Ejemplos ?
Consagrado en el templo del Buen Pastor, en Santiago, el 18 de octubre de 1955 por Monseñor Ramón Munita Eyzaguirre, Obispo de Puerto Montt. Su lema episcopal fue Gressus meos dirige -mis pasos dirige-.
Una inscripción quedó escrita bajo la estatua después del asalto francés: In petra exaltavit me, et nunc exaltavi caput meum super inimicos meos (El Señor me levantó sobre una roca, y ahora elevo mi cabeza sobre mis enemigos).
La frase es a menudo citada en latín como "Noli turbare circulos meos", pero no hay evidencia de que Arquímedes pronunciara esas palabras y no aparecen en los relatos de Plutarco.
La administración de este patrimonio empujó al linaje a desarrollar estrategias organizativas vinculando la gestión de sus castillos a familias y linajes fieles a su casa. En 1054 el vizconde Ramon Folc I de Cardona daba ya una lista de "omnes meos castellanos" en su primer testamento conocido.
Como predicativo de un complemento directo, con los verbos que significan 'dar, entregar' (dare, tradere), 'tomar, pedir' (sumere, suscipere): Edendum sumunt panem 'Toman el pan para comérselo'; Tibi filios meos educandos do 'te entrego mis hijos para educarlos'.
Esto crea una polaridad en la transcripción, donde los genes cierran el tercio final del genoma, transcribiendo en la máxima abundancia, mientras los del 5º final están al meos listos para ser transcriptos, desde el RDRP hay más oportunidades de terminar.
Ego Garsia, gratia Dei Pampilonensium rex, placuit michi libenti animo et spontanea voluntate et facio vobis hanc cartam homines de Petralta, siue infançones, sive villanos, sive francos, propter quod fuistis meos fideles quando venit ille imperator et non me falistis, et propter quod fuistis meos fideles quando venit ille imperator et non me falistis, et propter quod populetis surssum in illa penna (...)" (28 de febrero de 1.144) En 1378, durante la guerra con Castilla los peralteses tras resistir un asedio salieron a reconquistar la plaza de Funes, que estaba en poder del enemigo.
En 2015 retoman la edición de cómics en España, con tiradas que no superan los 100 ejemplares y vendiendo sus títulos en ferias y mercados y a través de internet, editando así los tebeos Kyô, de Dani de Castro y Álvaro Martínez, y Donde perran los meos, de Carlos Jiménez.
La leyenda de la moneda está tomada de los Salmos, y alude al auxilio divino en favor de la justicia: Anverso: DOMINUS MICHI ADVITOR ET EGO DISPICIAM INIMICOS MEOS E Reverso: PETRVS DEI GRACIA REX CASTELLE E LEGIONIS E M CCC LXXXX VIII En el reverso aparece el año de acuñación: 1398 de la Era Hispánica (corresponde al 1360 d.
Hickson - Dublin Verses by Members of Trinity College -, London 1895 Gordon L. Herries Davies - Hosce meos filios -, Amsterdam 1991 C.
sobre el salmo 118, a Nepociano, "De vita clericorum"), explicando aquellas palabras "Revela oculos meos...
Fue por muchos años el más grande y más ardoroso cirujano práctico en Londres. Sus días laborales no eran meos de dieciséis o diecisiete horas.