menesteroso

(redireccionado de menesterosas)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con menesterosas: mezquino, muladar

menesteroso, a

adj./ s. Que no tiene lo necesario para vivir en la iglesia dan de comer a los menesterosos. necesitado, pobre

menesteroso, -sa

 
adj.-s. Falto, necesitado, que carece de una cosa o de muchas.

menesteroso, -sa

(meneste'ɾoso, -sa)
abreviación
1. que no cuenta con lo necesario para vivir una existencia menesterosa por las calles de la ciudad
2. que necesita algo Era menesteroso de afecto materno.
Sinónimos

menesteroso

, menesterosa
adjetivo y sustantivo
Traducciones

menesteroso

vide

menesteroso

/a
A. ADJneedy
B. SM/F los menesterososthe needy
Ejemplos ?
Fue reconocido por su generosidad, respondiendo a todas las peticiones de ayuda de las familias menesterosas de Roma con largas sumas de dinero de su propio bolsillo.
La señora Saviñón dispuso que "para el colegio se deberían destinar 200 mil pesos de ese entonces y para el monte de piedad estableció que se dedicaran 300 mil pesos, que debería llevar el nombre de Luz Saviñón y que tendría por objeto: 'Beneficiar a las clases menesterosas, otorgando crédito prendario a un tipo de interés menor que las instituciones privadas de la misma especie, procurando su desarrollo y progreso, dotándola de elementos bastantes para su mantenimiento y adelanto...' " Por disposición de la fundadora su naturaleza o carácter es perpetua, es decir, permanecerá para siempre.
Antonio González Guevara" se ubica en la ciudad de Tepic, Nayarit; México históricamente se remonta al 5 de julio de 1791 en que fue fundado con el nombre de Hospital de San José por el Dr. Juan de Zelayeta con el objetivo de brindar atención a personas menesterosas, todo ello con carácter caritativo.
Luego obtiene el título de Licenciatura en Jurisprudencia, el 16 de noviembre de 1898, en la Universidad Central de Honduras, siendo su tesis: El establecimiento de las máquinas ha mejorado la condición de las clases menesterosas- El 30 de noviembre del mismo año se acreditó como abogado y notario.
Seipel vino al mundo en un pobre edificio —típico de las clases menesterosas de la capital—, sito en el número 48 de la Märzstrasse del distrito 15 de Viena, el 19 de julio de 1876.
Por eso no sorprende que en 1863 la consulta para decidir si tomar la forma monárquica de gobierno resulte abrumadoramente ganadora, consulta por la cual se instaura el Segundo Imperio Méxicano a cargo del llamado Maximiliano I de México quien es bien recibido en su paso por la villa los siguientes años, por eso en 1865 los dirigentes de los barrios de Azcapotzalco se dirigen a la Junta Protectora de las Clases Menesterosas...
El objetivo de la Fundación era aliviar los sufrimientos y necesidades de las personas menesterosas mediante las siguientes instituciones: La Casa de los Socorros, hospitales en Tlaxcala, escuelas de instrucción elemental cuidando la moral católica, pago de colegiaturas a condición de altas calificaciones, ministración de cantidades de dinero a familias necesitadas preferentemente católicas y otras obras de beneficencia.
Pese a que sus personajes excluyan a las clases menesterosas, siempre hay, a través de los criados, una descripción muy crítica con respecto a las formas de crueldad y de frialdad sentimental de las figuras que tienen la palabra: la alta clase media.
Con esa investidura instaló nuevos tribunales de justicia para la ciudad de Buenos Aires, proyectó un nuevo ordenamiento para las Universidades de Córdoba y de Buenos Aires, reunió un Congreso Pedagógico, y puso en marcha las Escuelas de Artes y Oficios para formar operarios capacitados («preciso será reconocer que este deber social asume proyecciones mayores cuando se trata de las clases obreras e industriales, las más desvalidas y menesterosas»).
Gracias a la generosidad de gentes caritativas y a la cooperación del Estado sobrevivió con vigor y suficiente capacidad para cumplir con su noble deber de prodigar salud a las clases menesterosas.
El problema afectaba especialmente a las ciudades de cierta importancia, como lo reflejan las actas del Ayuntmiento de Madrid en las que aparecen los problemas que tenía para intentar remediar la situación y también las medidas que se pusieron en marcha que recordaban las que adoptaban las autoridades en el Antiguo Régimen: “desde la puesta en venta de pan de ínfima calidad y las suscripciones en el vecindario con destino a dar raciones diarias a las clases menesterosas, hasta el tradicional reparto de potaje en los centros de beneficencia”.
Los numerosos médicos modestos, excluidos de las altas esferas, hubieron de asistir principalmente a personas menesterosas y, por tanto, ellos mismos siguieron siendo pobres.