mena

mena

(Del cat. mena.)
1. s. f. MINERÍA Parte del filón que contiene minerales útiles que requieren un proceso de elaboración para poder ser utilizados en la industria.
2. MINERÍA Mineral beneficiable.

mena

(Del lat. maena < gr. maine.)
s. f. ZOOLOGÍA Pez teleósteo marino, pequeño, de cuerpo alto y comprimido, de color metálico con manchas negras y aletas pardas, que vive cerca de la costa y es comestible. chucla
NOTA: Nombre científico: (Moena vulgaris.)

mena

(De origen incierto.)
s. f. NÁUTICA Grosor de un cabo medido por su circunferencia.

mena

 
f. mineral. Mineral metalífero, tal como se extrae del criadero.
Materia bruta de un filón o criadero, de la cual se beneficia un metal.

mena

('mena)
sustantivo femenino
mineral en bruto sin procesar una mena de pirita
Traducciones

mena

ore

mena

ركاز

mena

rudy

mena

μεταλλεύματος

mena

руда

mena

mena

mena

Malm

mena

แร่

mena

SFore
Ejemplos ?
Ciro Vicente Vera, secretario Dr. Marcos Ortiz A., Tesorero Municipal Sr. Miguel T. Mena, Comisario Sr. Emeterio Rodríguez Madero, etc.
También iniciamos un necesario programa de intervención de los verdaderos guetos de pobreza construidos en el pasado, donde se concentraba no sólo la pobreza, sino también la droga, el alcoholismo y la delincuencia, como ocurre por ejemplo, en Bajos de Mena en Puente Alto y La Legua en San Joaquín.
Juan de Mena, puede compararse por la sublimidad de concepción que desplegó en su Laberinto, al autor de la Divina Comedia; y Manrique, en su bíblica elegía a la muerte de su padre, fue como el cisne de la poesía patria que entona al perecer un himno inmortal.
En ese entonces, a pesar de las reservas del Presidente Electo Gustavo Díaz Ordaz, respecto del Secretario de Hacienda, Antonio Ortiz Mena, decidió ratificarlo en su puesto, y durante su sexenio la economía mexicana conoció el período con estabilidad de precios y crecimiento más alto y sostenido en el siglo XX.
Asomábase ya la Primavera por un balcón de rosas y alelíes, y Flora, con dorados borceguíes, alegraba risueña la ribera; tiestos de Talavera prevenía el verano, cuando Marramaquiz, gato romano, aviso tuvo cierto de Maulero, un gato de la Mancha, su escudero, que al sol salía Zapaquilda hermosa, cual suele amanecer purpúrea rosa entre las hojas de la verde cama, rubí tan vivo, que parece llama, y que con una dulce cantilena en el arte mayor de Juan de Mena enamoraba el viento.
La víspera de la ejecución de Antequera y de su alguacil mayor don Juan de Mena hizo publicar su excelencia un bando terrorífico, imponiendo pena de muerte a los que intentasen detener en su camino a la justicia humana.
Todos éstos son de los llamados selectos. Pero también se halla allí la diosa Mena, que preside los menstruos al correr. Esta, aunque es hija de Júpiter, es plebeya.
BURGOS: MERINDADES: Alfoz de Bricia, Alfoz de Santa Gadea, Arija, Berberana, Espinosa de los Monteros, Valle de Losa, Junta de Traslaloma, Junta de Villalba de Losa, Jurisdicción de San Zadornil, Medina de Pomar, Merindad de Cuesta-Urría, Merindad de Montija, Merindad de Sotoscueva, Merindad de Valdeporres, Merindad de Valdivielso, Trespaderne, Valle de Manzanedo, Valle de Mena, Valle de Tobalina, Valle de Valdebezana, Valle de Zamanzas, Villarcayo de Merindad de Castilla la Vieja.
Según este método de interpretación retrospectiva, me ha parecido que una versión castellana calcada sobre el habla de los poetas castellanos del siglo XV —para tomar un término medio correlativo—, como Juan de Mena, Manrique o el marqués de Santillana, cuando la lengua romance, libre de sus primeras ataduras, empezó a fijarse, marcando la transición entre el período ante—clásico y el clásico de la literatura española, sería quizá la mejor traducción que pudiera hacerse, por su estructura y su fisonomía idiomática, acercándose más al tipo del original.
La provincia de los menstruos corrientes asígnala el mismo autor en el libro de los dioses selectos a Juno, que es la reina de los elegidos. Lucina, como Juno, con la susodicha Mena, su hijastra, preside la menstruación.
Nombrar nuestra delegación parlamentaria integrada por los compañeros: David Mena, Jorge Villacorta, Marisol Galindo y Dagoberto Gutiérrez para asistir a las conversaciones.
Las razones que Cervantes i Garcilaso tuvieron para no espresarse como Juan de Mena o Alfonso el Sabio nos asisten hoi para no escribir como los hombres de los siglos XVI i XVIII.