraseis
Uds./ellos/ellas merasen
Presente de Subjuntivo
yo mere
tú meres
Ud./él/ella mere
nosotros, -as meremos
vosotros, -as meréis
Uds./ellos/ellas meren
Futuro de Subjuntivo
yo merare
tú merares
Ud./él/ella merare
nosotros, -as meráremos
vosotros, -as merareis
Uds./ellos/ellas meraren
Imperativo
mera (tú)
mere (Ud./él/ella)
merad (vosotros, -as)
meren (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había merado
tú habías merado
Ud./él/ella había merado
nosotros, -as habíamos merado
vosotros, -as habíais merado
Uds./ellos/ellas habían merado
Futuro Perfecto
yo habré merado
tú habrás merado
Ud./él/ella habrá merado
nosotros, -as habremos merado
vosotros, -as habréis merado
Uds./ellos/ellas habrán merado
Pretérito Perfecto
yo he merado
tú has merado
Ud./él/ella ha merado
nosotros, -as hemos merado
vosotros, -as habéis merado
Uds./ellos/ellas han merado
Condicional Anterior
yo habría merado
tú habrías merado
Ud./él/ella habría merado
nosotros, -as habríamos merado
vosotros, -as habríais merado
Uds./ellos/ellas habrían merado
Pretérito Anterior
yo hube merado
tú hubiste merado
Ud./él/ella hubo merado
nosotros, -as hubimos merado
vosotros, -as hubísteis merado
Uds./ellos/ellas hubieron merado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya merado
tú hayas merado
Ud./él/ella haya merado
nosotros, -as hayamos merado
vosotros, -as hayáis merado
Uds./ellos/ellas hayan merado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera merado
tú hubieras merado
Ud./él/ella hubiera merado
nosotros, -as hubiéramos merado
vosotros, -as hubierais merado
Uds./ellos/ellas hubieran merado
Presente Continuo
yo estoy merando
tú estás merando
Ud./él/ella está merando
nosotros, -as estamos merando
vosotros, -as estáis merando
Uds./ellos/ellas están merando
Pretérito Continuo
yo estuve merando
tú estuviste merando
Ud./él/ella estuvo merando
nosotros, -as estuvimos merando
vosotros, -as estuvisteis merando
Uds./ellos/ellas estuvieron merando
Imperfecto Continuo
yo estaba merando
tú estabas merando
Ud./él/ella estaba merando
nosotros, -as estábamos merando
vosotros, -as estabais merando
Uds./ellos/ellas estaban merando
Futuro Continuo
yo estaré merando
tú estarás merando
Ud./él/ella estará merando
nosotros, -as estaremos merando
vosotros, -as estaréis merando
Uds./ellos/ellas estarán merando
Condicional Continuo
yo estaría merando
tú estarías merando
Ud./él/ella estaría merando
nosotros, -as estaríamos merando
vosotros, -as estaríais merando
Uds./ellos/ellas estarían merando
Ejemplos ?
Ese mismo día llega desde Marsella la señora de Saint-Meran, la madre de la primera esposa del fiscal y abuela de Valentine, para acudir al próximo enlace de su nieta.
Pero la noche de la fuga la señora de Saint-Meran muere envenenada, pidiendo en su lecho de muerte que tenga lugar la boda entre su nieta y el general d'Épinay.
ranz Ludwig Johann Baptist, Graf von Meran (Viena, 11 de marzo de 1839 - Opatija, actual Croacia, 27 de marzo de 1891) fue un noble de Austria y primer conde de Merano (ciudad surtirolesa, desde 1918 italiana, llamada en alemán Meran).
De su matrimonio con la condesa Teresa de Lamberg (1836-1913) nacieron siete hijos: Condesa Ana María (1864-1935) Condesa María Juana (1865-1935) Juan Esteban, Conde de Meran (1867-1947)...
De sus tres hermanas, Gertrude de Andechs-Meran (1185 – 24 de septiembre de 1213) fue la primera esposa de Andrés II de Hungría y madre de Santa Isabel de Hungría; Matilde se convirtió en Abadesa de Kitzingen; mientras que Inés, una belleza famosa, fue hecha la esposa ilegal de Felipe Augusto de Francia en 1196, tras repudiar a su esposa legal, Ingeborg; pero esta fue a su vez repudiada en 1200, después de que el papa Inocencio pusiera su reinado en Francia bajo entredicho por no respetar la sagrada institución del matrimonio (un ejemplo posterior de esto mismo se dio con Enrique VIII, que no se retiró y decidió crear su propia Iglesia, la Anglicana).
Alicia permaneció en Kreuzlingen durante dos años, pero después de una breve estancia en una clínica de Meran fue dada de alta y comenzó una existencia itinerante de incógnito por Europa Central.
Cuando desaparecieron los duques de Andechs-Meran en la línea masculina directa en 1248, la región entera fue anexionada al obispo de Bamberg.
El teatro y cine Leo Sternbach Franz Graf von Meran Theodor Billroth Dobreć Ičići Ika Mala Učka Opatija Oprič Pobri Poljane Vela Učka Veprinac
Durante los tres meses que pasó en Meran en la primavera de 1922 consolidó por vía epistolar su relación con la escritora, traductora y periodista checa Milena Jesenskà, casada, a quien había conocido a principios de 1920.
En la traducción de los topónimos, se llevaron a cabo varias de metodologías: Uso de topónimos italianos que existían previamente: p.ej. (Bozen- Bolzano, Meran- Merano); Uso de antiguos nombres de campamentos romanos en el área: p.ej.
Caderousse le cuenta a Busoni que en la casa donde vive la señora De La Richardais y que fue propiedad de los antiguos suegros de Villefort, los Saint-Meran de Marsella, el fiscal Villefort mantenía relaciones con Hermine Danglars, la mujer del banquero, y que tuvieron allí, sin que nadie lo supiera, un hijo bastardo que creyeron muerto al nacer y enterraron vivo en el jardín de la casa.
En la elaboración de este diccionario Czeike contó con la ayuda de su mujer Helga, que también fue coautora de otras obras suyas. Felix Czeike falleció el 26 de abril de 2006 durante un viaje a Meran.