Ejemplos ?
La provincia de los menstruos corrientes asígnala el mismo autor en el libro de los dioses selectos a Juno, que es la reina de los elegidos.
Así la vemos cuando niña, en llegando a la edad de los menstruos, sorprendida, llena de pánico o confusa y avergonzada, cuando ha lugar su primer flujo menstrual que la revoluciona y no acierta a comprender la causa, por más que lo pregunte a sus ignorantes compañeras o a su madre que tampoco lo sabe, y si algo le explican no es tampoco la verdad.
Todos éstos son de los llamados selectos. Pero también se halla allí la diosa Mena, que preside los menstruos al correr. Esta, aunque es hija de Júpiter, es plebeya.
Esto mismo confiere Libera, que es Ceres o Venus, a las hembras. Da Juno, la elegida, pero no sola, sino con Mena, hija de Júpiter, los menstruos corrientes para el crecimiento de lo concebido.